5 formas naturales de limpiarte la cara

limpiezas faciales naturales

El cuidado facial es un aspecto que nos preocupa a todas/os. La piel de nuestro rostro puede llegar a ser una carta de presentación instantánea sobre los cuidados que aplicamos en ella, delatando si cada día hacemos los deberes o simplemente dejamos las tareas de cuidado facial en el olvido.

Nuestra rutina, a veces un poco estresante debilita nuestros tejidos; otro aspecto que también influye, y mucho, son los agentes externos como por ejemplo, la polución, los cambios de estaciones (el viento, el frío o un excesivo calor) que deterioran nuestra piel poco a poco.

Sin embargo, hay un aspecto que forma parte del proceso natural de los años y del que nos preocupamos especialmente: el proceso de envejecimiento cutáneo.

Este proceso depende de muchos factores, siendo la genética un punto clave en cómo nuestro tejidos envejecerán.

Pero, tal y como hemos comentado la genética no es el único aspecto o factor que interfiere en el envejecimiento de la piel.

Nuestras abuelas tenían razón: limpiar la piel del rostro es imprescindible

Si intentamos hacer memoria, seguramente en al alguna ocasión recodarás aquello que tu madre o tu abuela con mucho cariño te ha recordado más de una vez: limpiarse bien el rostro es fundamental para lucir una piel bonita, saludable y con menos arrugas.

Y es que aunque quizás nunca hayas reparado en este consejo, tan sabio y tan útil, hoy te proponemos detenernos y ahondar un poco en la importancia que contiene está verdad heredada y apreciada desde antaño: porqué es tan importante limpiar bien la piel de la cara y qué formas naturales existen para ello.

Como era de esperar, para profundizar un poco mejor en este tema tenemos una serie de razones que convierten la limpieza facial no solo en un paso básico sino también esencial:

La doble limpieza diaria del cutis: un paso básico

Lo habitual es limpiarnos la cara dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche, de esto no tenemos dudas pero, ¿sabes exactamente porqué nos recomiendan los expertos realizar esta doble limpieza?.

Tras esta doble tarea de limpieza que nos aconsejan realizar cada día, de una forma muy constante, existe un explicación bastante sensata.

Lo primero, es que cuando nos levantamos nuestra piel suele ir acumulando durante las horas de sueño una serie de grasa que producimos de una forma natural. A veces estos restos de grasa también dependen del sudor y claro está del tipo de piel con el que contemos.

Por ejemplo, si contamos con una piel grasa, nuestra tendencia a acumular restos de sebo será mucho mayor.

Por las mañanas limpiar nuestra dermis será vital, de igual modo, para refrescar nuestros tejidos, despejar y despertar la piel que suele mostrarse con un aspecto un poco más congestionado y apagado a primera hora.

Ahora bien, llegada la noche y una vez que ha transcurrido nuestra jornada diaria la limpieza de la piel se torna también como un oasis para nuestros agotados tejidos.

Aunque no lo creas el agotamiento físico y mental también se refleja en nuestra piel y las horas de sueño son fundamentales para aportar la reparación profunda que nuestro cutis estresado necesita.

Sabemos que las partículas contaminantes que se encuentran dispersas en el aire pueden saturan los poros de la piel, sin embargo existe otro enemigo que sumará daños negativos sino hacemos algo al respecto: el maquillaje.

El maquillaje que solemos utilizar (con mayor o menor frecuencia) también es el responsable de esta carga y saturación de los poros de nuestro rostro.

Por todos estos motivos, como ya puedes ir imaginando, limpiar la piel por la noche no debe faltar en tu rutina de cuidado facial ya que de lo contrario, la saturación y la obstrucción que sufren los poros puede llegar a suponer un grave problema, potenciando incluso que tu dermis envejezca de una forma prematura.

Si queremos minimizar riesgos y eliminar futuros problemas, la solución más fácil y sencilla es limpiar de una forma apropiada nuestro cutis por la noche.

