Toallitas desmaquillantes ¿son buena opción?

toallitas desmaquillantes limpieza facial

Enseguida, cuando hablamos de limpieza facial en nuestra mente aparecen distintos productos, siendo las toallitas desmaquillantes uno de estos recursos casi «salvavidas», en un momento de prisa o pereza.

Porque, ¿quién no ha recurrido alguna vez al uso de toallitas desmaquillantes para limpiar el cutis por falta de tiempo?.

Aunque este sea un gesto al que solemos recurrir a menudo, sobre todo cuando la escasez de tiempo y las prisas aprietan, el uso de toallitas para desmaquillar el rostro no termina de ser un cuidado específico, sino más bien podríamos denominarlo complementario.

Toallitas desmaquillantes: un producto complementario para la limpieza facial

Esto seguramente lo habrás comprobado por ti misma/o en alguna ocasión, tras utilizar una toallita para desmaquillar el rostro has notado que permanecen restos de suciedad.

El maquillaje tampoco ha terminado de retirarse por completo y los excedentes del mismo asoman por el rostro.

No es ninguna sorpresa, que incluso las mejores toallitas del mercado, no cuentan con las mismas capacidades o cualidades de otros productos de limpieza, que trabajan a una mayor profundidad en nuestro cutis.

En este sentido, esto no significa que sea un producto que no debamos utilizar, si no que su uso nos exigirá utilizar de forma conjunta productos que ofrezcan un trabajo de limpieza más específico.

De hecho, para aclarar que también creemos que existen toallitas que pueden llegar a ser bastante efectivas, te mostramos las mejores en el siguiente enlace. Sólo tienes que hacer un pequeño click aquí: las mejores toallitas desmaquillantes.

Para continuar, tal y como ocurre con numerosos productos para el cuidado facial, en el mundo de las cosmética la mayoría de los productos que solemos utilizar comprenden ciertas ventajas y desventajas, o mejor dicho, ciertos pros y contras. Esto también ocurre con las toallitas desmaquillantes.

Con este tipo de desmaquillantes faciales, a veces no suele quedar muy claro si son del todo una buena opción a la que recurrir, por ello a lo largo de este artículo queremos hacer un análisis un poco más profundo.

Si quieres conocer a fondo las principales cualidades de este desmaquillante facial solo necesitas un par de minutos para leer toda la información que hemos recopilado a lo largo de estas líneas.

¡Allá vamos!.

Características principales de las toallitas desmaquillantes

La limpieza facial es un tema que requiere cierta delicadeza, constancia y tesón ya que en función de cómo la llevemos a cabo nuestra piel recibirá los tratamientos que aplicamos en el cutis de una mejor o peor forma.

Este hecho es ineludible: la limpieza del rostro es el cuidado más primario que cada día realizamos en nuestra piel y del que dependerán el resto de cuidados.

Además, como ya sabrás, la escasez de limpieza del cutis puede dar lugar a serios problemas cutáneos, como por ejemplo, la aparición de grasa de una forma excesiva o la dilatación desproporcionada de nuestros poros, sin mencionar claro la posibilidad de que se formen infecciones debido a la presencia de bacterias.

Ya que se trata de un tema que contiene importancia, como es normal, los gestos, productos y tratamientos que incluyamos para llevarlo a cabo también deben estar a la misma altura.

Siguiendo esta misma estela, las toallitas desmaquillantes pueden llegar a ser un producto adecuado para limpieza facial, siempre que las combinemos con otros limpiadores.

Pero, cuando hablamos de toallitas en realidad… ¿sabemos bien que características definen a este tipo de productos?. Ante la duda, te lo explicamos enseguida.

Qué es una toallita desmaquillante

La principal cualidad que define a este tipo de limpiadores faciales, utilizados comúnmente para deshacernos del maquillaje, es que se trata de una especie de tejido suave que podemos utilizar directamente sobre la piel.

Concretamente, las toallitas desmaquillantes responden a una estructura muy sencilla de tejidos que están sin tejer.

Este tipo de textil, de tejidos que están sin tejer, se utiliza ampliamente en productos de higiene debido a sus propiedades.

Ahora bien, para completar la función desmaquillante o limpiadora a este tipo de textil se le añade una emulsión que contiene aditivos, como pueden ser por ejemplo, los extractos de ciertas algas.

