5 Mejores sérums antimanchas

Las manchas en la piel y, concretamente en el rostro y el escote, son motivo de preocupación para muchas personas.

Pueden tener orígenes diversos, pero todas tienen un denominador común, que es el sol. Este puede provocarlas o hacer que las que tenemos se acentúen y/o no desaparezcan.

Suelen ser oscuras, pero también las hay claras.

Son las manchas de este tipo las que aquí se tratan, ya que las producidas por enfermedades cutáneas u otras causas no pueden ni deben ser tratadas sin la participación de un médico.

Para acabar con las manchas es necesario ser constante, porque hacerlo con productos cosméticos supone un proceso lento pero muy seguro y nada agresivo.

Hablamos, pues, de manchas solares y, para que puedas conocerlas, te damos una visión general de ellas después de nuestra selección de los mejores sérums antimanchas.

Nezeni Sérum Facial Antiage

Nezeni Sérum Facial Antiage

Ver precio en Amazon

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt. 

No te dejes engañar por el nombre de este maravilloso sérum: no es solo un sérum antiedad, sino un tratamiento completo para la piel.

Es cierto que está pensado para pieles maduras, pero no lo es menos que las pieles jóvenes castigadas por el sol, la contaminación y tantos otros agresores externos pueden beneficiarse de este suero que cuida la piel y la regenera.

Es un excelente tratamiento, pero también un gran preventivo y estimulador de los sistemas de defensa y mantenimiento de la propia piel.

Sus puntos fuertes, que justifican sobradamente que esté en esta lista y el primero son:

  • El extracto de semilla de quinoa (Cobiolift). 

Tiene un efecto tensor inmediato gracias a que crea una micropelícula que actúa como un lifting que difumina las pequeñas arrugas y alisa la piel.

Es antiinflamatorio, lo que es imprescindible en un tratamiento antimanchas, porque las reacciones cutáneas suelen conllevar inflamación celular, aunque no se aprecie al tacto.

Es un gran limpiador que también realiza una exfoliación muy ligera, estimulando de esta forma la renovación celular, imprescindible para sustituir el exceso de melanina por células nuevas y sanas.

Inhibe la producción de tirosina, una enzima implicada directamente en la creación de melanina, así que contribuye activamente, gracias a su contenido en vitaminas del grupo B, al control y la normalización de la distribución de melanina.

Tiene la gran ventaja de luchar contra las manchas de una forma firme y constante pero nada agresiva.

Para rematar, repara y regenera la piel y la protege del daño solar gracias a su capacidad antioxidante, que se multiplica al estar combinada con otros antioxidantes como la vitamina C.

  • Ácido hialurónico. 

Conocido por sus propiedades hidratantes, tiene más cualidades perfectas para la piel, sobre todo cuando aparece con varios pesos moleculares y un activo precursor, como es el caso.

Así se asegura que llega a todas las capas de la piel y que, además, se reactiva la producción de este compuesto natural por parte del propio organismo.

También es antioxidante, antiinflamatorio y exfoliante (siempre de forma muy suave, sin producir reacciones adversas).

  • Vitamina C. 

Presente en su derivado más estable, el ascorbil glucósido, pero sin perder ninguna de sus capacidades.

Es antioxidante, estimula la creación de colágeno, mejora el aspecto de la piel y la protege del sol.

En cuanto a las manchas, realiza un doble trabajo, ayudando a su eliminación y previniendo su aparición, gracias a su habilidad para impulsar la renovación celular y limpiar la piel (otro exfoliante amable pero imparable).

Estos activos se introducen en la piel hasta el fondo gracias a ingredientes/vehículo de origen natural como el propanediol.

No hay en este sérum un ingrediente que no trabaje para nuestra piel.

Todos son naturales, no comedogénicos, y el sérum está testado dermatológicamente, es hipoalergénico y no contiene perfumes.