Pero si aún no hemos conseguido convencerte, sobre la importancia que contiene limpiar dos veces al día la piel del rostro, no te preocupes que tras lectura de este artículo estamos seguras que quedarás convencida/o. Sólo tienes que hacer click en este enlace: ¿porqué es importante lavarse la cara dos veces al día?.

Los productos naturales también funcionan para limpiar la piel

Tras leer estas líneas seguramente hemos conseguido que comprendas un poco mejor porqué es tan importante que limpiemos a fondo la piel pero, llegados a este punto (como es normal), te estarás preguntando cual es la mejor forma de hacerlo.

Para ayudarte, ante la elección de un producto que pueda resultar adecuado para limpiar la piel del cutis, lo primero que añadiremos es que esto depende en gran medida de cual sea tu tipo de piel.

Como habrás podido comprobar en el mercado hay productos de limpieza específicos que cubren distintas funciones y que dependen de cómo sea tu piel: más o menos grasa, un poco más seca, demasiado sensible…todos estos requisitos debes tenerlos muy presentes.

A veces, encontrar un producto de limpieza que resulte compatible al 100 % con nuestra piel no resulta una tarea nada fácil. Por ello, queremos facilitarte esta (a veces tediosa) misión, proponiéndote la lectura de este artículo: los mejores limpiadores faciales.

Sin embargo, además de decantarte por opciones de limpieza comerciales, también puedes decantarte por sumar beneficios en tu piel aplicando distintas formas de limpieza que sean completamente naturales.

Para que las conozcas a fondo, nosotras en este artículo nos hemos propuesto que al menos conozcas 5 formas naturales de limpiarte la cara.

Existen muchas formas de limpiar el cutis, pero nosotras sentimos especial debilidad por lo natural y lo sostenible, así que tras este breve preludio te contamos por fin cómo llevar a cabo estas formas de limpieza tan natural.

5 formas completamente naturales de limpiarte la cara

Limpiar la piel puede parecer un gesto sencillo, pero si nos proponemos limpiar la piel en profundidad la cosa cambia.

Si quieres que tu dermis reluzca, aplicando solo gestos naturales sobre ella, te proponemos los siguientes pasos:

1. Utiliza un limpiador en función de tu tipo de piel: el mejor, el agua micelar

Como era de esperar, ya que las formas de limpiar nuestro rostro pueden llegar a ser muy diversas no es de extrañar que en el mercado podamos encontrar una gran diversidad de productos que logren completar esta acción.

Sin embargo, en este apartado queremos centrarnos en productos que sean naturales y que por lo tanto realicen una limpieza natural de la piel.

Un producto que nos encanta, por su versatilidad respecto a sus usos, es el agua micelar.

Este producto será una herramienta esencial tras lavar tu rostro cada mañana y cada noche, ya que te ayudará a eliminar por completo la suciedad restante que pueda quedar sobre la piel.

Otro motivo, por el que nos queremos centrar en este producto, es porque justo antes de limpiar la piel debemos pensar qué soluciones podrán ser más apropiadas.

La buena noticia es que el agua micelar es adecuada para limpiar todo tipo de piel y además, es un excelente tónico y un maravilloso desmaquillante.

La clave está en las micelas que poco a poco van arrastrando la suciedad que se ha ido acumulando en la piel, eliminándola y deshaciéndola, incluso si suele maquillarte con maquillaje resistente al agua.

Cómo limpiar el rostro con agua micelar

Limpiar tu rostro con la ayuda de una solución micelar no tiene nada de complicado, al revés, es un producto que será ideal para facilitar y sobre todo agilizar la limpieza del cutis.

En primer lugar, te recomendaos limpiar la piel con agua tibia y un jabón neutro o un gel que sea muy suave y natural.

Si no sabes bien como debes lavar la piel de tu rostro, debes tener en cuenta estas recomendaciones, para evitar cometer errores que pueden llegar a dañar tus tejidos. Sigue los siguientes consejos, que te recomendamos en este artículo: 15 errores que estás cometiendo al lavarte la cara.