Igual que ocurre con otros limpiadores faciales esta emulsión, con la que suelen estar impregnadas las toallitas, está normalmente compuesta por dos componentes que actúan en nuestra piel: los agentes surfactantes y los agentes emulsificantes.

Por un lado, los agentes surfactantes nos ayudarán a disolver la suciedad y por otra parte, los agentes emulsificantes, arrastrarán los excedentes de sebo, células o piel muerta y por supuesto, maquillaje.

La combinación de estos dos agentes, incluidos en las toallitas para desmaquillar dará lugar a la acción, al proceso de limpieza que nuestros tejidos tanto aclaman y necesitan.

Pros y contras de utilizar a diario toallitas desmaquillantes

Hemos hecho especial hincapié en que la mayoría de los productos cosméticos que utilizamos para el cuidado facial contienen ventajas y desventajas; las toallitas desmaquillantes también contienen sus propios pros y contras.

Ventajas de utilizar toallitas desmaquillantes

ventajas uso toallitas desmaquillantes

Las toallitas desmaquillantes destacan sobre todo por su comodidad, ya que se trata de un producto de limpieza muy práctico por su tamaño y su facilidad de uso.

Su portabilidad es una de sus mejores ventajas, siendo un producto que puede transportarse fácilmente. Esto lo convierte en un limpiador muy cómodo para utilizar en ocasiones más específicas como por ejemplo viajes.

Gracias a su tamaño podrás llevarlas fácilmente en el interior del bolso, sin la necesidad de tener que incluir para su uso la mitad de tu neceser.

En el inicio lo hemos mencionado, pero queremos volver a destacar la facilidad que conlleva su aplicación en el rostro, siendo una forma muy rápida de limpiar la piel.

Respecto a los distintos tipos de toallitas que existen en el mercado, no podemos olvidarnos de las toallitas que podemos encontrar fácilmente en Mercadona.

Seguramente, no sabes a ciencia cierta hasta que punto puede resultar beneficiosas para tu piel, por ello queremos que conozcas nuestra opinión. Es muy fácil, tan solo tienes que clicar aquí: toallitas desmaquillantes Mercadona, mi opinión.

Desventajas de utilizar toallitas desmaquillantes

Sin duda uno de los principales inconvenientes que comprende el uso de toallitas en el rostro es su función, que está muy limitada y condicionada.

Nos debe quedar muy claro que se trata de un producto de higiene que no cumple los requisitos para llegar a ser un tratamiento de limpieza, mucho más específico.

Se trata de un producto que realiza una limpieza superficial del cutis, logrando retirar el maquillaje o la suciedad solo en las capas más visibles de la piel pero no en el interior de los poros.

Por lo tanto, el uso de las toallitas como producto de limpieza se quedará corto o será insuficiente si utilizamos este limpiador de una forma exclusiva.

Siempre debemos acompañarlo de productos que nos ofrezcan una limpieza más profunda y que penetre de una forma mayor en el interior de los poros.

Por otra parte, el propio gesto que realizamos al extender las toallitas en el rostro puede resultar contraproducente a la larga sobre la piel.

Esto se debe a que se trata de un producto que no requiere aclarado y que con frecuencia contiene una buena cantidad de componentes que usados de una forma continuada, no aportan grandes beneficios a la piel.

Algunos de estos componentes habituales son por ejemplo conservantes, fragancias o alcohol.

Los residuos que aportan los conservantes, tensioactivos o emulsionantes acumulados en nuestra piel, pueden aumentar el riesgo y las posibilidades de sufrir reacciones o alergias.

Para evitarlo, por lo tanto no dudes, aunque no sea estrictamente necesario te recomendamos que siempre tras utilizar una toallita desmaquillante laves tu rostro con abundante agua.

¿Cómo se utilizan las toallitas desmaquillantes?

Es una de sus grandes ventajas, la comodidad con la que podemos hacer uso de las toallitas desmaquillantes.

aplicación toallitas desmaquillantes

Normalmente este tipo de textil viene en un envase que contiene toallitas que podemos utilizar de forma individual, así logramos mantener la higiene durante el proceso.

Su uso es tan sencillo que bastará solo con recorrer con la toallita de una forma suave las zonas del rostro, donde nos interese retirar la suciedad o el maquillaje.

Si su uso contempla también zonas delicadas como por ejemplo el contorno de ojos, no olvides que se trata de una zona bastante vulnerable por lo que retira el maquillaje, la suciedad acumulada con especial cuidado.