Es blanco y fluido, muy fácil de poner. La piel lo bebe en un instante y el efecto tensor e iluminador se nota en muy poco tiempo.

Es fresco y proporciona una sensación de piel densa, rellena, limpia y mullida (es un adjetivo feo para este caso, pero muy descriptivo).

Si eres hombre prueba a usarlo después del afeitado: te sorprenderás.

Debido a que sus conservantes son también naturales tiene una fecha de caducidad de dos años cerrado.

El envase, de metacrilato opaco, contiene 50 ml y para tener siempre la dosis justa viene con un sistema de bombeo airless que mantiene el sérum alejado del contacto con el aire.

No vas a encontrarlo en ninguna tienda, pero puedes adquirirlo online en nezeni.com o en Amazon.

Laiol Sérum Activo Antimanchas

Laiol Sérum Activo Antimanchas

Ver precio

Aqua, Olea Europaea Fruit Oil, Citrus Aurantium Amara Flower Water, Glycerin, Propanediol, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Ricinus Communis Oil, Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate, Benzyl Alcohol, Potassium Sorbate, Citrus Medica Limonum Oil, Sodium Benzoate, Limoneno, Gluconolactone, Boerhavia Diffusa Root Extract, Glycine Soja Oil, Lactic Acid, Xanthan Gum, Tocopehrol, Beta Sitosterol, Citral, Squalene, Calcium Gluconate. 

Un sérum a base de ingredientes 100% naturales, básicamente aceites y esencias -aunque la base es acuosa- entre los que destacan:

  • El aceite de oliva virgen extra ecológico. 

De propiedades conocidas y demostradas: tiene un alto contenido en ácidos grasos, minerales y vitaminas, es antioxidante, protege y repara la piel, que gracias a él recupera elasticidad, tono y luminosidad.

Ayuda a regenerar la piel, mantenerla hidratada y suave y es no comedogénico.

En combinación con el limón es capaz de reducir las manchas.

  • Aceite esencial (esencia) de limón. 

Una esencia de las más potentes, llena de beneficios para la piel, como ser antibacteriano y astringente (perfecto para pieles grasas), tonifica, hidrata, es antioxidante y estimula la renovación celular, acelerándola y facilitando la eliminación de células epiteliales muertas.

Como ya hemos indicado, con el aceite de oliva forma una pareja perfecta para los tratamientos antimanchas.

  • El extracto de raíces de punarnava (Boerhavia Diffusa).

Un ingrediente con un potente efecto antimanchas que trabaja en dos frentes: aclara las manchas ya instaladas y previene la aparición de nuevas máculas al actuar sobre las fases iniciales de la síntesis de melanina.

Es la estrella de este sérum. Que aparezca hacia el final de la lista de ingredientes (INCI) se explica porque basta con una concentración muy baja (1-3%, dependiendo del tipo de cosmético) para que sea efectivo, y en mayor concentración podría resultar irritante y contraproducente.

Además es un gran suavizante, antioxidante y antiinflamatorio, aliviando la piel sensible y normalizándola.

  • Vitamina E (Tocopherol). 

No solo actúa en la piel como antioxidante, antiinflamatorio, protector y regenerador de la capa córnea, sino que sirve para preservar la fórmula.

Estamos ante otro sérum que no añade ingredientes no activos, lo que el cutis agradece mucho.

  • Escualeno. 

Totalmente biocompatible, como lo es el ácido hialurónico, ya que el propio cuerpo lo produce, actúa como humectante, suavizante, calmante y purificante.

Los ingredientes utilizados como vehículo son perfectamente indicados para llevar los principios activos a las capas más profundas de la piel y cuidarla al mismo tiempo.

Es blanco y fluido, no graso; cunde y penetra con facilidad y rapidez dejando la piel calmada e hidratada.

El uso continuado no solo mejora las manchas y previene su aparición, sino que devuelve a la piel brillo y un aspecto jugoso y relajado.