Enseguida, tras eliminar la suciedad lavando la cara con agua tibia, secaremos bien la piel con una toalla y completaremos la limpieza, pasando un algodón impregnado en agua micelar.

Es importante que no extiendas el agua micelar de una forma brusca, sino que sigas un recorrido muy suave que ayude a tonificar y cerrar los dilatados poros de la piel.

Qué agua micelar elijo

agua micelar limpieza facial

Por desgracia, muchos productos no contienen cualidades que puedan definirlos como totalmente naturales, al 100%.

Esto también ocurre cuando queremos adquirir una solución micelar, ya que hay firmas que incluyen una cantidad exagerada e innecesaria de componentes que ni siquiera cuentan con una calidad apropiada.

El abanico de posibilidades es amplio, pero nosotras queremos recomendarte lo mejor, lo que nos funciona.

Por ello si no quieres llevarte desagradables sorpresas al comprar un agua micelar, te proponemos seguir si o si las siguientes recomendaciones:

  • Apuesta por soluciones micelares que hayan pasado un control dermatológico y estén testadas. Lo mejor es que sean hipoalergénicas y además sumen el plus, de no-comedogénicas, así tendremos una certeza casi absoluta de que no dañará nuestra piel ni obstruirá los poros.
  • No es necesario que el producto que elijas tenga una cantidad desorbitada de ingredientes, de hecho, nosotras somos fieles a que menos siempre puede llegar a ser masEn el mercado, existen firmas que ya cuentan con estas premisas tan interesantes en las que prima la calidad antes que la calidad.
  • Aunque creemos que este punto seguramente lo tienes bastante controlado, consideramos que no está de mas recordarte que los componentes tóxicos y sintéticos no añadirán ningún beneficio positivo a tu piel. Las soluciones micelares ganadoras desde nuestra opinión, son aquellas que tienen muy pocos conservantes y no incluyen en su INCI, ni parabenos ni siliconas.
  • Por supuesto, dentro de las variedades de ingredientes naturales, hay algunos que pueden ser más efectivos que otros. Te proponemos hacerte con una solución micelar que tenga en su formulación estos ingredientes naturales: gel de aloe vera ecológico, extracto de jengibre ecológico, extracto de manzana, caprylyl capry glucoside, glicerina, ácido salicílico y extracto de avena.

Recetas caseras de limpiadores faciales naturales

En la limpieza del cutis, la acción de un producto específico como hemos visto es un paso que será necesario para complementar y completar estos cuidados. Te hemos hablado del agua micelar, sin embargo, antes de utilizar este producto también puedes incluir algunos ingredientes y recetas caseras, ya que siempre sumará beneficios.

El trabajo complementario de un producto específico mas la acción de una receta casera, dará como resultado una piel que se encuentra limpia, con un unos niveles de higiene óptimos.

Una limpieza que sea apropiada, con los productos e ingredientes apropiados puede lograr en nuestro cutis los siguientes beneficios:

  • Ayudar a regular la secreción de grasa en la piel del rostro.
  • Prevenir que los poros se obstruyan y minimizar la formación de puntos negros o granitos.
  • Retirar de nuestros tejidos la presencia de células muertas.
  • Combatir contra los radicales libres, ya que son unos de los principales causantes de acelerar el envejecimiento.
  • Conseguir una mayor penetración en la piel de cremas faciales o mascarillas.
  • Evitar que se instalen en nuestro rostro infecciones cutáneas, asociadas a bacterias.
  • Lucir con una piel mucho más radiante y juvenil.

En este caso, centrándonos en la limpieza de la dermis hemos reunido una serie de recetas que solo incluyen ingredientes naturales y de calidades excelentes.

Antes de comenzar a aplicar estas recetas, te recordamos que es importante que conozcas a fondo cual es tu tipo de piel y sobre todo, ser constante con el hecho de limpiar la piel, ya que sino realizas este gesto de una forma regular no podrás obtener resultados satisfactorios.

