Los mejores Sérums para Hombres

A estas alturas no hay duda de que el sérum es un cosmético imprescindible para el cuidado profundo y real de la piel, y eso reza tanto para mujeres como para hombres, así que la pregunta no es si ellos lo necesita, sino qué sérum es mejor para los hombres.

La respuesta es que depende de la piel de cada hombre.

Existen sérums específicos pero, dado que las diferencias entre la piel masculina y la femenina son cuantitativas y no cualitativas (más sebo, en líneas generales; dermis algo más gruesa), los sérums son todos, en realidad, unisex.

Sin embargo la mayoría de los hombres pueden no se sentirán cómodos con los diseños y los olores de muchos sueros, marcadamente femeninos.

Los diseños para ellos suelen ser más sobrios, con colores oscuros y aromas (si los tienen) amaderados y no afrutados, por ejemplo.

A la hora de la verdad lo importante es la calidad del sérum y su efectividad.

Hemos hecho una selección en la que encontrarás sérums para hombres específicamente y sérums unisex, porque nos hemos guiado por los resultados y no solo por una caprichosa asignación a uno u otro sexo.

Todos están elaborados con ingredientes naturales y pueden servirte incluso como sustituto del aftershave.

Nezeni Sérum Facial Antiage

Nezeni Sérum Facial Antiedad

Ver precio y disponibilidad

Empezamos con un sérum magnífico: tiene todo lo que la piel puede necesitar y más.

De base acuosa, es perfecto para todo tipo de pieles. Podrás comprobarlo cuando lo analicemos.

El envase es de metacrilato opaco y el dispensador una bomba airless. No se puede pedir más para preservarlo y conseguir en cada aplicación la dosis exacta.

No se le puede poner una pega al diseño, limpio, fresco y austero. 

Nos entusiasma este sérum y, cuando lo conozcas, te pasará lo mismo. Empecemos con su listado de ingredientes para ir viéndolos uno a uno.

INCI:

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.  

Todos los ingredientes son de origen natural, incluidos los excipientes, y esta es la causa de que caduque a los dos años de haber sido envasado. Este detalle es en realidad una prueba de que es un producto 100% natural y sin fragancias de ningún tipo.

El propanediol es un emulgente con propiedades hidratantes e higroscópicas (atrae la humedad) que suaviza y da elasticidad a la piel, a la vez que calma y crea una película que impide la pérdida de agua sin obstruir los poros.

El caprilyl glycol, derivado del aceite de coco, actúa también como humectante y vehículo, facilitando la penetración de los demás ingredientes; es suavizante y acondicionador, antimicrobiano y ayuda a estabilizar el producto final.

El trío de activos lo integran el Cobiolift (extracto de semilla de quinoa), la vitamina C y el ácido hialurónico.

Lo primero que llama la atención es que están al principio de la lista, tras los vehículos y emulgentes necesarios. Y son solo tres.

El resto de la lista corresponde a excipientes necesarios para conservar y equilibrar la fórmula, están en cantidades ínfimas (no se necesita más), pero son imprescindibles en un producto con base acuosa, para evitar su degradación en poco tiempo. Todos, ya lo hemos dicho, son naturales.

Vamos con los protagonistas.

Cobiolift es la marca registrada del extracto de semillas de quinoa, un compuesto a base de polisacáridos que tiene una increíble capacidad tensora: adaptándose perfectamente a las células y, por lo tanto a la estructura cutánea, actúa como un lifting inmediato.

Es tan efectivo que se conoce como el bótox vegetal (pero no tiene ninguno de los muchos inconvenientes del bótox, que es una toxina). Relaja los músculos faciales, reduciendo las microcontracciones y colaborando así a reducir las arrugas de expresión.

Posee, además, la habilidad (como todo polisacárido) de captar y retener agua y con la vitamina C y el ácido hialurónico conforma un equipo ganador contra las arrugas, la deshidratación y el envejecimiento.

Su acción filmogénica crea una película protectora no oclusiva que impide el exceso de evaporación y restaura la barrera cutánea, facilita la regeneración celular y la producción de colágeno.

Insistimos: el resultado es inmediato, así que este sérum tiene a la vez las ventajas de un sérum diario y de un tratamiento flash.

La quinoa limpia la piel en profundidad, es antiinflamatoria, cicatrizante, regula la producción de sebo y melanina (evita la aparición de manchas y las aclara) y es antioxidante; es rica en vitaminas, proteínas, minerales, aminoácidos y omega 6; estimula la microcirculación cutánea, oxigenando las células y facilitando su limpieza y renovación.

La vitamina C es la más conocida y estudiada y sus beneficios para la piel son innumerables. En este sérum está en forma de uno de sus derivados más estables (ascorbil glucósido) que cuando penetra en la piel se convierte en ácido ascórbico puro.

Hidratante, antioxidante, antiinflamatoria, exfoliante, regeneradora, estimulante de la síntesis de colágeno, fotoprotectora, desinfectante, astringente (pero no agresivamente), cicatrizante, antiirritante, antimanchas, activa la barrera, alisa, suaviza e iguala la superficie del cutis, ayuda a eliminar el acné y devuelve al rostro un aspecto luminoso, fresco y juvenil: a la vitamina C no le falta nada y es hoy en día un imprescindible, por razones obvias.

