Guante exfoliante: qué es, cómo utilizarlo y cómo elegir uno

Exfoliar la pieles algo que todos deberíamos hacer para tener la piel mucho más radiante. Para hacerlo perfecto lo ideales usar un guante apropiado. Por eso, vamos a hablarte sobre: guante exfoliante: qué es, cómo utilizarlo y cómo elegir uno.

¿Sabes por qué es bueno exfoliar tu dermis? Porque ayuda a eliminar las impurezas y las células muertas que hay en tu dermis. Y te preguntarás, ¿por qué existen estas impurezas?

Las células dérmicas están viajando entre las 5 subcapas que tiene la piel y cuando llegan a la parte más superficial de la misma, es cuando han cumplido su ciclo vital y se mueren.

Una vez que se mueren, lo habitual es que se desprendan solas y se caigan, pero esto no siempre sucede. Cuando no ocurre, se acumulan en la piel generando impurezas.

Esto hace que la piel tenga un aspecto áspero, como reseco y con poco brillo, es decir, la dermis tiene un aspecto más desagradable que se soluciona gracias a la exfoliación.

Exfoliar la piel

Para exfoliar tu piel puedes escoger productos cosméticos de venta comercial aptos para esto o bien hacer tus propios productos caseros con ingredientes naturales y controlar bien qué es lo que te estás poniendo sobre tu dermis.

Si tienes la piel sensible, es mejor que optes por hacerlos tú mismo/a porque de esta manera podrás controlar bien la cantidad de ingredientes que usas y escoger los mejores y más aptos para tu caso concreto.

Cuando comiences a exfoliar tu piel, te darás cuenta de lo importante que es mantenerlo en tus cuidados corporales ya que te dejará la dermis mucho más suave, tersa y con aspecto mucho más radiante.

Quizá pienses que para que te dé buenos resultados la exfoliación lo mejor es hacerlo diariamente, ¡pero nada más lejos de la realidad! Si lo haces diariamente destruirás la capa lipídica de la piel dejándola expuesta a factores externos que pueden dañarla.

En este sentido, debes respetar la capa natural protectora de tu dermis y exfoliar tu piel de forma espaciada en el tiempo. Para ello, debes tener en cuenta lo siguiente dependiendo de tu tipo de dermis:

  • Normal: podrás exfoliar una o dos veces por semana
  • Mixta o grasa: podrás exfoliar una vez por semana o dos veces por semana
  • Seca: podrás exfoliar una vez cada dos o tres semanas
  • Sensible o dañada: habla con tu médico para saber si puedes hacerlo sin dañar tu dermis

Si tienes la piel sensible o muy seca, después de la exfoliación es importante que utilices una crema hidratante que te guste y que sepas que te va bien. De esta manera, evitarás que se te reseque la piel demasiado.

Cuando quieras exfoliar tu dermis, independientemente del método que utilices (casero o cosmética comprada), tendrás que hacerlo en la ducha. De esta manera aprovechas la humedad de la piel y será mucho más fácil conseguir que se extienda y que penetre correctamente.

Consigue una piel hermosa con un guante exfoliante

Sabiendo todo lo anterior y teniéndolo en cuenta, si realmente quieres una piel perfecta y radiante y olvidarte a la piel seca tendiente a la descamación, opta por el uso del guante exfoliante para conseguir los mejores resultados.

Como te hemos avanzado más arriba, la exfoliación te ayuda a que te deshagas de las impurezas y las células muertas, renueva tu piel y se regenera de forma natural para que se vea aún más joven y uniforme.

El guante exfoliaste es la herramienta perfecta, que aunque es algo grueso, te ayudará a eliminar de manera mucho más efectiva las impurezas que tienes.

Cómo usar el guante exfoliante

Tendrás que usarlo siempre en la ducha, en el momento que estés exfoliando tu dermis. Pero, ¿sabes cómo utilizarlo correctamente? Si la respuesta es negativa, entonces sigue los siguientes pasos para hacerlo correctamente:

  1. Cuando te metas en la ducha o en la bañera, procura que el agua esté tibia.
  2. Humedece todo tu cuerpo.
  3. Coge el guante exfoliante y ponlo en tu mano dominante.
  4. Pon un poco de la sustancia exfoliante que has escogido en la palma del guante exfoliante.
  5. Comienza a frotar tu cuerpo con el guante. Hazlo a modo de masaje, con movimientos circulares y ascendentes, sin apretar demasiado. Intenta que los movimientos sean suaves en las zonas que quieres tratar.
  6. Recuerda siempre hacerlo suave para evitar irritaciones innecesarias en tu dermis.
  7. Una vez que acabes, deja actuar el exfoliante unos minutos y después enjuaga bien tu cuerpo con agua tibia.
  8. Después de salir de la ducha o del baño, usa una crema hidratante que te guste y que vaya bien a tu tipo de piel. Así la suavizarás aún más y la sentirás mucho menos reseca.