Está especialmente indicado para pieles sensibles (pero haz siempre una prueba antes de empezar a utilizarlo), ya sean secas o grasas.

Utilízalo durante la noche para evitar reacciones adversas al sol (por las esencias de cítricos, que son fotosensibles) y limpia bien tu rostro por la mañana: no olvides usar un protector solar.

Se presenta en un envase de cristal transparente (para los sérums es preferible siempre un envase oscuro u opaco), así que no lo dejes expuesto a la luz.

Contiene 30 ml y se administra con un dosificador de bombeo airless.

Florame Lys Perfection Maximum Repair

Florame Lys Perfection.

Ver precio

Helianthus Annuus Seed Oil, Prunus Armeniaca Kernel Oil, Dicaprylyl Ether, Rosa Rubiginosa Seed Oil, Coco Caprylate/ Caprate, Shea Butter Ethyl Esters,Polyglyceryl-4 Oleate,Argania Spinosa Kernel Oil, Polyglyceryl-3 Diisostearate, Polyglyceryl-6 Polyricinoleate, Caprylic/capric Triglyceride, Mauritia Flexuosa Fruit Oil, Glycyrrhiza Glabra Root Extract, Lavandula Stoechas Extract, Pelargonium Graveolens Flower Oil, Coriandrum Sativum Seed Oil, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Lilium Candidum Bulb Extract, Cymbopogon Martini Oil, Amyris Balsamifera Bark Oil, Lavandula Angustifolia Oil, Vetiveria Zizanoides Root Oil,  Anthemis Nobilis Flower Oil, Boswellia Carterii Oil, Tocopherol, Glycine Soja Oil, Parfum, Citric Acid, Citronellol, Linalool, Geraniol, Limonene, Citral, Coumarin. 

Concebido como un sérum para tratar y recuperar pieles maduras, no podía prescindir del elemento antimanchas, uno de los principales de este producto.

Pertenece a la gama Lys Perfection, con una clara vocación antiage.

El punto fuerte de este sérum es la mezcla de aceites esenciales de origen natural (muchos de ellos ecológicos).

La base, en este caso, es oleosa, pero es no comedogénico y muy indicado para pieles grasas: no olvides que la piel es lipofílica.

Veamos sus ingredientes más destacados.

  • Aceite de girasol.

Un vehículo perfecto por sus muchas propiedades y la facilidad con que penetra en la piel, llevando así los activos a todas sus capas.

Es antoxidante, calmante, antiinflamatorio, limpiador, antioxidante, protector, regenerador y muy biocompatible con la dermis humana.

Unido al resto de aceites vegetales (de semilla de albaricoque, rosa mosqueta, karité, argán, etc.) facilita el cuidado de la piel en todos los aspectos.

  • Extracto de raíz de regaliz. 

Uno de los más afamados ingredientes antimanchas por su efectividad en este aspecto: las aclara y llega a hacerlas desaparecer (lleva tiempo, así que sé paciente), protege la piel del sol y sus efectos y la hidrata.

Pero además es antiinflamatorio, antioxidante, calmante y cicatrizante y antibacteriano.

  • Aceite de rosa mosqueta. 

Un clásico en el cuidado de la piel que la regenera desde dentro gracias a su capacidad de penetración.

Es antiinflamatorio, desinfectante, profundamente calmante e ideal para pieles especialmente sensibles.

Además, reduce las manchas y las marcas de la piel y su efectividad aumenta en combinación con otros ingredientes.

Es rico en retinol y por lo tanto antioxidante, exfoliante y estimulante de la renovación celular.

  • Lavanda.

Utilizada desde tiempos inmemoriales para el cuidado de la piel, se mantiene por sus muchas propiedades.

Calmante, antiinflamatorio, limpiador, desinfectante, hidratante, antioxidante, suaviza la piel y la iguala, devolviéndole tersura y tono.

  • Camomila romana.