En cuanto al ácido hialurónico, es el gran hidratante y antiedad, porque rellena la piel, eliminando arrugas y retrasando su aparición. Sus ventajas no se quedan ahí: antiinflamatorio, antimicrobiano, antioxidante, potenciador del colágeno y la elastina, contribuye asimismo a regular la melanina y suavizar las manchas.

En este sérum hay dos tipos de AH, de alto y bajo peso molecular, para que llegue a todos los estratos cutáneos, y un precursor del ácido hialurónico, es decir, un ingrediente cuyo objetivo es impulsar su producción para que sea la piel la que mejore por sus propios medios. Esto ya lo hace el AH, cuya aplicación incrementa la producción natural, pero un precursor lo hace más y mejor.

Como verás este sérum es tan completo que sirve para todo tipo de pieles, incluidas las sensibles, ayuda ante cualquier problema y previene el envejecimiento, incluido el fotoenvejecimiento, retrasándolo y minimizando sus consecuencias.

Es tan efectivo como suave y amable con la piel, hasta el punto de que puedes usarlo como sustituto del afteshave.

Es no graso, muy fresco, penetra rápidamente y sin dejar residuos. Puede que notes cierta tirantez al aplicártelo, consecuencia de su rapidísimo efecto tensor.

Los sérums, al tener ingredientes potentes, en ocasiones producen sensaciones de hormigueo, calor, etc. que son normales y suelen desaparecer en poco tiempo: depende de cada piel y cada sérum.

Notarás tu piel relajada, más suave, más lisa y radiante; las manchas irán desapareciendo, al igual que los granos, el acné y las pequeñas imperfecciones; su superficie y su tono se harán más uniformes.

Su uso continuado produce una mejoría palpable de la piel en todos los sentidos y puedes usarlo tanto de noche como de día, ya que no contiene ningún ingrediente que pueda suponer un problema al contacto con el sol.

Es no comedogénico, hipoalergénico y está dermatológicamente testado: todo para garantizar su idoneidad y evitar cualquier reacción adversa, un punto muy importante en un cosmético que va a llegar a la dermis y tiene una concentración alta de activos.

Para probarlo tienes que dirigirte a la web de Nezeni.com o a Amazon (aquí suelen tenerlo algo más caro).

La guinda es el servicio de atención al cliente de esta marca: si tienes dudas o preguntas te atenderán muy rápidamente, con profesionalidad, claridad y amabilidad.

Para finalizar, te aseguramos que los envíos llegan rápidamente y en perfecto estado. 👍🏻

Skin and Tonic London Naked Beauty Oil

Skin and Tonic London Naked Beauty OilVer precio y disponibilidad

Un sérum con base oleosa pensado para pieles secas y sensibles, pero también perfecto para pieles grasas, mixtas y normales, en un envase adecuado y con un diseño sobrio que hace un pequeño guiño informal con la grafía “a mano”.

Aunque normalmente no somos muy partidarios de los goteros como método de aplicación, en este caso es menos importante porque los sueros oleosos apenas tienen el riesgo de acabar cultivando vida no deseada (bacterias, hongos, etc.) como les pasa a  los acuosos, pero una buena bomba airless sigue siendo, a nuestro entender, la mejor opción: las esencias son muy volátiles y siempre estarán mejor en un envase que no las exponga al exterior.

INCI:

Rosa Canina Seed Oil, Prunus Armeniaca Kernel Oil, Cucurbita Pepo Seed Oil, Rosa Canina Fruit Oil, Rubus Idaeus Seed Oil, Tocopherol. 

Solo seis ingredientes. ¡Nos encanta!

Está demostrado que un buen seŕum no necesita un listado infinito de componentes, sino una selección estudiada y comprobada que aporte equilibrio y sea capaz de tratar la piel en todos los frentes con los elementos justos.

El aceite de rosa mosqueta es uno de los más biocompatibles y excelente para tratar la piel por sus múltiples propiedades.

Es un gran humectante e hidratante gracias a la cantidad de ácidos grasos esenciales (linoleico y oleico entre otros) y a lo bien que se las compone para retener la humedad en la piel sin obstruirla, ya que se trata de un aceite seco y no comedogénico.

Es antioxidante y protege la piel de las agresiones solares; es rico en vitamina A y C, así que es un buen exfoliante que limpia la piel desde dentro y un estimulante de la renovación celular y de la síntesis del colágeno; es antiinflamatorio y calmante; reduce y previene la hiperpigmentación; minimiza las cicatrices, ayuda a la curación de la piel y difumina las arrugas; rellena la dermis e impulsa el sistema autoinmune, aportando nutrición, elasticidad y luminosidad a la piel.

Si tu piel es grasa y con tendencia al acné no creas que este sérum no puede ayudarte: la rosa mosqueta lo mejore mucho y ayuda a regular la producción de sebo cutáneo.

El segundo aceite portador de este sérum es de albaricoque, nutritivo, hidratante, nada graso y muy compatible biológicamente con la piel. 

Es calmante, cicatrizante, suavizante y, gracias a su alto contenido en vitaminas y aminoácidos es antioxidante, protector y limpiador; iguala la tez, eliminando irregularidades (ya sean marcas o arrugas), revitaliza el rostro, es no comedogénico y muy indicado para pieles tanto sensibles y secas como grasas o mixtas.

