Los 5 mejores sérums de ácido hialurónico

No es fácil elegir los mejores sérums con ácido hialurónico (AH) cuando este ingrediente está presente en la mayoría de los sueros faciales por su extraordinaria capacidad de hidratación, su absoluta compatibilidad con la piel y su poder antiinflamatorio.

Nos hemos decidido haciendo una primera criba: solo sérums 100% naturales y en los que el AH tenga un papel realmente preponderante y no aparezca en la lista de ingredientes solo para cubrir el expediente.

Así que cuando vayas a elegir un sérum con AH revisa el INCI (listado de ingredientes) y comprueba que aparece entre los primeros puestos. Si está hacia el final de lista puede que no tenga efecto alguno en tu piel. Para que tengas más elementos de juicio, la proporción ideal de ácido hialurónico debe estar entre el 1% y el 2%. Menos del 0.5% es poco eficaz.

El ácido hialurónico es perfecto para cualquier sérum, ya sea antiedad, antimanchas, antioxidante o específico para pieles grasas o secas, porque aporta una hidratación profunda y mejora la producción natural de AH de la piel.

Normalmente está indicado para pieles que empiezan a madurar, a partir de los 25-30 años, dependiendo del estado de cada una y de las condiciones externas.

Te dejamos nuestra selección esperando que te resulte útil. Ten en cuenta que como cada piel es un mundo, lo que va muy bien para unas puede no resultar para otras y lo que gusta a unas no tiene por qué gustar a otras.

Nezeni Sérum Antiedad con Ácido Hialurónico

Nezeni Sérum Antiedad con Ácido Hialurónico

Ver precio y disponibilidad

Un magnífico sérum español 100% natural tan completo que puede ser usado por todo tipo de pieles y para cualquier necesidad o contingencia.

Pocos activos en cantidades importantes, vehículos perfectos que aportan beneficios a la piel y excipientes naturales en la cantidad justa se unen para conseguir este producto maravilloso, tan efectivo como amable con el cutis, sin perfumes ni sustancias potencialmente irritantes.

El único pero, si quieres ponerle alguno, es que los conservantes naturales hacen que caduque a los dos años de envasado. Créeme, no te durará dos años porque lo usarás a diario.

Veamos su lista de ingredientes (INCI):

Aqua, Propanediol, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.  

Un sérum de base acuosa que tras los tres vehículos (sustancias que sirven para “soportar” los activos, como emulsionantes y, en el caso de los sérums, para facilitar la penetrabilidad) -agua, propanediol y pentilene glicol- presenta sus tres activos.

El extracto de semilla de quinoa, un ingrediente conocido con el nombre registrado Cobiolift, es el componente exótico de esta fórmula (que no contiene más que extracto de semilla de quinoa).

Tiene un efecto similar al del bótox pero evita todos los riesgos de esta toxina, provocando una reacción tipo lifting.

Actúa en dos frentes:

  • Relaja las microcontracciones musculares faciales, retrasando la aparición de arrugas de todo tipo.
  • Gracias a su estructura en tres dimensiones se adapta perfectamente a cada recoveco de la piel y crea una película tensora continua que da firmeza y tersura al rostro. 

Esta película además protege la piel, retiene la humedad y ayuda a recuperar el equilibrio de la capa córnea y el manto hidrolipídico, reduciendo las arrugas en más de un 45 %.

Los beneficios de la quinoa no se quedan aquí: limpia la piel, la depura y exfolia, es antiinflamatoria, calmante y regula la producción de sebo (regular significa que la equilibra, inhibiéndola o estimulándola, según sea necesario). Contiene vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico, llenas de aminoácidos.

Sigue el glucósido de ascorbilo, un derivado muy estable de la vitamina C que una vez en la piel se convierte en vitamina C pura, con un alto rango de conversión y, por lo tanto, de concentración y efectividad.

Es antioxidante, hidratante (muyyyy hidratante si se combina con AH), antiinflamatoria, exfoliante, estimulante de la síntesis de colágeno, cicatrizante, fotoprotectora, desinfectante, limpiadora, antimanchas y da al rostro un aspecto fresco y luminoso por el que es muy valorada y demandada.