Otro ingrediente calmante que incrementa la capacidad de este sérum para cuidar las pieles sensibles, incluso cuando son grasas, porque ayuda a regular el sebo cutáneo.

Es de tacto oleoso y tarda un poco en absorberse, pero deja la piel jugosa, enriquecida, luminosa, dando muy buenos resultados a largo plazo.

Ten cuidado porque algunos ingredientes pueden ser algo irritantes y fotosensibilizadores.

Si te parece demasiado graso asegúrate de no estar poniendo más cantidad de la necesaria; también puedes dejarlo para utilizarlo solo durante la noche. Si tu piel no es demasiado seca puede que no necesites una hidratante.

Tiene certificación Cosmébio & Ecocert, no contiene colorantes ni perfumes sintéticos, pero sí naturales, así que emana un olor agradable pero que lo hace más arriesgado para pieles sensibles. De hecho contiene una cantidad importante de fragancias, que aunque son parte de los aceites esenciales no dejan de ser fragancias y conllevar riesgo de irritación o reacciones alérgicas.

Está dermatológicamente testado.

Como el envase es de cristal mate pero transparente te aconsejamos guardarlo en un sitio oscuro, donde no le dé la luz.

En cuanto al gotero para administrarlo, tiene el inconveniente de exponer el sérum al aire en cada aplicación, incluso al contacto con la piel, en vez de mantenerlo aislado.

Santa Verde Age Protect Sérum

Santa Verde Age Protect Sérum

Ver precio

Aloe Barbadensis Leaf Juice, Ruscus Aculeatus Root Extract, Aloe Barbadensis Flower Extract, Pyrus Malus Fruit Extract, Cyperus Esculentus Root Oil, Persea Gratissima Oil, Alcohol, Hydroxystearyl Alcohol, GlycerinRubus Idaeus Seed Oil,  Hippophae Rhamnoides Fruit Oil, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Astragalus Membranaceus Root Extract, Atractyloides Macrocephala Root Extract, Bupleurum Falcatum Root Extract, Sodium Hyaluronate, Helianthus Annuus Seed Oil , Chondrus Crispus Powder, Sodium Lactate,  Xanthan Gum, Glyceryl Caprylate, Hydroxystearyl Glucoside, Tocopherol, Ascorbyl Palmitate, P-Anisic Acid, Sodium Levulinate, Lavandula Angustifolia Oil, Glucose, Sodium Phytate, Levulinic Acid, Sodium Hydroxide, Parfum, Benzyl Salicylate, Citronellol, Eugenol, Geraniol, Limonene, Linalool.

Este sérum realizado con ingredientes naturales se apoya en el aloe vera, tanto en su jugo como en el néctar de sus flores, para combinar activos de raíces y otras esencias, ofreciendo un producto antiedad que hace hincapié en el tratamiento y prevención de las manchas.

Veámoslo más de cerca.

  • Jugo de aloe vera.

Es el ingrediente base y el primero. Sirve de vehículo para los demás, refuerza el trabajo de todos ellos y es la marca distintiva de la casa: todos sus productos sustituyen el agua por este.

Por su parte aporta sus poderes antioxidantes, antiinflamatorios, humectantes, regeneradores, calmantes, refrescantes y cicatrizantes.

Rico en aminoácidos, limpia la piel, eliminando impurezas y células muertas y promoviendo su regeneración constante al estimular el recambio celular y la síntesis de colágeno y elastina.

  • Néctar de las flores de aloe vera. 

Concentran activos que refuerzan las defensas naturales de la piel, así como antioxidantes que la protegen y regeneran.

Se trata de un ingrediente exclusivo.

  • Combinado de plantas y raíces. 

Procedentes tanto de Europa como de China, estas plantas, utilizadas desde siempre para el cuidado de la piel aportan numerosos beneficios, que incluyen la capacidad de reducir la aparición de manchas y eliminarlas.

A este cóctel se suma la acción del ácido hialurónico, incrementando su poder antiarrugas e hidratante.