El aceite de semillas o pipas de calabaza no está a la zaga de los dos anteriores. Rico en minerales como el zinc, en vitaminas como la E y antioxidantes como ácidos grasos esenciales, regenera y defiende la piel, hidrata y es humectante, cura, cicatriza, alisa, suaviza… nada que envidiar a los otros, con los que hace un buen trío, adecuado para tratar todo tipo de piel.

Volvemos a la rosa mosqueta, esta vez un aceite extraído de su fruto y no de las semillas, pero con propiedades muy similares.

El aceite de semillas de frambuesa se suma para incidir en los mismos aspectos: hidratación, antioxidación, protección, redensificación... Rico en tocoferol (vitamina E) y ácidos grasos.

Terminamos con el tocoferol, antoxidante y conservante al mismo tiempo.

Recapitulando, se trata de un sérum antioxidante, rico en ácidos grasos y vitaminas, que cuida y regenera la piel, uniformándola, devolviéndole claridad y vitalidad, calmándola, nutriéndola e hidratándola.

Penetra bien y rápidamente sin dejar residuos pringosos y puedes aplicarlo inmediatamente después del afeitado sin problemas porque ninguno de sus ingredientes es irritante (al contrario).

Tiene un suave olor que desaparece enseguida, es vegano, no contiene perfume ni obstruye los poros y es 100% natural. 

Nos gusta mucho y creemos que puede gustarte a ti también. 😉

Brickell Repairing Night Serum

Brickell Repairing Night SerumVer precio y disponibilidad

Es el primer sérum de nuestra selección con la etiqueta “for men” y está diseñado para ser utilizado por la noche, a fin de estimular y mejorar los procesos de reparación nocturna de la piel.

El objetivo es reparador y por la cantidad de ingredientes y su variedad, hay que reconocer que no deja un solo aspecto de la piel sin tratar. Otra cosa es que consiga hacerlo con éxito en todos los sentidos, porque en los sérums el exceso de activos puede llevar a una paradoja: que estén todos en cantidades demasiado escasas como para ser realmente potentes, incluso cuando sus propiedades se solapan. O no. Pruébalo y juzga por ti mismo.

Base acuosa en un envase negro (opaco) y con aplicador airless, lo que nos parece perfecto. Austero y con un cierto aire vintage.

INCI:

Aqua, Sodium Ascorbyl Phosphate, Cassia Angustifolia Seed Polysaccharide, Globularia Cordifolia Callus Culture Extract, Aloe Barbadensis Leaf Extract, Algae Extract, Camelia Oleifera Leaf Extract, Vegetable Glycerin, Rosa Canina Oil, Dimethyl Sulfone, Alpha Arbutin, Ubiquinone, Tocopheryl Acetate, Vaccinium Macrocarpon Oil, Butyrospermum Parkii, Rubus Idaeus Oil, Oenothera Biennis Oil, Vitis Vinifera Seed Oil, Tanacetum Annuum Linnaeus Oil, Niacinamide, Undaria Pinnatifida Cell Culture Extract, Camellia Sinensis Extract, Astaxanthin, Vaccinium Angustifolium Fruit Extract, Vaccinium Macrocarpon Extract, Prunus Virginiana Extract, Curcuma Longa Extract, Hydrangea Arborescens Extract, Glycyrrhiza Glabra Root Extract, Ginkgo Biloba Leaf Extract, Silybum Marianum Extract, Salvia Officinalis Leaf Extract, Schisandra Chinensis Extract , Thymus Vulgaris Extract, Centella Asiatica Extract, Equisetum Arvense Extract, Taraxacum Officinale Extract, Geranium Maculatum Extract, C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Phenoxyethanol, Ethylhexylglycerin. 

Ingredientes 100% naturales en este suero que combina la vitamina C, el ácido hialurónico (Cassia Angustifolia Seed Polysaccharide), células madre de globularia cordifolia, aloe y extracto de algas con un montón de esencias vegetales, coenzima Q10 (ubiquinona), vitaminas y conservantes.

Tenemos entonces las grandes ventajas de la vitamina C en un derivado estable (sodium ascorbyl phosphate) y con pocas posibilidades de resultar irritante (aunque es mejor que lo pruebes antes de empezar a utilizarlo, porque es el primer ingrediente y eso sugiere que están en una proporción inusualmente alta), ventajas que ya hemos detallado, unidas al ácido hialurónico (también hemos destacado que son una pareja imbatible antiedad, hidratante y regeneradora).

Las células madre de globularia parecen no estar todavía lo suficientemente estudiadas: por lo que se sabe, tienen propiedades antiinflamatorias, de limpieza y antioxidantes, consiguiendo incrementar las defensas de la piel frente a los agentes causantes del envejecimiento.

Del aloe vera no se puede decir nada negativo en relación a su uso cutáneo (a no ser que tengas alergia, cosa bastante poco común). De entrada, es muy refrescante, lo que las pieles masculinas, sometidas a diario al afeitado, agradecen sobremanera.

Tiene una gran capacidad de penetración en la piel, múltiples factores curativos, desinfectantes, antiinflamatorios, cicatrizantes y calmantes; estimula las defensas de la dermis; es muy hidratante, redensifica la piel impidiendo la aparición de arrugas; suaviza la tez, iguala el tono, suprime cicatrices; incentiva la renovación celular, es antioxidante, no graso y mejora rápidamente la piel afectada o quemada por el sol.