En este caso, si limpiamos el contorno de ojos te recomendamos que utilices una toallita por cada ojo, de forma individual, ya que de este modo mantendremos una higiene mucho mayor.

Para finalizar el proceso, aunque no suele estar recomendado en su aplicación o uso, nosotras te aconsejamos que termines la limpieza superficial del rostro con un producto más específico, ya que solo así conseguirás retirar todo la suciedad que se acumula en el interior de los tejidos.

Si no cuentas con mucho tiempo y no puedes aplicar algún limpiador facial de una forma conjunta, al menos finaliza el proceso utilizando una buena cantidad de agua para enjuagar la piel.

Otras opciones (muy válidas) para desmaquillar el cutis

Para dar por finalizado este artículo no queremos dejar en el olvido otras opciones de limpieza muy efectivas y que como hemos añadido, son necesarias para obtener un proceso de limpieza más completo y específico.

Lo primero que queremos aclarar es una confusión bastante frecuente que suele darse con el uso de las toallitas y el uso de las esponjas desmaquillantes. Para aclararlo, tenemos la lectura ideal para ti en este enlace: esponjas desmaquillantes ¿cómo se usan?.

Más allá de las toallitas y esponjas desmaquillantes, muy útiles para realizar una limpieza superficial en la piel, existen otro tipo de desmaquillantes y limpiadores faciales que podemos encasillarlos de la siguiente forma, en tres grandes grupos:

  • Limpiadores al agua.
  • Limpiadores al aceite.
  • Limpiadores bifásicos.

La principal diferencia es su textura, ya que obviamente no es lo mismo utilizar un producto desmaquillante al agua como por ejemplo, el agua micelar o un desmaquillante que cuente con un base más oleosa.

Con esto no queremos decir que un producto limpiador con base al agua resulte mejor que un producto de limpieza con base al aceite, ya que queridas y queridos, decantarnos por uno u otro se trata de algo personal y sobre todo, del tipo de piel con el que gocemos.

Como norma general, los limpiadores al agua, como el agua micelar, junto con los limpiadores bifásicos, suelen ser productos que se adaptan de una forma mejor a cualquier tipo de piel, incluso si cuentas con una dermis más vulnerable o sensible.

Por otra parte si tienes una piel un poco más seca o deshidratada, los limpiadores faciales con base al aceite, de consistencia un poco más densa y oleosa te ofrecerán grandes resultados.

Sin embargo, no podemos dejar pasar esta oportunidad para hablarte de nuestro favorito: el agua micelar.

Lo mejor, es que se trata de un producto que puedes utilizar de forma conjunta con otros limpiadores, como por ejemplo las toallitas, logrando así una limpieza más profunda.

Apostar por soluciones de limpieza que sean multiusos, como el agua micelar, supondrá un acierto para tu piel por distintos motivos.

Los más evidentes son sus tres funciones principales: limpiar, desmaquillar y tonificar.

Para hacerte con una solución micelar fíjate bien en sus componentes, ya que no todas las firmas ofrecen formulaciones adecuadas.

Nuestras formuladas ganadoras son las que contienen sobre todo ingredientes que sean naturales, que estén testadas y sean adecuadas para la piel y la salud y por supuesto, no contengan químicos o agentes artificiales, como parabenos, siliconas.

Para finalizar, cuida tu piel utilizando productos que sean adecuados. Realizar cada día una limpieza profunda de una forma constante se reflejará en tus tejidos no solo de una forma superficial, sino también también en las capas más internas de la piel.

Sigue una limpieza facial de una forma cuidadosa, constantemente y evita productos que no estén testados dermatológicamente o que no sean hipoalergénicos.

Te aseguramos que siguiendo estas pautas no solo ganarás un cutis radiante, sino un piel saludable que se muestra de una forma natural, limpia, sin impurezas.

En definitiva, ¡mímate mucho y mima tu piel! 🙂

cuidados saludables toallitas desmaquillantes

Artículos relacionados
Qué son y cómo eliminar los comedones

¿Quién no ha sentido en alguna ocasión la necesidad de apretarse un granito o una espinilla frente al espejo e Leer más

Exfoliantes faciales Garnier

Tras leer las líneas de este texto, te aseguramos que habrá un antes y un después en tu rutina facial Leer más