Es un sérum fluido, fresco, de fácil aplicación que se absorbe bien y deja la piel suave. Con el uso el cutis se ve más liviano y saludable, más joven.

Es 100% vegano, con certificación Natrue, sin fragancias, conservantes ni colorantes sintéticos.

Contiene perfume y fragancias procedentes de las esencias y puede resultar irritante, así que pruébalo antes de usarlo.

Un envase impecable, opaco y con un aplicador airless, que contienen 30 ml.

Farma Dorsch Blanca Sérum Hidratante Despigmentante

Farma Dorsch Blanca Sérum Hidratante Despigmentante

Ver precio

Vitamina C,  Ácido Láctico, Ácido Kójico, Ácido Glicólico, Extractos orgánicos de Kiwi y Regaliz.

Este sérum se sale un poco de la norma porque es un tratamiento de choque, para eliminar las manchas de manera rápida.

No puede utilizarse durante un tiempo excesivo, dada la potencia de sus ingredientes, pero ofrece buenos resultados.

Todos ellos están seleccionados para acabar con las manchas en un breve período de tiempo, y si no lo consigues del todo, tendrás que hacer una pausa y luego retomarlo.

Cuando las manchas hayan desaparecido debes dejarlo y pasar a alguno más suave que proteja y regenere la piel.

Está compuesto básicamente por ácidos: no olvides que la vitamina C es ácido ascórbico y el extracto de kiwi también es rico en esta vitamina, de la que ya hemos hablado.

  • Ácido láctico.

Un potente blanqueador que pertenece al grupo de los alfahidroxiácidos (AHA), exfolia la piel para eliminar la células con exceso de melanina y dar paso a células normales.

Hidrata y trata el acné a la vez que la alisa, pero provoca fotosensibilidad.

Para que te hagas una idea de su poder blanqueante, se utiliza en peelings químicos. Es efectivo, pero agresivo, así que hay que tener cuidado y probar el sérum antes de aplicarlo por todo el rostro.

  • Ácido kójico. 

Otro potente despigmentante que actúa sobre la tirosinasa, enzima que participa en la producción de melanina.

Suaviza la piel, es antioxidante y no fotosensibilizador.

  • Ácido glicólico. 

Otro habitual de los peelings químicos, en este caso por sus características como exfoliante: retira las células muertas impulsando la renovación celular.

Estimula la creación de colágeno y elastina y mejora las pieles grasas y con acné.

  • Raíz de regaliz.  

También hemos analizado ya este ingrediente, que normalmente se usa en concentraciones bajas porque son más que suficientes.

Incorpora un FPS 30 para proteger y prevenir la aparición de nuevas manchas.

Es fluido y se absorbe bien. Puede que te produzca un cierto cosquilleo o alguna sensación de calor o escozor.

Es normal en un producto tan fuerte, pero si las sensaciones no son “ciertas” ni leves, sino algo intensas, tienes que tener cuidado para evitar irritaciones y otras consecuencias desagradables.

Te recomendamos utilizarlo solo durante la noche, por mucha protección solar que incorpore.

Si lo utilizas durante el día no lo hagas sin un protector solar encima de la hidratante: toda precaución es poca y no quieres más manchas o problemas cutáneos.

Eso sí, las manchas desaparecen, la piel se alisa y uniforma en unas semanas.

Insistimos: no lo utilices durante demasiado tiempo. Además de la cantidad de ácidos blanqueantes, está la exfoliación constante, que deja a la piel sin las defensas de la capa córnea.

El envase es peculiar, porque es más propio de una crema, pero posee un aplicador airless y es opaco, imprescindible en un producto como este.

El origen de las manchas

Mejores sérums para todas las manchas solares

Vamos a ceñirnos a las manchas que no son patológicas (causadas por alguna enfermedad o una enfermedad en sí mismas) y no suponen ningún problema de salud pero sí estético.