Además es rico en vitaminas y minerales.

En cuanto al extracto de algas, esta nomenclatura comprende un sinfín de posibles productos y combinaciones, así que es difícil, sin más pistas, saber exactamente de qué estamos hablando.

En líneas generales se puede decir que son buenos emolientes y espesantes, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, protectoras, regeneradoras y antienvejecimiento. No está mal, pero, insistimos, es un genérico.

Las esencias de este sérum tienen múltiples propiedades, porque hay de todo y para todo los gustos y pieles: antiinflamatorias, regeneradoras, curativas, cicatrizantes, desinfectantes, calmantes, antiacné, seborreguladoras, antimanchas, hidratantes, suavizantes, antioxidantes…

Vamos a detenernos en la dimetil sulfona, conocida como MSM, la coenzima Q10 y las vitaminas E y B3 (niacinamida).

El MSM es un compuesto de azufre orgánico que parece estar indicado para todo tipo de pieles con problemas (desde acné hasta psoriasis); es antioxidante y potencia la producción natural de glutatión, el antoxidante más potente de nuestro organismo; estimula el sistema inmune; regenera la piel e incentiva su renovación; es antiinflamatorio, rellena arrugas, protege el colágeno y ayuda a mantener el adecuado pH de la piel.

La Q10 es también antioxidante, antiinflamatoria, retrasa el envejecimiento cutáneo, corrige las arrugas, aclara la piel y no provoca reacciones adversas.

El tocoferol es una de las vitaminas liposolubles, como tal es muy compatible con la piel y no provoca reacciones ni rechazos. Es un gran antioxidante, antiinflamatorio, protector e hidratante que, además, ayuda a estabilizar la fórmula y hacerla más duradera (se utiliza mucho como conservante en cosmética).

En cuanto a la vitamina B3 es antiinflamatoria, regeneradora, hidratante, fotoprotectora y antiedad.

Contiene varios excipientes controvertidos en cantidades muy escasas. Estos, cuando son de origen natural como en este caso, no presentan problema alguno, pero cuando son sintéticos sí, y el problema es que no se pueden distinguir porque comparten el mismo nombre en el INCI.

Se trata de un sérum con ingredientes naturales y que, a pesar de tener aparentemente demasiados, da excelentes resultados, contando con muchos incondicionales. Cuida la piel, acelera su curación y cicatrización, la calma y reduce los signos del paso del tiempo, suavizándola y dándole luminosidad.

Es apto para todo tipo de pieles, se absorbe muy bien, no deja residuos y puedes usarlo por la noche sin necesidad de una hidratante, a no ser que tu piel sea especialmente seca o sensible.

Bewell Green Sérum Ácido Hialurónico y Algas

Bewell Green Sérum Ácido Hialurónico y AlgasVer precio y disponibilidad

Otro sérum unisex (lo indica con un símbolo en la zona superior derecha tanto de la caja como del tarro), que apuesta por el aloe vera y las algas, con ingredientes 100% naturales.

El envase opaco y el sistema ariless garantizan la mejor conservación del producto de base acuosa, más frágil que los oleosos. En cuanto al diseño, es absolutamente neutro en los colores elegidos y la tipografía.

INCI:

Aqua, Crithmum Maritimum Extract, Glycerin, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Sodium PCA, Carrageenan, Chondrus Crispus Extract, Laminaria Digitata Extract, Ulva Lactuca Extract, Benzyl Alcohol, Sodium Hyaluronate, Xanthan Gum, Sodium Benzoate, Citric Acid, Dehydroacetic Acid, Parfum, Potassium Sorbate, Limonene, Linalool.

El extracto de hinojo marino, también conocido por su nombre científico Crithmum Maritimum, refuerza las defensas cutáneas contra el envejecimiento y es conocido por ser una alternativa al retinol, con todos los beneficios de este pero sin sus riesgos (causar irritabilidad en la piel y reacciones alérgicas), revitaliza la piel, estimula la renovación celular y la regulación del sebo, es antioxidante, calmante, devuelve luminosidad, uniforma el tono y es un buen exfoliante.

Es rico en vitaminas A, C y E, difumina las líneas finas, limpia los poros y alisa la superficie cutánea.

Ya hemos desgranado todos los beneficios del aloe.

El sodium PCA es higroscópico, es decir, que atrae y retiene la humedad en la capa córnea, facilitando su recuperación y equilibrio, lo que es básico para las pieles secas y/o sensibles. Forma parte del factor de hidratación natural (NMF) junto con lípidos, ácidos, azúcares y otros compuestos y mejora la penetrabilidad del sérum.

La carragenina es otro polisacárido obtenido de algas marinas rojas, y ya te hemos explicado las ventajas de los polisacáridos.

El resto de activos de este sérum son algas de diferentes tipos, que componen un cóctel de beneficios: hidratantes, antiinflamatorios, calmantes, antioxidantes, desintoxicantes, antiedad, aclarantes, protectores (tanto del manto como frente a los rayos UV), seborreguladores; son ricas en minerales, vitaminas y aminoácidos.

Tenemos que destacar entre ellas el extracto de chrondus csriprus que hace que este sérum deje la piel sedosa, como lo hacen las siliconas pero sin las desventajas de estas.