Siempre, de forma previa antes de extender alguna de estas recetas caseras naturales debes lavar tu cutis con agua tibia y jabón neutro. También es importante la parte de secado, ya que si lo acompañas de movimientos bruscos puedes provocar irritaciones poco deseadas, no olvides que siempre debes secar el cutis con suaves movimientos.

Si quieres aprovechar al máximo las cualidades y beneficios que estas recetas sumarán en tu rostro, te aconsejamos dedicarte el tiempo necesario.

Por ello, realiza una limpieza mucho más profunda una vez al mes y de forma adicional, 2 o 3 limpiezas superficiales a la semana.

  • Un elixir natural para la piel: el aceite de oliva

El aceite de oliva está muy presente en nuestra alimentación y a partir de hoy, también estará presente en tus cuidados de la piel ya que es muy efectivo para limpiarla en profundidad.

Su uso es muy frecuente para remover impurezas y dejar el cutis muy suave y muy terso. Gracias a esta capacidad para capturar impurezas, su uso también comprende una actividad desmaquillante muy potente.

Sin embargo, antes de comenzar a utilizar aceite de oliva debes saber que este producto natural aportará bastante densidad en la piel, ya que no se trata de un aceite que se absorba rápidamente.

Por este motivo, también consigue añadir un extra de hidratación y nutrición en nuestros tejidos, debido a su carácter un poco menos untuoso.

Sino quieres que queden restos en tu piel o excedentes, lo mejor es extender el aceite de oliva por la noche antes de dormir.

Utilízalo aplicado en un algodón, comenzando a extenderlo desde la frente y recorriendo el resto de la piel del rostro mediante suaves movimientos circulares.

  • Mascarillas faciales naturales para limpiar la piel:

Otra opción muy recurrente es aplicar mascarillas para limpiar los restos de suciedad e impurezas. La clave de la aplicación de estas mascarillas es dejarlas actuar en nuestro rostro el tiempo indicado.

Si las dejamos actuar con paciencia en la dermis resultarán muy útiles para que nuestros tejidos queden libres de residuos.

1. Mascarilla de arcilla verde con aceite de oliva

La arcilla verde puedes conseguirla fácilmente en cualquier tienda especializada que tenga productos naturales, ya que su uso es muy conocido y apreciado para eliminar todo tipo de impurezas.

Ya que este tipo de arcilla puede ocasionar un excesivo grado de sequedad y tirantez, en esta ocasión la mezclaremos con aceite de oliva.

Gracias a la acción del aceite conseguiremos que su poder humectante aumente notablemente, evitando así las molestias que produce la tirantez, sobre todo cuando aplicamos las mascarilla y se está secando.

Para preparar esta completa mascarilla y conseguir un tratamiento integral, te anunciamos que su elaboración es muy sencilla:

– Necesitarás los ingredientes y cantidades adecuadas, para ello solo tienes que incluir 20 gr. de arcilla verde y 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– Utiliza un recipiente donde añadiremos la cantidad recomendada de arcilla verde y aceite de oliva. Mezcla bien ambos componentes hasta obtener una pasta que resulte fácil de aplicar.

– Enseguida extenderemos la pasta obtenida a lo largo del rostro. Una vez haya quedado todo el cutis cubierto, dejaremos reposar la mascarilla de arcilla verde con aceite de oliva durante 15 minutos.

– Es importante que una vez haya transcurrido este tiempo la retiremos enseguida ayudándonos de agua tibia.

2. Mascarilla con pepino y yogur

Por supuesto, tampoco podía faltar una mascarilla de limpieza facial que incluya pepino, ya que se trata de uno de los componentes estrella de numerosos tratamientos.

Junto con el yogur, la acción del pepino resultará simplemente espectacular y además, desde las primeras aplicaciones.

– Para completar esta mascarilla necesitas 1/2 pepino mediano o 1 pepino pequeño junto con 1/2 yogur natural.

– En primer lugar pelaremos y cortaremos el pepino a rodajas.