En cuanto al ácido hialurónico, este sérum tiene tres tipos:

  • De alto peso molecular, es decir, ácido hialurónico de moléculas grandes, que no penetran en la piel y se queda en la epidermis, aportando la humedad que esta necesita. Una de las características más increíbles del AH es que, aunque puede captar y retener humedad hasta en una proporción de 1.000 veces su peso, lo hace selectivamente, adaptándose a las condiciones de cada piel y del entorno.
  • De bajo peso molecular: moléculas pequeñas que penetran con gran facilidad hasta la epidermis, hidratando y rellenándola.
  • Un precursor del AH que penetra y activa la producción de ácido hialurónico de la piel, lo que significa que este sérum no se limita a aportar esta sustancia, sino que mejora los sistemas por los que la propia piel la produce, retrasando los efectos del paso del tiempo.

Este compuesto que semeja a un gel es antiinflamatorio, ayuda a la reparación celular, alisa la superficie cutánea y la iguala, frena la sobreproducción de sebo, que muchas veces es una respuesta exagerada ante la falta de hidratación, y tiene un efecto aclarante y preventivo sobre las manchas.

Lo mejor es que estos tres ingredientes, escoltados por los otros de la lista, crean una sinergia que hace que juntos den lo mejor de sí en un sérum potente pero amable con la piel.

El resto de ingredientes son excipientes naturales necesarios para estabilizar y dar durabilidad a la fórmula, pero todos ellos tienen propiedades que cuidan y mejoran la piel. Los sérums con base acuosa e ingredientes como la vitamina C y el ácido hialurónico necesitan estos ingredientes para evitar su pronta degradación.

Como verás, no hay un aspecto del cuidado del cutis que este suero no cubra sobradamente. Notarás tu piel más relajada, tersa, suave, uniforme y viva desde la primera aplicación y notarás sus efectos tensores e iluminadores de forma permanente en poco tiempo.

Penetra rápidamente sin dejar sensaciones pringosas, es no comedogénico, hipoalergénico y está testado dermatológicamente.

Tiene una textura fresca y ligera muy agradable, sin aromas excepto un cierto olor que desaparece de inmediato.

Comprobarás que la mayoría de los sérums optan por añadir esencias vegetales, porque son perfectas para tratar la piel, pero tienen la desventaja de poder provocar alergias y muchas de ellas tienen fragancias maravillosas pero potencialmente irritantes y/o alergénicas.

Por estos motivos Nezeni ha buscado una fórmula sin ellas y con ingredientes que consiguen los mismos resultados sin riesgos, una característica que tiene un gran peso para esta marca.

Puedes adquirirlo en el sitio web de Nezeni (tienen un servicio rápido y una asistencia estupenda al cliente) o en Amazon, donde suele estar un poco más caro.

El precio es más que bueno, sobre todo si consideramos que el envase contiene 50 ml y los de los śerums suelen ser de 30 ml. Por cierto, que el envase es perfecto para un sérum: opaco y con sistema airless de bombeo para su administración.

Loom Sérum Suprême

Loom Supreme Serum

Ver precio y disponibilidad

Bioearth (marca italiana) tiene una línea basada en la baba de caracol, y a esta pertenece este sérum hecho con ingredientes 100% naturales.

La baba de caracol tiene un efecto tensor y rejuvenecedor que la hace única y que, como el extracto de semilla de quinoa, no supone ningún riesgo para el rostro ni la salud en general. Este ingrediente estuvo muy de moda en su momento, pero que ya no lo esté no significa que no sea más que adecuado para la piel.

Veamos el INCI:

Aqua, Snail Secretion Filtrate, Cellulose Gum, Hydrolyzed Hibiscus Esculentus Extract, Sodium Hyaluronate, Aloe Barbadensis Leaf Gel, Calendula OffIcinalis Flower Extract, Achillea Millefolium Extract, Hamamelis Virginiana Leaf Extract, Panax Ginseng Root Extract, Dextrin, Glycerin, Citric Acid, Phenethyl Alcohol, Caprylyl Glycol.

La baba de caracol (aunque no guste a los veganos) tiene muchos puntos a su favor: como ya hemos visto, alisa la piel y la estira (efecto lifting), hidrata, limpia, exfolia y depura, estimula la síntesis de colágeno y elastina gracias a las vitaminas y proteínas que contiene.

Acelera la curación de la piel y reduce las cicatrices, estando indicada para todo tipo de cutis.

El extracto de hibisco esculentus se utiliza principalmente por su capacidad de minimizar las contracciones musculares durante un período no superior a 24 horas, evitando así la aparición de arrugas de expresión; es rico en antioxidantes como el ácido oleico, linoleico, polisacáridos y aminoácidos.