Finalmente, no podía faltar el ácido hialurónico (más arriba hemos hablado de él).

Quedan los excipientes, perfume y fragancias contenidas en los extractos naturales: pruébalo antes de utilizarlo por si estos últimos pudieran provocar alguna reacción.

Se trata de un buen sérum, original por sus ingredientes principales (las algas), ligero y que se absorbe muy bien. No es graso, es vegano y te puede servir para después del afeitado.

Suaviza y calma la piel, elimina arrugas y mejora tanto su aspecto como su estado general, reforzándola y reactivándola.

Alkemilla Sérum de Ácido Hialurónico

Alkemilla Sérum de Ácido HialurónicoVer precio y disponibilidad

Un sérum con base acuosa que apuesta fuerte por el ácido hialurónico y los extractos vegetales para lograr un producto eminentemente calmante y para pieles sensibles.

No es específicamente masculino, pero sí tiene una imagen muy “de hombre”. 😜

El tipo de envase no es el más utilizado para los śerums: ninguna pega en cuanto a opacidad, pero el tubo no permite un buen control de las cantidades, y eso, en un suero, es una pega, porque un exceso solo supone desperdiciar producto.

No te pongas nunca más de la cuenta, porque la piel no lo absorberá y se quedará sobre la epidermis. Si te ocurre, retira el sobrante antes de aplicar la hidratante.

INCI:

Aqua, Sodium Hyaluronate, Prunus Amygdalus Dulcis Fruit Extract, Linum Usitatissimum Seed Extract, Aloe Barbadensis Leaf Extrac, Avena Sativa Kernel Extract, Malva Sylvestris Flower/leaf/stem Extract, Panicum Miliaceum  Seed Extract, Helianthus Annuus Seed Oil, Althaea Officinalis Root Extract, Glycerin, Benzyl Alcohol, Sodium Benzoate, Sodium Dehydroacetate, Lactic Acid. 

Tenemos que suponer que el ácido hialurónico está en una cantidad superior al 1% (e inferior al 2%), pero el resto de ingredientes están en esa proporción o menor, sin duda.

De nuevo te remitimos a los anteriores análisis para saber todo lo que este ingrediente puede hacer por tu piel.

El aceite de almendras dulces es un vehículo perfecto para un sérum ya que facilita la penetración del resto de ingredientes. Suaviza la piel, es no comedogénico, rico en ácidos grasos: una buena ayuda para el cuidado de la barrera cutánea. Es antioxidante, antiinflamatorio y calmante.

El aceite de semillas de lino (aceite de linaza) es antioxidante, calmante, antiinflamatorio, muy biocompatible con la piel, calmante y hace un buen tándem con el de almendras dulces para luchar contra el paso del tiempo y suavizar las pequeñas arrugas.

Te remitimos a lo anteriormente escrito para descubrir qué hace el aloe por tu piel.

La avena es uno de los ingredientes más utilizados para proporcionar a la piel cuidados suaves y para recuperarla cuando está dañada y sensible. No vamos a repetir la lista de características ya apuntadas de los otros ingredientes (almendras y avena), pero a estas hay que añadir su capacidad para limpiar los poros y mantener el pH cutáneo en rangos saludables; es muy hidratante, protege la piel y ayuda a la cicatrización.

El extracto de malva, el de mijo, el de malvavisco y el aceite de girasol suman propiedades hidratantes, suavizantes, protectoras, cicatrizantes, calmantes, antiinflamatorias, de cuidado y mejora de la capa córnea y el manto hidrolipídico… como ya dijimos, un sérum pensado para pieles sensibles, irritadas, secas y con problemas como la rosácea.

Tiene una textura tipo gel, fresca y ligera, penetra fácilmente y alivia las sensaciones desagradables que acompañan a los cutis delicados.

Suavizará tu piel, la calmará, hidratándola y suavizando las arrugas.

Es vegano y no comedogénico, sin perfume añadido. Como contiene una cantidad significativa de extractos vegetales tendrás que cerciorarte de que no te irrita ni te produce alguna reacción alérgica.

Ten cuidado y aprende a medir la dosis para sacar la cantidad justa en cada aplicación.

Bioearth Sérum Intensivo Antiedad

Bioearth Sérum Intensivo AntiedadVer precio y disponibilidad

 

Otro sérum en el que el ácido hialurónico es un claro protagonista y cuyo objetivo son las pieles maduras y sensibles.

El principal problema es la poca cantidad que contiene (5 ml) y que hace que muchos usuarios lo utilicen para añadir un par de gotas a otro sérum.

En cantidades así el envase y el aplicador tienen menos importancia porque el producto no dura, en el mejor de los casos, más de dos semanas.

INCI:

Aqua, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Sodium Hyaluronate, Calendula OffIcinalis Flower Extract, Chamomille Recutita Flower Extract, Hamamelis Virginiana Leaf Extract, Glycerin, Cellulose Gum, Phenethyl Alcohol, Caprylyl Glycol. 

Pocos ingredientes, destinados a hidratar y frenar los efectos del paso del tiempo en la piel.

El aloe y el ácido hialurónico están ya analizados en los anteriores sérums, así que vamos con los extractos.

Tres clásicos del cuidado para pieles delicadas, sensibles y dañadas: caléndula, camomila (manzanilla) y hamamelis, que juntos incrementan sus propiedades.