Consejos adicionales

Si está usando un exfoliante concreto, no uses el exfoliante para tus pies, tu cara o tu cuerpo. Estas zonas son más sensibles y necesitan que el exfoliante sea apto para estos lugares de tu cuerpo.

Puedes usar productos específicos para estas zonas. Si quieres hacer remedios caseros, por ejemplo usando avena o café molido, tendrá que estar hecho como si fuese textura de harina para que realmente sea efectivo y que no dañe estas zonas tan delicadas de tu cuerpo.

En estas zonas más delicadas, puedes usar también el guante exfoliante, pero deberás hacerlo con mucho más cuidado y aplicar después un tónico facial para la cara y una crema hidratante para cuello y escote y otro para los pies.

Qué más debes saber: el guante de crin

Ahora que ya sabes cómo usar el guante exfoliante y cómo debes hacerlo en el tiempo, sabrás que si lo haces de manera habitual tu piel siempre estará radiante, bien cuidada, suave y libre de molestas imperfecciones.

Puedes hacerlo en cualquier época del año. Además, si usas un guante correcto aún tendrás mejores resultados. Uno de los mejores guantes para este tipo de tratamientos es el guante exfoliante de crin.

Es una herramienta que de forma sencilla y natural mejora el aspecto de tu dermis e incluso, puedes usarlo para combatir la dermis de naranja. Si no sabes cómo usar un guante de crin, no pierdas detalle a las siguientes líneas.

Para usar correctamente el guante de crin, ten muy en cuenta los siguientes puntos clave, porque encontrarás en ellos el secreto de hacer una exfoliación maravillosa.

Sigue leyendo: Cuáles son los mejores exfoliantes corporales

Por qué es tan útil el guante crin

Es como una manopla con textura rugosa porque es de esparto y sirve para frotar la dermis y eliminar de manera eficaz, todas las células muertas. Exfolia con profundidad y deja tu piel tan suave que parecerá que te has hecho en un salón de belleza un peeling corporal.

¡Todas las personas te preguntarán que cuál es tu secreto! Y no es para menos… entre los efectos más importante es que tiene una acción drenante.

Mediante los movimientos circulares puedes activar la microcirculación de la sangre y limpiar tu dermis profundamente. Además de acabar con las impurezas también puedes combatir la celulitis porque te ayudará a que el producto penetre mejor y a remover la grasa que tienes.

Por si fuese poco, si tienes una piel algo flácida, entonces éste también es un producto ideal para ti, porque con los productos adecuados y su uso, podrás reafirmar la dermis en las zonas que más te interesan.

Qué debes saber antes de comprarlo

Antes de comprar este guante de crin y empezar a usarlo, es importante que sepas que no debes abusar de su uso o te podrías perjudicar tu dermis y dañarla considerablemente.

Es una buena herramienta siempre y cuando lo utilices correcta y debidamente.  Siempre tendrás que usarlo en la ducha y nunca en seco. Si no lo haces así, te provocarás graves irritaciones e incluso podrías hacerte heridas.

El guante debe ser de calidad y si tienes la piel muy sensible no utilices el guante y opta mejor por las esponjas exfoliantes que te vendrán muy bien y los resultados también son buenos.

Estas esponjas exfoliantes suelen tener un lado con fibra y otra parte más rugosa, pero no es esparto, es más una textura similar a los estropajos de lavar los platos, pero pensado exclusivamente para las pieles más sensibles.

En este sentido, no son tan agresivos como los guantes de crin y podrán mimar más tu piel sin provocar irritaciones. Del mismo modo, si tienes la piel sensible y usas la esponja en lugar del guante, también tendrás que usarlo siempre mientras estás en la ducha.

No te lo puedes perder: Cómo hacer un exfoliante corporal casero

Cuando estés en la ducha…

Cuando estés en la ducha, usa el guante de crin siempre realizando suaves movimientos circulares ascendentes y sin apretar nunca. No deberías sentir dolor, simplemente una ligera sensación áspera pero que con el agua de la ducha no se hace molesta en absoluto.