El origen es siempre el sol, tanto de las manchas oscuras (hiperpigmentación) como a las claras (hipopigmentación), aunque estas últimas son menos frecuentes y abundantes.

Las manchas oscuras se suelen asociar a la edad y, de hecho, se llaman muchas veces “manchas de la edad”.

Aquí entra en juego el otro factor necesario para su aparición, que es la condición de cada piel y el fototipo al que pertenezca. 

Existen también medicamentos y tratamientos que propician la aparición de manchas. 

Por último, los cambios hormonales pueden propiciar la aparición de manchas. Un buen ejemplo de esto son las manchas asociadas al embarazo, conocidas como melasma. Suelen desaparecer tras el alumbramiento, no de forma inmediata, pero para evitar que se hagan permanentes o tarden demasiado en quitarse hay que cuidar la piel y evitar la exposición al sol.

También pueden proliferar las manchas durante la menopausia y en otras situaciones de descompensación hormonal no solo en mujeres.

La sustancia encargada del tono de piel es la melanina, que tiene como función principal proteger al cutis de las agresiones de los rayos UV mediante el oscurecimiento (por eso nos ponemos morenos), a modo de pantalla que evita que la piel se queme y las células se dañen, lo que puede llevar a alteraciones en el ADN y a la muerte celular.

El paso del tiempo (la edad) provoca que los mecanismo de síntesis de melanina se ralenticen y pierdan efectividad, lo que resulta en la aparición de manchas, morenos irregulares y desprotección.

Pero el abuso de la exposición al sol es también el principal factor de envejecimiento (fotoenvejecimiento) de la piel, responsable de este hasta en un 80%, de forma que las manchas pueden aparecer -y lo hacen- desde la juventud, siendo un síntoma claro de que se está forzando la maquinaria y esta empieza a funcionar mal.

Prevención de las manchas

Es fácil deducir que la mejor prevención es la protección y el cuidado. 

Los protectores solares son fundamentales para conseguirlo. Hoy en día los hay específicos para todo tipo de pieles pero en importante saber que:

  • Según los últimos y más concienzudos estudios realizados, para conseguir una fotoprotección solar real hay que utilizar un FPS de 50+ o superior. 
  • La aplicación debe renovarse periódicamente (cada 2-4 horas, dependiendo del producto).
  • La protección real suele ser de un 60% de la indicada tanto en el FPS como en el tiempo de efectividad. Eso significa que es mejor ser pródigo en el uso de este tipo de productos y no apurar los tiempos de exposición al sol.
  • Tienes que usarlos en todas las partes de la piel que queden expuestas al sol. 

Por supuesto, hay que evitar los baños de sol prolongados y en las horas centrales del día. 

El uso de estos protectores debe hacerse a diario en cualquier época del año si vamos a estar al aire libre, incluso en la ciudad, porque el daño está ahí aunque no sintamos el sol (aunque no “pique”), es acumulativo y sus perjuicios son visibles cuando el problema está ya muy avanzado.

Otras medidas a tomar son:

  • Utilizar sombreros o gorras y gafas de sol.
  • Usar ropa que proteja del sol directo. 
  • Hidratarse suficientemente.
  • No fiarse de las sombrillas: los rayos UV traspasan las telas.
  • No usar perfumes ni colonias, que pueden irritar la piel al contacto con el sol y dar lugar a manchas provisionales o permanentes.
  • Buscar la sombra por la calle siempre que sea posible (sin darnos cuenta acumulamos horas de sol al año por este motivo).
  • Evitar productos fotosensibles o fotosensibilizadores en los cosméticos diurnos.

Estas precauciones deben aplicarse desde la infancia y mantenerse durante toda la vida.

