Puntos negros y espinillas, ¿cómo prevenirlos?

¿Sabes que la formación de puntos negros y la aparición de espinillas en el rostro, no tiene porque estar relacionado con una limpieza facial poco eficiente?. 

En nuestro caso, sinceramente no estábamos al tanto de este dato porque desde siempre hemos pensando que limpieza facial y reducción de imperfecciones cutáneas de este tipo, iban de la mano.

evitar puntos negros y espinillas

Últimamente, con frecuencia hemos experimentado que nuestra piel con los cambios de tiempo, la llegada del calor por ejemplo y la acumulación de sudor, hace que enseguida aparezca en nuestra piel granitos y lo que se conoce como puntos negros.

También, cuando hacemos cambios en nuestra alimentación y comemos ciertos alimentos con algo más de azúcar, notamos que de igual modo van floreciendo por nuestro rostro. Así que nos hemos preguntado, ¿realmente sabemos porque aparecen los puntos negros y espinillas y cómo debemos prevenirlos?.

De nuevo, nos hemos visto en un aprieto ya que no sabíamos a ciencia cierta dar una respuesta a tremenda pregunta, así que hemos decidido hacer los deberes, informarnos en condiciones y compartir con vosotras y vosotras todo lo que envuelve a este peliagudo tema.

Partiendo de esta investigación, en cierto modo, no se puede negar por completo que una limpieza del cutis eficiente mejora estas y otras imperfecciones que a menudo nuestro rostro contiene, sobre todo si nos referimos al proceso de exfoliación.

Exfoliar la piel, como veremos en las siguientes líneas nos puede ayudar a mejorar ambos problemillas, así que nunca está de más conocer productos exfoliantes de calidad que puedan facilitarnos la limpieza del rostro.

Hemos recopilado aquí los más reconocidos y con mejores propiedades: mejores exfoliantes faciales.

Por otro lado, hemos recopilado en este otro enlace, los exfoliantes más venerados para lidiar con las imperfecciones que se presentan en los rostros masculinos, porque sí, ellos también tienen derecho a cuidar su piel: mejores exfoliantes faciales de hombre.

Si continuamos profundizando en el tema, lo que si queda claro, es que su aparición no depende del todo de la falta de limpieza o al menos no es el único factor que determina la formación de estas anti-estéticas afecciones.

Como en este artículo vamos a enfrentarnos a este tipo de imperfecciones, tan comunes en el cutis, antes de adentrarnos en las principales claves para conseguirlo tampoco consideramos que esté de más aconsejarte que lo ideal siempre es consultar con un experto en temas de la piel, es decir, un dermatólogo/a.

En la consulta del especialista podemos recibir un tratamiento concreto, que esté debidamente prescrito que finalmente acabe con las espinillas.

Sin embargo, existen una serie de cuidados básicos para enfrentarnos a este tema, que enseguida te contamos con mucho cariño y de una forma detallada, ¡ahí vamos!.

Espinillas y puntos negros, ¿qué son exactamente?

Aunque su formación es muy común y se repite de una forma muy habitual en todo tipo de pieles e incluso, en diferentes etapas y edades, con frecuencia tenemos bastante claro que nos incomoda mucho su presencia, pero no nos queda del todo claro qué son exactamente los puntos negros y las espinillas.

En realidad, son el resultado de una gran acumulación de grasa y una continúa oxidación en el cutis; además hay que añadir, para comprender qué son los comedones, puntos negros o pequeños granos, la suma de una cantidad constante de imperfecciones cutáneas.

Si quieres saber más sobre los comedones, aquí puedes encontrar una información más pormenorizada: qué son y cómo eliminar los comedones.

Gracias a esta mencionada oxidación obtendremos este tono oscuro en forma de puntos, que de una forma aleatoria van formándose en ciertas zonas del rostro.

La suciedad que va acumulándose en los poros dilatados, da paso a los puntos de color oscuro que conocemos como puntos negros o espinillas.

Por otro lado, la suciedad que va acumulándose en los poros que se encuentran cerrados y finalmente toman una apariencia en un tono blanquecino, se conoce comúnmente como granitos.

Pero, si prefieres conocer una definición un poco más técnica también podemos constarte que cuando hablamos de puntos negros, en realidad hacemos mención de folículos pilosos que se encuentra en un estado dilatado.

Esta dilatación se debe en gran medida a la acumulación de células muertas, aceites y bacterias. Si nos fijamos en la presencia de dichas bacterias, en la mayoría de los casos su presencia se debe a las conocidas bacterias causadas por el acné.

La bacteria del acné o propionibacterium acnes es la causante principal de la formación de brotes acneicos y comedones.

Al entrar en contacto directo con el aire, finalmente se oxida y por lo tanto se oscurece, obteniendo el mencionado tono oscuro, provocando de este modo el antiestético efecto que ya todas y todos conocemos más que de sobra.

Uno de los productos clave, que no debe faltar en tu lucha contra la formación de brotes de este tipo, es un buen producto exfoliante.

Unas líneas más arriba hemos añadido los mejores, pero ahora nos detenemos para contarte en qué consisten, toma nota pinchando aquí: qué es y para qué sirve el exfoliante.