El ácido hialurónico es el tercer activo, lo que indica que está en una cantidad suficiente para marcar una diferencia real en la piel. Ya te hemos contado todas sus maravillosas propiedades.

Le sigue el aloe, un ingrediente cada vez más presente por méritos propios: regenera, refresca, cura, cicatriza, hidrata, reduce la inflamación, desinfecta, estimula las defensas…

Luego encontramos una sucesión de esencias vegetales que añaden beneficios, como la caléndula, calmante por excelencia; la milenrama; indicada sobre todo en pieles resecas y sensibles; la hamamelis, calmante, antiinflamatoria y astringente; el extracto de raíz de ginseg, que hidrata, reduce las arrugas, reafirma la piel, la protege del sol y mejora las manchas.

Como en todo buen sérum de ingredientes naturales, los excipientes cuidan a la vez la fórmula y la piel, aunque el ácido cítrico y algunos de los componentes de las esencias vegetales pueden producir reacciones irritativas o alérgicas, por lo que te recomendamos probarlo antes de empezar a usarlo.

Si no tienes problemas, este sérum te gustará: tiene una textura fluida, se absorbe muy bien y rápidamente, deja sensaciones agradables en la piel y notarás sus efectos en pocas semanas. Tu piel estará más jugosa y tersa.

Nos gusta menos que se aplique mediante un gotero porque el producto queda siempre más expuesto a posibles contaminaciones. ¡Bien por el envase opaco!

En cuanto al precio, está en la media alta de los sérums, que comprende un espectro bastante amplio.

Nourish London Serum Relaxant

 

Nourish London Serum Relax

Ver precio y disponibilidad

Envase correcto pero no perfecto, porque es mejor siempre, para un sérum, el cristal oscuro o un material completamente opaco. Sin embargo, el aplicador airless sí es todo un acierto.

Un sérum inglés hidratante, 100% natural, concebido para tratar pieles especialmente sensibles, como las que padecen rosácea, cuperosis, atopia, etc., pero que puede ser utilizado por cualquiera. 

Vamos con el INCI:

Aqua, Glycerin, Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder, Daucus Carota Sativa Root Powder, Palmitoyl Tripeptide-5, Sodium Hyaluronate, Cetearyl Glucoside, Lavandula Angustifolia Oil, Xanthan Gum, Sodium Levulinate, Bisabolol, Zingiber Officinale Root Extract, Levulinic Acid, Potassium Sorbate, Coumarin, Geraniol, Limonene, Linalool.

Como base utiliza agua, glicerina de origen vegetal y aloe. La cantidad de este último, que además está originariamente en forma de polvo, explica el aspecto algo gelatinoso del líquido, que resulta fresco y alivia mucho las pieles con problemas.

Ya hemos desgranado las bondades del aloe y de ellas se deduce su idoneidad para cuidar pieles maltratadas.

El extracto de zanahoria (también en polvo) es antiséptico, antiinflamatorio, astringente, hidratante, revitalizante, calmante y curativo. Sumado a productos antienvejecimiento mejora sus efectos.

El palmitol es un oligopéptido sintético de origen natural que no está suficientemente estudiado pero que presenta características muy interesantes y prometedoras como ingrediente antiedad muy biocompatible (nuestro organismo los produce).

Se trata de pequeñas proteínas con una gran facilidad para penetrar en la piel que estimulan la producción de colágeno y el buen funcionamiento celular. 

El ácido hialurónico tiene suficiente protagonismo como para asegurar una hidratación profunda.

El cetearil glucósido sirve como vehículo y como estabilizante.

La lavanda aporta propiedades calmantes, desinfectantes, antiinflamatorias, suavizantes y buen olor; el bisabolol se obtiene de la manzanilla y es calmante, regenerador, antioxidante y antiinflamatorio; el extracto de raíz de jengibre es antiinflamatorio y calmante y hace un dúo perfecto con el bisabolol para aliviar pieles irritadas y/o sensibles, mejora la circulación y tonifica. 

Como en los otros sérums ya analizados, los excipientes mejoran la fórmula en todos los aspectos.

Estamos ante un sérum que da muy buenos resultados, alivia de manera inmediata las pieles especialmente castigadas, calmándolas y devolviéndoles poco a poco a la normalidad o, al menos, a un estado visiblemente mejor en todos los aspectos.

Es no comedogénico, vegano, penetra muy bien en la piel y no deja residuos. 