La caléndula es absolutamente biocompatible, penetra muy bien y tiene una forma especialmente delicada de tratar la piel, protegerla y regenerarla. Adecuada tanto para pieles secas como para las grasas, ya que limpia, reduce el acné (es antiséptica y antiinflamatoria) y alivia eccemas, sequedad e irritaciones, también es perfecta para cualquier otro tipo de piel. Es antioxidante, cicatrizante, calmante, muy hidratante, mejora la producción de colágeno y ayuda a hacer desaparecer las manchas.

La camomila se ocupa de mantener el pH adecuado, preserva el manto hidrolipídico y la capa córnea, calma, reduce la inflamación, limpia, depura e hidrata.

En cuanto a la hamamelis, quizá sea menos conocida pero, sin embargo, es muy utilizada en cosmética natural por sus muchas y magníficas propiedades, algunas de las cuales comparte con las anteriores y no vamos a volver a enumerar. Destaca como depurativo y estimulante de la circulación, lo que contribuye, efectivamente, a limpiar las células, manteniéndolas sanas y facilitando tanto la cicatrización como la regeneración (es rica en taninos y flavonoides).

Un sérum natural que cuida la piel, hidratándola en profundidad, equilibrándola y calmándola.

Como te hemos sugerido, puedes utilizarlo de refuerzo de cualquier otro sérum, siempre que este último no contenga AH, porque corres el riesgo de superar el máximo tolerable para la piel y conseguir, así, que en vez de hidratarte te reseque.

No confundas ese efecto con la sensación que muchos sérums dejan sobre la piel, de cierta tirantez. Esta es normal, porque el sérum no está hecho para hidratar como las cremas, sino para hacerlo en las capas cutáneas más profundas.

Por eso es importante aplicar una hidratante después del suero, para proteger la capa córnea y permitir que los activos del sérum trabajen sin interferencias.

Es ligero y fresco, de fácil absorción. Deja la piel descansada y puede sustituir al aftershave. Hidrata, reduce arrugas y líneas de expresión, tiene un suave y agradable aroma gracias a los extractos vegetales, pero son estos mismos los que lo hacen potencialmente irritante y alergénico, así que pruébalo antes de usarlo y no abuses de él.

Vegano y dermatológicamente testado.

Apotcare Super Hyaluronic Serum for Men

Apotcare Super Hyaluronic Serum for MenVer precio y disponibilidad

Siendo un sérum para hombres magnífico, concebido para hidratar y rehidratar a la vez que limpia la piel gracias a la acción exfoliante de varios ácidos, está el último de nuestra lista por un par de ingredientes, pero sobre todo por la clorfenesina, un conservante sintético. Te lo contamos en el análisis.

El envase y el diseño, impecables, como lo es también el aplicador.

INCI:

Aqua, Glycerine, Sodium Hyaluronate, Betaine, Niacinamide, Cassia Angustifolia Seed Polyssacharide, Glycolic Acid, Sodium Lactate, Sodium PCA, Citric Acid, Malic Acid, Lactic Acid, Pyruvic Acid, Tartaric Acid, Chlorphenesin, Hydroxyethylcellulose, Phenoxyetanol.  

De nuevo un suero acuoso con casi todos los ingredientes naturales. Tras la glicerina, que tenemos que suponer de origen vegetal, encontramos inmediatamente el ácido hialurónico, presente en tres tipos diferentes de pesos moleculares que aseguran la hidratación total de la piel.

La betaína mejora las propiedades hidratantes y antiarrugas del sérum (aunque este último efecto es temporal en este ingrediente), actuando también como antiirritante muy efectivo, que reduce el potencial irritante de otros ingredientes.

El siguiente ingrediente es un polisacárido derivado de las semillas del sen (cassia angustifolia). Ya hemos desgranado las ventajas hidratantes del los polisacáridos, pero hay que destacar que este, concretamente, tiene una capacidad de absorber y retener humedad superior, incluso, a la del AH, lo que lo hace perfecto para rellenar arrugas y densificar la piel, a la vez que mitiga la inflamación y mejora las pieles con acné (es astringente).

Siguen más ingredientes hidratantes, como lo son el lactato de sodio y el sodio PCA. Ambos suman sus propiedades de regeneración celular a las de los alfahidroxiácidos que veremos a continuación.

Estos son el ácido glicólico y el málico (derivado de la manzana), ambos seguros, con una potente acción exfoliante, lo que se traduce en una limpieza a fondo de la piel y la estimulación de la renovación celular. El lactato de sodio refuerza estos efectos.

El resto de ácidos de la lista tienen la función de conservantes y estabilizantes, más que de activos, al estar en proporciones bajas. De hecho, el ácido cítrico, por ejemplo, es un gran exfoliante, desinfectante, etc., pero a proporciones más altas que las utilizadas como conservante tiende a ser muy irritante y fotosensibilizador, lo que no ocurre con los ácidos glicólico y málico, que son a la vez efectivos y seguros.

Su uso diario despeja la piel y no debería suponer ningún riesgo si están en las cantidades adecuadas.

Por otro lado, no es difícil llegar a la conclusión de que un sérum con tantos ácidos puede irritar según qué pieles, o llegar a sensibilizarlas incluso a los rayos UV, por lo que, ante la duda, no está de más que dejes este sérum para la noche.