La 5 mejores claves para eliminarlos definitivamente

Una vez que conocemos mejor qué son los puntos negros y las espinillas, ahora sí, estamos preparadas/os para conocer las mejores fórmulas para acabar definitivamente con su presencia.

Antes de darte 5 pautas que te ayudarán en esta lucha diaria, no queremos olvidarnos de un componente que hasta ahora no habíamos mencionado: el componente genético.

Su aparición puede estar relacionada con la acumulación de grasa, suciedad e incluso una mala alimentación; esto ya lo sabemos.

Pero lo que no sabíamos es que además, en su presencia también hay sumar otro factor, nuestra mismísima genética.

Debido a nuestra genética particular, la predisposición en la formación de estos «indeseables» será mayor o menor menor, independientemente de la limpieza tan efectiva ( e imprescindible) que realicemos a diario.

Aunque la genética será, por lo tanto un factor bastante determinante, como ya sabes no será el único que influye ya que los cuidados que proporcionamos a nuestro rostro y la formulación de los productos que incluimos para ello, jugarán un papel muy importante en su prevención.

De hecho, es tal su importancia que recopilamos algunos de estos componentes, además de las claves que debemos añadir para conseguir prevenir estos pequeños problemas cutáneos, que tantas molestias nos ocasionan.

¡No te preocupes, que conseguiremos ganar esta batalla!.

1. Utiliza ácido salicílico

No hay tratamiento contra la formación de este tipo de imperfecciones que se precie, que no contenga en su formación este componente tan cualificado y apreciado en el mundo de la cosmética, el ácido salicílico.

Se trata, de hecho, del componente estrella contra espinillas y contra puntos oscuros que se encuentra presente de igual modo tanto en cosméticos que los especialistas nos recomiendan a través de preinscripción médica así como algunos cosméticos que podemos encontrar de una forma «libre».

El ácido salicílico actúa como un potente exfoliante que consigue desobstruir los poros que están congestionados debido a los restos de suciedad e impurezas, permitiendo así que la grasa que está acumulada, finalmente se libere.

Sin embargo, aunque su presencia esté en numerosos cosméticos, los porcentajes y las cantidades en las que el ácido salicílico está presente, no son normalmente los más adecuados y necesarios.

En este sentido, para que un limpiador de este tipo, en el que se incluya este ingrediente, actúe eficazmente contra los comedones es necesario que esté presente con un porcentaje de entre el 2 y el 5 %.

Estas concentraciones de ácido salicílico serán suficientes para lidiar con la suciedad que se encuentra obstaculizando nuestros poros y prevenir futuros problemas de acné.

2. No te olvides de la importancia que contiene la limpieza facial

limpieza facial espinillas y puntos negros

Aunque una limpieza deficiente no es la principal pausa de la aparición de ambos «individuos» en nuestro rostro, no debemos olvidarnos que si será muy eficaz realizar cada día una limpieza facial, para mantener a ralla la formación de comedones.

Hay dos momentos que podemos denominar claves a lo largo del día para practicar dicha limpieza. Uno de estos momentos clave tiene lugar durante la mañana, donde liberaremos a nuestros poros del sudor que se va acumulando por la noche, mientras estamos dormidos.

También durante el día conseguimos retirar los excedentes que proceden de la regeneración que nuestra dermis realiza de una manera natural, por las noches, mientras estamos descansando.

Otro de los momentos clave, en el que no debemos prescindir de la limpieza facial es al final del día, ya que en este instante conseguimos deshacernos de la mayoría de las suciedades que suelen obstruir mayormente los poros, tales como maquillaje, sebo, etc.

Al retirar todos estos elementos, estaremos igualmente favoreciendo la acción y la eficacia que contienen los tratamientos para lidiar con los puntos negros.

Por otro lado, también se recomienda incluir un cepillo facial de limpieza eléctrico que sea de calidad.

Este dispositivo nos ayudará a retirar dichos elementos de una forma más profunda, sin que tengamos la necesidad de emplear las manos y además, sin irritar el cutis, ya que se trata de dispositivos especialmente diseñados para limpiar la piel del rostro.

Ahora bien, debemos tener cierto control y no abusar de este tipo de cepillos faciales de limpieza y hacer un uso muy responsable de ellos porque, aunque parezca paradójico, una limpieza excesiva o abrasiva puede dar lugar a daños en la piel y acabar dando paso a brotes de acné.

Por lo tanto, utilizar este tipo de herramientas para la limpieza facial entre dos y tres veces a la semana, será suficiente para mantener una rutina respetuosa y correcta.

Si tienes dudas sobre cómo hay que exfoliar bien el rostro, te aconsejamos esta lectura: cómo exfoliar la piel del rostro.

3. Incluye en tus cuidados cremas con retinoides

La limpieza y la exfoliación son dos prácticas que son necesarias para hacer frente y prevenir este tipo de imperfecciones en la piel, pero sabemos que hay componentes muy adecuados, como sucede con el ácido salicílico que serán vitales en la formulación de los tratamientos que utilicemos.