A causa de las esencias contiene fragancias y puede ser irritante o alergénico, por lo que es aconsejable que hagas una prueba para asegurarte de que no te provoca ninguna reacción, en cuyo caso disfrutarás también de su agradable y relajante aroma.

La relación calidad/precio es realmente buena. 

Biofficina Toscana Sérum Antioxidante

Biofficina Toscana Sérum AntioxidanteVer precio y disponibilidad

Otro sérum italiano que pone el acento en el binomio Uviox®-Oleox®, un par de compuestos de uva y de aceitunas que forman un potente dúo antioxidante.

Cuando hablamos de este tipo de ingredientes no aparecen nunca así en en INCI porque en este han de ir desgranados todos y cada uno de los ingredientes. Ambos contienen conservantes que también están listados en el INCI (ácido cítrico, benzoato de sodio, sorbato de potasio).

Lista de ingredientes:

Aqua, Glycerin, Propanediol, Hydrolyzed Grape Fruit, Hydrolyzed Olive Fruit, Sodium Hyaluronate, Ribes Nigrum Fruit Extract, Rubus Idaeus Fruit Extract, Vaccinium Myrtillus Fruit/leaf Extract, Vitis vinifera Leaf Extract, Bisabolol, Tocopherol, Xanthan Gum, Betaína, Coco Glucoside, Decyl Glucoside, Benzyl Alcohol, Glyceryl Oleate, Benzoic Acid, Dicaprylyl Ether, Parfum, Dehydroacetic Acid, Sodium Hydroxide, Hexyl Cinnamal, Hydroxyisohexyl 3-Cyclohexene Carboxaldehyde, Hydroxycitronellal, Citronellol. 

Muchos están ya analizados en los anteriores sérums y no vamos a repetirnos, así que te remitimos a ellos.

El extracto de piel de uva y el de aceitunas frescas, como ya hemos indicado, son antioxidantes, regeneradores, antiarrugas y protectores. Con el ácido hialurónico crean una base antiedad sólida y eficiente y este está en una buena posición en el INCI.

Siguen extractos de varias bayas (grosella, arándano, etc.) cuyas propiedades principales son su poder antioxidante.

En resumen, un sérum eminentemente antioxidante con ácido hialurónico, perfecto para combatir los radicales libres pero demasiado especializado y carente de otros atributos deseables en un cosmético con tantos ingredientes.

¿Nuestro consejo? Úsalo combinado con otro que sea más completo, añadiendo alguna gota y mezclándolos, porque desde luego como antioxidante es único.

Tiene tacto semejante al gel, lo que es muy agradable para algunas personas y nada para otras.

Es importante que dejes que tu piel lo absorba por completo antes de ponerte la hidratante, porque con algunas hace mala combinación, dejando una sensación algo pringosa.

Devuelve lustre y vitalidad al rostro, difuminando arrugas y marcas de expresión.

Además de fragancias propias de las esencias contiene perfume, así que cuidado.

Nos ha sorprendido mucho encontrar en este sérum un ingrediente clasificado por la UE como un alérgeno potencialmente peligroso hasta el punto de que ha de ser retirado de cualquier cosmético a partir de agosto de 2021. Nos referimos al Hydroxyisohexyl 3-Cyclohexene CarboxaldehydeB, que es otra fragancia y, por lo tanto, no es en absoluto necesario.

Definitivamente hay un exceso de fragancias para tratarse de un sérum que va a penetrar en la piel.

Envase y aplicador correctos y precio muy competitivo.

La Saponaria Ácido Hialurónico

La Saponaria Ácido HialurónicoVer precio y disponibilidad

Si no te convence ninguna de nuestras propuestas o prefieres probar el ácido hialurónico antes de tomar una decisión, te sugerimos este producto de La Saponaria, hecho, como verás, solo con este ingrediente, agua y un par de conservantes.

INCI:

Aqua, Sodium Hyaluronate, Benzyl Alcohol, Sodium Dehydroacetate. 

La idea es que si ya usas algún sérum sin ácido hialurónico añadas al mismo una o dos gotas de este. Si el resultado te gusta podrás lanzarte a por alguno de los que te hemos recomendado.

También puedes añadirlo -siempre una o dos gotas- a tu crema hidratante. 

No lo utilices en combinación con algún otro producto que tenga ya ácido hialurónico, para no superar el 2% de concentración, porque por encima de este margen no solo no hidrata sino que puede ser muy secante: recuerda que capta humedad del entorno y del organismo y no quieres que deje tu dermis “seca”.

Con estas precauciones, es un buen producto para mezclar y hacer pruebas. 