Entonces hará un trabajo estupendo, impulsando la tarea de renovación diaria que la piel lleva a cabo durante las horas de sueño.

Hacia el final de la lista encontramos dos conservantes menos gratos.

La ya mencionada clorfenesina es un producto que contiene, como se deduce de su nombre, cloro. Es potencialmente irritante y tóxico y su uso está regulado y limitado a una concentración máxima de un 0,3%. Y aquí nos encontramos con el problema: si te aplicas cualquier otro producto que lo contenga habrás superado ese mínimo (efecto acumulativo) y estarás fuera de la zona segura, no solo para tu piel sino para todo tu organismo, lo que incluye tu sistema inmune.

En cuanto al fenoxietanol, es seguro siempre y cuando sea de origen natural (como en el caso del sérum de Nezeni). La cuestión es que, después del anterior, surgen dudas legítimas sobre si lo es o no.

Francamente, una pena desde nuestro punto de vista, porque hay productos naturales que hacen las mismas funciones sin riesgos y porque añadir este tipo de ingredientes devalúa una fórmula por lo demás realmente buena.

Notarás tu piel más firme, lisa, suave y radiante, así como la desaparición de arrugas, líneas y la mejora de marcas y manchas.

Es ligero, penetra bien y no deja residuos.

¿Por qué el sérum para los hombres?

Elegir los mejores sérums para hombres

Pues mira, porque tienes piel y debes cuidarla si no quieres que el paso del tiempo, el entorno o algunos problemas como el acné o la sequedad dejen sobre ella marcas indelebles.

El sérum es la piéce de résistance para tratar la piel desde dentro y lo hace de forma radical, es decir, desde la mismísima raíz de los problemas.

Es el único cosmético que penetra en la piel, gracias a sus pequeñas moléculas, y con sus intensos ingredientes concentrados actúa sobre los procesos metabólicos cutáneos, corrigiéndolos, estimulándolos y demorando su degeneración natural.

Dicho de otra manera: no basta, para tener la piel en condiciones óptimas, con los productos de limpieza e hidratación, porque la piel no absorbe sus activos más que en las capas superficiales.

La piel masculina

Por mucho que la industria cosmética quiera convencernos de que las pieles de hombres y mujeres son diametralmente distintas, lo cierto es que no lo son.

Las diferencias, como apuntamos brevemente al principio de este artículo, son cuantitativas, no cualitativas: la piel masculina es más gruesa y, en líneas muy generales, más grasa.

Lo que no significa que no haya hombres que la tengan seca, mixta o normal.

Estas características bastan para que parezca que envejecen más lentamente, aunque cuando empiezan lo hacen con mayor rapidez y con la aparición de más signos signos de envejecimiento, no solo arrugas, sino también bolsas y flaccidez.

Además, el afeitado constante somete la piel a un estrés añadido: si lavar la cara con agua y jabón ya supone arrasar la barrera cutánea (que, por suerte, se recupera en menos de 20 minutos), imagina lo que hace, a un nivel inperceptible a simple vista, una cuchilla o una maquinilla de afeitar.

O no lo imagines, porque seguramente lo has podido sentir más de una y dos veces. No son solo los cortes y el escozor, sino que la piel se hace más sensible y menos resistente.

Pero en cuanto a composición, necesidades, etc., no hay diferencias resaltables entre la piel de un hombre y la de una mujer, y los matices de cada una vienen dados por las características personales más que por el sexo.

¿Qué sérum elegir?

Definitivamente, el que contenga los mejores ingredientes y los que tú necesitas. Olvídate de si es un sérum catalogado como “para hombres” o no.

Podemos entender que no te apetezca uno con un marcado olor a flores o frutas, pero verás que la mayoría apenas tienen olor. Realmente, ninguna piel necesita un irritante tan potente como los perfumes y las fragancias viajando directamente hasta el fondo, y muchos sérums no tienen ninguno de ellos.

Con respecto al diseño, hay muchos absolutamente neutros (como los que te hemos presentado aquí que no son específicamente “for men”): también entendemos que no te atraigan los que son excesivamente femeninos.

Para empezar, nuestra recomendación es que elijas sérums con ingredientes naturales de verdad. “De verdad” significa que no basta con que estén publicitados como naturales o lleven esa etiqueta, autopuesta, en la caja o el envase: tienes que comprobar los ingredientes y descartar los que lleven derivados del petróleo, siliconas, excipientes peligrosos, etc.

Que un sérum diga ser natural es lo mismo que no decir nada: puedes encontrarte con que lleva caléndula y ácido hialurónico, por ejemplo (siempre es de origen vegetal o animal) entre vaselina, PGEs y otras joyas baratas pero nada recomendables para la piel.