En este sentido, otro de los componentes que tenemos que incluir, hay un consenso bastante amplio en el ámbito de la cosmética, en que las cremas que incluyen retinoides son bastante efectivas para que los puntos negros no hagan más apariciones estelares.

Las cremas con retinoides, activan el proceso de regeneración de los tejidos; mediante este proceso de regeneración, este tipo de cremas que introducen retinoides, liberan los folículos obstruidos de la carga que los satura, facilitando la eliminación de las espinillas.

De hecho, hay bastantes dermatólogos que prescriben este tipo de cremas como tratamiento inicial para lidiar con este tipo de problemas, tan habitual en el cutis.

Además, como se trata de un componente antiage, seguramente te habrás fijado que muchas cremas anti-edad también cuenta con la presencia de este eficaz ingrediente, el retinol.

4. Utilizar un buen hidratante, es un cuidado esencial

Aunque se suele tender a pensar lo contrario, en las pieles más problemáticas donde este tipo de afecciones se desarrolla de una forma más común, la hidratación juega un papel esencial.

La mayoría de los tratamientos que nos prescribirán en la consulta de un especialista, contienen un alto porcentaje de componentes que actúan como «secantes», para frenar el exceso de grasa.

Al seguir este tipo de tratamientos, conocidos como «secantes», como puedes imaginarte será más necesario que nunca añadir una crema que aporte humectación.

Sin embargo, no será posible añadir cualquier crema hidratante, sino que ésta deberá contener ciertos ingredientes que añadan hidratación, pero sin que añadan grasa, ya que sino, los tratamientos que apliquemos no surtirán nada de efecto, e incluso podemos acabar aportando sebo nada deseado.

Si utilizamos la crema hidratante facial adecuada, con componentes que sean filmógenos pero no-comedogénicos, lograremos contrarrestar la sequedad, compensación la sensación de tirantez que provoca dicho efecto.

De igual modo sucederá, que si solo utilizamos tratamientos en los que se incluyen activos como cosméticos o productos exfoliantes con ácido salicílico, aportar hidratación será imprescindible para lograr un equilibrio en el cutis y evitar que finalmente se altere.

Precisamente, debido a todos los requisitos que debe reunir una crema hidratante de este estilo,  no se trata de una tarea que sea sencilla.

Lo principal, que debemos tener presente, es que se trate de una crema que sea no-comedogénica, tal y como hemos comentando justo en las líneas anteriores.

Las cremas hidratantes no comedogénicas no favorecen la obstrucción de los poros, que acaba dando paso a este tipo de afecciones y problemas cutáneos.

Además, también podemos incorporar hidratantes que contengan ingredientes antisépticos, que funcionen regulando el sebo, evitando de este modo la proliferación microbiana.

Por otro lado, esto también significa que debemos dar la espalda a cremas que contengan derivados del petróleo ya que actúan como oclusivos, favoreciendo la obstrucción.

5. Ayudantes extras… ¡que funcionan!

Como ayuda extra, puedes combinar todos estos consejos que hemos añadido previamente con otros productos como las eficaces tiras anti-poros que puedes colocar directamente en la zonas donde las espinillas se acumulan, como suele ocurrir en la zona T (frente, nariz y barbilla) o utiliza mascarillas tipo «peel oof».

Las mascarillas «peel oof» actúan casi como un peeling; este tipo de prácticas, de limpieza más profunda que retira las capas superficiales del cutis,  se suele llevar a caso en consultas, bajo un control médico.

Puedes conocer sus propiedades clicando en este texto: diferencia entre peeling y exfoliante.

A pesar de que ambos productos, mascarillas y tiras anti-poros, son eficaces, sin embargo, son bastantes agresivos con la piel así que debemos incluirlos de una forma comedida y responsable, restringiendo su uso para no causar daños en el rostro.

Igualmente, te recomendamos evitar una exfoliación que sea muy abrasiva que contenga partículas limpiadoras tipo  gránulo, ya que del mismo modo pueden causar una irritación en la piel que puede ser contraproducente.

Te aconsejamos este listado de exfoliantes caseros, muy suaves y respetuosos con la piel. Pincha en el enlace para conocer qué necesitas, para llevar a cabo su elaboración: exfoliante facial casero.

Con toda la información que finalmente hemos conseguido ofrecerte, creemos que ahora sí, hemos logrado darte toda la información que necesitas para prevenir y hacer frente a los puntos negros y espinillas.

cuidados faciales espinillas y puntos negros

De todos modos, aunque estos productos, componentes y tratamientos pueden ayudarte, será sobre todo la constancia la que acabará haciendo florecer los resultados y que estos cuidados den sus frutos.

No te lo tomes como una tarea, sino como una serie de pautas que ayudarán a que tu piel esté saludable y encima…¡radiante!.

?⭐???

Artículos relacionados
Qué son y cómo eliminar los comedones

¿Quién no ha sentido en alguna ocasión la necesidad de apretarse un granito o una espinilla frente al espejo e Leer más

Exfoliantes faciales Garnier

Tras leer las líneas de este texto, te aseguramos que habrá un antes y un después en tu rutina facial Leer más