En este caso el gotero está justificado porque te permite dosificarlo adecuadamente, es decir, de gota en gota. Eso sí, ciérralo muy bien cada vez que lo uses y procura no tocar el gotero.

Ninguna pega que poner al precio porque, además, te cundirá mucho.

Por qué el ácido hialurónico para el sérum

Mejores sérums que contienen ácido hialurónico

La respuesta cae casi por su propio peso: porque todas las pieles necesitan hidratación y cuanto más maduran más ayuda necesitan para mantener los niveles de humedad óptimos y porque el sérum puede hacer lo que los demás no pueden, que es llegar hasta el fondo de la piel..

La hidratación es básica para la salud integral de la piel por varios motivos:

  • Es el fundamento de una epidermis equilibrada y, por lo tanto, de una barrera cutánea efectiva, en la que el manto hidrolipídico juega un papel decisivo.
  • La dermis precisa estar bien hidratada no solo para rellenarse y ofrecer un aspecto terso, sino porque sin humedad no puede realizar los procesos de mantenimiento necesarios: la producción de colágeno y elastina, de sebo y sudor, etc.

¿De dónde saca esta humedad la piel? Principal y mayoritariamente del organismo, de la ingesta regular y suficiente de agua.

La piel es casi totalmente impermeable porque de otra forma la función de barrera defensiva no podría cumplirse. Es, además, lipofílica, lo que significa que es muy compatible con los productos oleosos, que sí pueden penetrar cuando sus moléculas son lo suficientemente pequeñas.

Los sérums de base acuosa contienen suficientes moléculas oleosas y con gran poder de penetración como para cumplir sobradamente con sus objetivos, gracias a ingredientes llamados emulgentes, que hacen posible que ingredientes acuosos y oleosos se mezclen. 

Las cremas hidratantes están formadas por moléculas grandes, incapaces de penetrar, pero esa es justamente su función, quedarse en la epidermis y crear una película que refuerce la barrera, manteniendo la humedad propia y captando, si es necesario, la exterior, no para que penetre en la piel, sino para rebajar la evaporación cutánea.

Existen muchos activos capaces de absorber y retener la humedad, pero ninguno tan capaz como el ácido hialurónico, que puede llegar a absorber hasta 1.000 veces su peso en agua y, además, regular esta absorción según las circunstancias de cada piel y del entorno.

Nuestro cuerpo fabrica AH a diario y lo utiliza en varios frentes, desde los ojos hasta las articulaciones. Tiene una media de 15 gr, que son suficientes para cubrir todas sus necesidades, de los que a diario se renuevan unos 5 gr.

Con el tiempo, como ocurre con tantos otros procesos, se produce menos, se repone peor, más lentamente y los procesos de recambio empiezan a fallar.

La gran ventaja es que se puede restituir con un aporte externo, tanto en la piel como en cualquier otra zona donde se necesite: hoy en día se inyecta ácido hialurónico en las articulaciones con excelentes resultados.

La mayor parte del ácido hialurónico utilizado hoy en día es de origen vegetal y totalmente biocompatible, lo que a efectos prácticos supone que las posibilidades de rechazo y/o reacciones adversas son casi nulas.

El peso molecular

Es un tema del que se habla profusamente respecto al AH y hace referencia al tamaño de las moléculas: siendo una molécula la unidad más pequeña de una sustancia que posee todas las características de esta y estando compuesta por átomos, el tamaño de cada molécula vendrá determinado por la cantidad de átomos que la integran.

Las moléculas grandes de AH se quedan en la epidermis, mientras que las pequeñas penetran hasta la dermis.

¿Qué es lo mejor? Una mezcla de varios pesos o masas moleculares, para hidratar cada estrato cutáneo y garantizar la humedad necesaria en cada zona y para cada trabajo.

Para lograrlo nada mejor que el ácido hialurónico, que puede formularse con diferentes pesos en un solo sérum.

¿Por qué un sérum?

  • Porque es el único que puede penetrar y llegar a todas las capas de la piel, gracias a sus pequeñas moléculas.
  • Porque concentra los ingredientes y todos ellos son -o deberían ser- activos: a diferencia de otros cosméticos, como las hidratantes, que tienen una media de un 4-5% de activos (10% como mucho, en casos contados), los sérums contienen (o deberían contener) un mínimo de un 70%, aunque en un buen sérum todos los componentes, incluidos los excipientes, tendrían que tener propiedades beneficiosas para la piel y, desde luego, nunca debería suponer un riesgo potencial.
  • Porque estos ingredientes son muy potentes.
  • Porque con una cantidad mínima se logra el máximo rendimiento.
  • Porque no es la suma de sus componentes, sino la sinergia de estos: se mejoran los unos a los otros.
  • Porque puede tratar cualquier tipo de piel o problema cutáneo.