Cómo elegir el mejor sérum para hombre

A la hora de saber leer la lista de ingredientes, te damos algunas pistas:

  •  Los ingredientes han de aparecer por orden decreciente de cantidad en la fórmula. Si están en una cantidad igual o inferior al 1% no tienen que mantener un orden concreto, así que es difícil saber si un excipiente está más presente que otro, porque suelen estar por debajo del 1%.
  • Eso te permite hacer una primera criba. Por ejemplo, un sérum que dice tener AH, si este aparece hacia el final del INCI, te está indicando que es muy probable que no tenga la cantidad suficiente para que tu piel realmente lo note.
  • Los colorantes, que tampoco son necesarios ni convenientes y algunos son tóxicos, aparecen con la nomenclatura CI seguida de un número y al final de la lista.
  • Los perfumes y fragancias de origen natural tienen que estar listados cuando superan un mínimo, para que los consumidores sepan que están ahí y pueden ser alérgenos o irritantes. En la mayoría de los casos, son parte de uno o varios extractos vegetales: casi todos los tienen pero solo aparecen cuando superan el mínimo legal. No se pueden quitar de las esencias (extractos) y si no provocan reacciones suelen tener propiedades beneficiosas para la piel.
  • Cuando el ingrediente está obtenido directamente de una planta, aparece con su nombre en latín.
  • El resto de ingredientes aparecen con su nombre científico en inglés. Estos pueden ser o no de origen natural, pero están ya procesados, sintetizados.
  • Algunos ingredientes tienen la versión natural y la no natural, como ocurre con la glicerina (glycerine), pero ambos comparten la misma nomenclatura (el mismo nombre), así que a veces, solo por el nombre, no hay forma de saber si un ingrediente es o no natural. La glicerina puede ser de origen vegetal o un derivado del petróleo.
  • Los productos que dicen ser 100% naturales están obligados a serlo: ahí tienes casi una garantía, porque las marcas, de no cumplir, se arriesgan a acciones legales y multas.

Tienes que elegir el sérum en función de tu edad, el estado de tu piel, el tipo y los posibles problemas que quieras solucionar: acné, manchas, arrugas, exceso de grasa, sequedad y sensibilidad, etc.

Si tu cutis ha soportado horas y horas de sol, por muy joven que seas y muy sano que parezca, puede estar peor de lo que aparente. El daño solar es acumulativo y tarda en dar la cara, pero es el origen de muchos problemas: manchas, cicatrices que no desaparecen, envejecimiento prematuro, deshidratación profunda…

Los mejores ingredientes

Si has leído los análisis de los sérums que te proponemos, verás que los buenos ingredientes comparten muchas características comunes. La piel, para recuperar el equilibrio o mantenerlo, necesita siempre el mismo tipo de ingredientes.

Otro de los grandes beneficios de los componentes naturales y que no comparten con los que no lo son, es que no tienen nunca una o dos virtudes, sino muchas, aunque unos y otros sean más potentes en diferentes aspectos.

Los mejores ingredientes son los biocompatibles, multitarea y capaces de corregir tendencias de la piel (acné, exceso de grasa, envejecimiento, etc.) de una forma paulatina pero firme y duradera.

Por ejemplo, es difícil encontrar uno que no sea antiinflamatorio, lo que tiene mucho sentido (la naturaleza es muy sabia) porque la piel está siempre expuesta a los elementos externos y en ella se reflejan también tanto nuestro estado anímico como el físico, y una de las primeras respuestas de defensa es la inflamación.

La piel grasa se inflama, la seca también: las manchas y las marcas lo hacen; el sol produce inflamación; la contaminación, la calefacción; el calor y el frío… en realidad está en un continuo estrés.

Por eso es importante utilizar el sérum de noche y si no quieres utilizarlo más que una vez al día, hazlo entonces. Es el momento perfecto para potenciar y apoyar a los procesos de regeneración, limpieza y mantenimiento que la propia piel realiza durante las horas de descanso.

Busca ingredientes hidratantes, humectantes, antiinflamatorios, calmantes, estimulantes del metabolismo cutáneo, protectores y regeneradores de la barrera natural de la piel, fotoprotectores, reguladores del sebo y de la melanina, suavizantes, limpiadores, exfoliantes, tensores, cicatrizantes, curativos, relajantes, que mejoren la microcirculación de la dermis y las defensas de la piel, que aporten vitaminas, minerales y oligoelementos, dando elasticidad, resistencia y luminosidad a la piel.

Huye de los productos comedogénicos como norma: los aceites minerales (derivados del petróleo) y las siliconas lo son, pero no así los aceites vegetales, ya que solo algunos son altamente comedogénicos, como el de trigo, y pueden ser una buena opción para pieles especialmente secas, escamadas y sensibles, por su gran capacidad de protección.

La mayoría de los aceites vegetales son muy compatibles con la piel, no comedogéncios, penetran bien y rápidamente, son vehículos inmejorables para otros ingredientes y aportan varios beneficios.

Los aceites esenciales no son aceites, sino extractos o esencias obtenidas de diferentes partes de las plantas, muy volátiles y, en general, con gran capacidad de penetración y muchos y excelentes atributos. Son también sensibles a la luz y los cambios de temperatura y contienen entre sus compuestos fragancias.

Cualquier buen sérum tendrá los ingredientes necesarios en las proporciones adecuadas, con una última ventaja que es que juntos se mejoran y potencian entre sí.

No existe una sola razón para no utilizar un sérum, ni siquiera el precio, porque hay muchos ya muy asequibles y en cada aplicación se utilizan unas pocas gotas, así que cunden mucho.

Artículos relacionados
Cómo hacer tu propio desmaquillante casero

¿Y si fuera posible realizar en casa tu propia cosmética casera? seguro que esta pregunta, te la has formulado más Leer más

Aceite de coco para desmaquillar la piel

Los productos naturales están en pleno auge, de esto no hay duda. La conciencia colectiva por mimar y cuidar de Leer más