Así podrás eliminar las células muertas y también luchar contra la piel de naranja si es tu deseo. Los movimientos si lo que quieres es trabajar la celulitis, es exactamente el mismo que cuando quieres limpiar las impurezas.

De hecho, gracias al guante exfoliante podrás conseguir las dos cosas: exfoliar tu dermis y prevenir la piel de naranja para que no forme parte ni de tu vida ni de tu cuerpo.

El guante en lucha contra la celulitis

Eso sí, si lo que quieres es librarte de la piel de naranja, además de exfoliar respetando el espacio en el tiempo, podrás usar una crema anticelulítica junto con el guante y los resultados te encantarán.

Aunque para que el guante de crin tenga más eficacia en la lucha contra la celulitis, es ideal que antes de meterte en la ducha hagas un cepillado en seco en las zonas a tratar. De esta manera podrás reactivar la microcirculación de la sangre y que después el tratamiento sea más efectivo.

Una piel bien nutrida

Al salir de la ducha, si no quieres que se te quede una dermis demasiado seca, entonces tendrás que utilizar tu crema hidratante habitual y aplicártela sobre todo tu cuerpo.

También puedes utilizar una loción reafirmante, lo que tú prefieras. Lo que resulta más importante es que siempre tengas la piel bien hidratada y nutrida todo el tiempo. (Tanto si usas el guante de crin, la esponja exfoliante o tus propias manos).

El guante no lo uses todos los días

Si usas una crema anticelulítica todos los días para luchar contra la celulitis, no tienes que usar el guante de crin todos los días. Esto solo provocará que te perjudiques y dañes tu dermis.

El guante de crin, solo tendrás que usarlo una vez por semana, independientemente de su usas un producto para la celulitis todos los días.

Además, si eres una persona que tiene la piel seca y/o muy sensible, aún tendrás que espaciar más el uso del guante de crin para evitar hacerte daño o que realmente te salgan irritaciones o malestar dérmico difícil de soportar…

Si no tienes esto en cuenta, podrías tener descamaciones muy severas e incluso que tu piel se agriete, le salgan heridas y lo que es peor… que acabes teniendo infecciones.

Otros guantes exfoliantes que pueden interesante

Además del guante de crin que te acabamos de hablar, también hay otros tipos de guantes que pueden irte muy bien si sabes cuáles son. Son guantes estupendos que dependiendo del tipo de piel que tengas, quizá te resulten más agradables que el de esparto.

Veamos algunos ejemplos a continuación.

Guantes para pieles sensibles:  fibra de carbón de bambú

Exfoliar la piel sensible puede ser extremadamente complicado porque se irrita con mucha facilidad. Pero puedes hacerlo siempre que sepas usar las herramientas correctas.

Por eso, este tipo de guante es estupendo para la piel sensible o muy seca porque es muy suave y no es abrasivo. Puedes regular la presión en todo momento. Y aunque parezca más suave que el de crin por su material, en realidad es igual de efectivo.

Te puede interesar: Exfoliante de café: beneficios y cómo hacerlo

Manopla exfoliante corporal antibacteriana

Este tipo de guante puede sentirse igual de áspero que el de crin, pero también puedes usarlo en tu espalda o tus pies por ejemplo. Lo que tiene de especial es que es antibacteriano, por lo que te sentirás aún más seguro/a en su uso.

Guante de silicona

Es un guante exfoliante de silicona y tiene buenas criticas porque sus cerdas son suaves y puedes escoger el color que más te guste. Ayuda a eliminar las células muertas sin irritaciones por el material con el que está hecho.

¿Qué significa? Que sirve para todo tipo de pieles. Una vez que acabes de usarlo, será necesario que lo laves bien con agua limpia y lo dejes secar.

Guantes de sisal

Son guantes exfoliantes que se consideran de lujo porque se sienten cómo algodón de doble cara para destapar todos los poros y que además limpie y elimine la piel muerta tanto de la cara como del cuerpo.

Llegados a este punto, no podemos negar que ahora sabes mucho más sobre el guante exfoliante: qué es, cómo utilizarlo y cómo elegir uno. ¡Una vez que comiences a utilizarlo ya no sabrás vivir sin él!

Artículos relacionados
Todo sobre el aceite de CBD

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el aceite CBD? Si no sabes qué es o las propiedades que tiene, a Leer más

¿Cómo hacer un aceite corporal casero?

En el mercado actual existen muchos aceites corporales para todo tipo de pieles y es buena idea que aprendas a Leer más