Por qué sérum para las manchas

Conociendo los mejores sérums antimanchas

El sérum tiene unas características que lo hacen único entre los productos para el cuidado de la piel, y son las siguientes:

  • Tienen una alta concentración de activos. A diferencia del resto, en los que los principios activos no suelen superar el 10% de la fórmula, en los sérums este porcentaje suele estar en un 70% o más, si se es algún tratamiento de choque o intensivo (flash, booster, etc.).
  • Sus ingredientes son muy potentes.
  • La correcta combinación de ingredientes hace que juntos se mejoren los unos a los otros y multipliquen los beneficios del suero.
  • Poseen una gran capacidad de penetración hasta las capas más profundas de la piel, gracias a sus pequeñas moléculas.
  • Son no grasos y no comedogénicos. Las moléculas de grasa son grandes y no pueden traspasar la barrera cutánea.
  • Se aplica muy poca cantidad en cada ocasión. 

Esto no significa que no puedan estar compuestos de aceites vegetales. De hecho, muchos lo están, y es que estos aceites, lejos de taponar los poros, penetran con mucha facilidad en la piel por su gran afinidad con el propio sebo de esta.

Todo lo cual se traduce en que los sérums pueden tratar el cutis desde dentro, desde donde, podría decirse, se fabrican los problemas y también las soluciones.

En el caso concreto de las manchas, la melanina se produce en el estrato basal de la epidermis, así que ningún cosmético puede alterar su comportamiento si no llega hasta allí. 

Los sérums no solo son capaces de regular la producción de melanina, sino que aclaran la piel ya manchada, la uniforman, la limpian de todo lo que puede colaborar a una superficie irregular y una mayor aparición de manchas (exceso de sebo, infecciones, cicatrices, etc.), devolviéndole un aspecto uniforme, luminoso y sano. 

Siempre es necesario comprobar que el sérum que utilizas no tiene ningún ingrediente que pueda reaccionar con el sol y agravar los problemas de manchas, o dejar este tipo de sérums para uso exclusivo durante la noche.

Los sérums no eliminan las manchas con la rapidez con que lo hacen otros tratamientos, pero tienen varias ventajas frente a estos, como son la seguridad y el precio.

Si te sometes a algún tratamiento más agresivo y quieres mantener los resultados, no te queda más remedio que utilizar sérum para conseguirlo. Y protección solar, por descontado.

¿Los mejores ingredientes para tratar las manchas? Los que regulan la melanina, por descontado, pero también los hidratantes, seborreguladores, exfoliantes y limpiadores, antiinflamatorios, calmantes, fotoprotectores (que no son ni funcionan igual que las cremas de proteccción solar), estimuladores de la renovación celular y regeneradores.

En resumen, asegúrate de adquirir un sérum completo, que no tiene por qué contener un listado enorme de ingredientes, ya que los buenos suelen ser multitarea.

Una pincelada sobre los fototipos

Son una clasificación de los tipos de piel en función de su concentración de melanina, es decir, su tono, y sus reacciones a la exposición solar.

Son seis y comprenden desde la piel más clara, que apenas se pone morena pero sí se quema con facilidad, hasta la piel negra más oscura. 

Conocerlos puede servirte para que te sepas cuál es tu tipo, cómo responde tu piel al sol, tanto de una forma visible como invisible, y qué precauciones deberías tomar.

Desde luego, si tu piel es muy blanca, tus ojos claros y tu pelo también, debes extremar los cuidados, pero a la hora de la verdad no hay piel que no deba hacerlo.

En resumen, para acabar con las manchas tienes que utilizar los productos adecuados, ser constante y paciente, porque no va a suceder de un día para otro, pero los resultados son muy buenos y se mantienen si sigues con el cuidado de tu piel.

Artículos relacionados
Los mejores sérums para piel mixta

La piel mixta es la más común, presenta muchas variantes y puede llegar a ser un auténtico quebradero de cabeza. Leer más

Estos son los mejores sérums para la piel grasa

Si tu piel grasa te tortura, te superan los brillos, los puntos negros y espinillas y ya no sabes qué Leer más