¿A qué edad?

Selección de los mejores sérums con ácido hialurónico

Está claro que las pieles jóvenes y sin problemas producen todo el ácido hialurónico que necesitan y no requieren de un suero de ningún tipo.

La edad para empezar a utilizar sérum oscila entre los 25 y los 30 años, siempre y cuando no haya problemas concretos, como sequedad, grasa, manchas, acné, etc. El momento perfecto hay que determinarlo en función de las características de cada piel y de su historia, ya que hay pieles muy jóvenes muy castigadas por el abuso de la exposición al sol.

Este abuso no se hace patente de inmediato, pero afecta y mucho a todos los procesos cutáneos, tanto de la epidermis como de la dermis, dando origen a un fotoenvejecimiento prematuro que el uso de un buen sérum puede frenar e incluso llegar a revertir en cierto modo.

El fotoenvejecimiento compromete y afecta a la producción de AH, así que si te has pasado con el sol vas a necesitar un sérum hidratante, tengas la edad que tengas.

Por otro lado, existen sérums que no solo integran el AH de distintos pesos moleculares, sino también algún precursor de este, es decir, algún ingrediente que actúa mejorando la producción natural de ácido hialurónico por parte de la piel.

¿Cuánto?

Igual que el cuerpo no necesita de grandes cantidades, la piel tampoco.

Para que sea efectivo realmente debería estar en una proporción no inferior al 1% (por debajo del 0.5% no parece tener verdaderos efectos) y nunca superior al 2%.

Esto es fácil de entender, ya que su capacidad de absorber y retener humedad es tal que en proporciones superiores comienza a resecar la piel debido a que extrae de sus capas inferiores la humedad.

La forma de saber si está en cantidad suficiente es consultar el INCI o lista de ingredientes del sérum: si aparece entre los primeros, perfecto, pero si aparece hacia el fina es posible que no vayas a notarlo mucho.

Es una orientación muy general, porque puede que un sérum contenga otros ingredientes que potencien el AH, por ejemplo (los hay de origen natural con propiedades muy semejantes a las de este ácido).

Si te parece que un 2% es poco para cualquier ingrediente, recuerda que los sérums se hacen con compuestos muy potentes, normalmente se necesita poco de cada uno y en mayores cantidades podrían ser nocivos (alergias, irritaciones…).

Muchos productos tienen el reclamo del AH pero este está por debajo del 0.5%, así que pon atención.

¿Qué ventajas tiene?

Principalmente hidrata, rellena, difumina las arrugas, retrasa su aparición, alisa la tez y mejora la producción de la propia dermis.

Pero también la protege ya que es un gran amortiguador (esa es una de sus principales funciones en las articulaciones), es antiinflamatorio, aclara las manchas, exfolia suavemente y es antioxidante.

El AH mejora cualquier seŕum, ya que ninguna piel puede prescindir de la hidratación profunda, constante y regeneradora que proporciona, mientras contribuye a un rostro más joven, más luminoso y limpio.

¿Qué inconvenientes tiene?

Ninguno a las dosis indicadas, que están reguladas por ley y en la UE muy controladas.

En un primer momento el ácido hialurónico se obtenía de algunos animales, pero hoy en día casi todo es de origen vegetal y ambos son perfectamente compatibles.

Ni siquiera inyectado por profesionales médicos (se utiliza en oftalmología, traumatología y medicina estética) supone ningún riesgo.

Lo único que vas a conseguir de este maravilloso producto son beneficios. Los notarás desde las primeras aplicaciones de tu sérum y a medio y largo plazo tu piel parecerá haber perdido años.

Nuestro consejo final es que elijas un sérum de calidad, a base de ingredientes naturales y con el suficiente AH como para marcar un antes y un después en tu rostro.

 

Artículos relacionados
Cómo quitar el maquillaje waterproof
Eliminar maquillaje waterproof

El maquillaje se puede considerar casi como un complemento más, que en función de nuestras necesidades y gustos personales, utilizamos Leer más

Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

Seguramente no es la primera vez que tras intentar desmaquillar el área del contorno de ojos, has obtenido un resultado Leer más