– Continuaremos colocando el pepino troceado en la batidora, junto con el yogur. Batiremos bien ambos ingredientes.

– Tras lavar el rostro previamente y secarlo, colocaremos la mascarilla.

Para obtener los resultados ansiados, dejaremos reposar la mascarilla durante 20 minutos. Transcurrido el tiempo eliminaremos los restos de ésta con agua templada.

Ampliar conocimientos sobre el cuidado facial siempre será un aspecto positivo, si además de estos limpiadores naturales en los que hemos profundizado quieres conocer otras propuestas, te aconsejamos que hagas click justo aquí: cómo hacer un limpiador facial casero.

2. Limpia y cierra los poros con ingredientes muy saludables

limpieza facial ingredientes naturales

Los poros de nuestro cutis tras una intensa y larga jornada, pueden quedar bastante obstruidos.

Por este motivo, a primera hora, nuestra misión principal será conseguir preparar y sentar una base firme en nuestra piel para enfrentar el resto de horas que comprenda nuestro día.

Cuando limpiamos la piel, es frecuente que notemos que nuestros tejidos se muestran con un aspecto algo sonrosado, incluso un poco irritado.

Esto se debe a que tras retirar la suciedad que se ha acumulado en los poros, estos quedan abiertos, siendo mucho más vulnerables.

Por ello además de su correcta limpieza, para evitar que surjan problemas o infecciones en el cutis, debemos concentrarnos en que estos vuelvan a cerrarse siguiendo una serie de procesos naturales.

Una vez hayamos logrado que nuestros poros recuperen un estado más liso y uniforme, lo notaremos enseguida, ya que por ejemplo, si utilizas a diario una base de maquillaje podrás comprobar como al extenderla su aspecto queda mucho más unificado.

Otro aspecto que seguro mejorará es la zona que suele denominarse como zona T, donde los puntos negros quedan mucho más marcados.

Esta mencionada zona T, comprende el área de la frente, la nariz y la barbilla; estas zonas acumulan una mayor cantidad de grasa, por lo que la formación de puntos negros y espinillas también es mucho más frecuente.

Tras seguir estos consejos que te proponemos lograrás que su aspecto mejore enseguida:

La leche es algo más que un alimento

Los nutrientes que aporta consumir leche en nuestro organismo ya los conocemos, pero además esta sustancia líquida de color blanco, también puede aportar mucho más beneficios que seguramente desconoces.

Hemos querido mencionar este alimento, ya que la leche puede aportar cualidades en los poros de la piel, no solo limpiándolos sino también hidratándolos y alisándolos en profundidad.

Si aún no has utilizado este remedio natural, te contamos como debes hacerlo:

1. Lava bien la piel de tu rostro, tal y como sueles hacerlo de forma habitual.

2. Cuando tengas el cutis limpio, es muy sencillo, sólo tienes que hacerte con un algodón, empaparlo en una cantidad suficiente de leche fría y aplicarlo mediante toques toques suaves a lo largo del rostro.

3. Insiste sobre todo en la nariz y en la zona de las mejillas, ya que son áreas donde los poros suelen mostrarse más dilatados.

4. Por último, te recomendamos que utilices este remedio alternativo por la noche, así tus poros obtendrán todos los beneficios que proporciona la leche, en las horas nocturnas.

Aplica de forma constante mascarillas naturales

Si eres de la/os que sueles aplicar mascarillas de una forma regular, estamos convencidas que estas dos recetas que te proponemos, simplemente de encantarán.

  • Mascarilla natural de yogur, miel, manzana y limón
  1. Limpiar profundamente el cutis es bastante sencillo con esta mascarilla, solo tienes que mezclar manzana rallada y un yogur.
  2. A continuación, añadiremos una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón. Para conseguir una textura homogénea, deberás remover todos los ingredientes.
  3. Aplícala en el rostro justo antes de irte a dormir y déjala actuar entre 15 y 20 minutos.
  4. Retírala con agua y la ayuda de un disco desmaquillante o disco de algodón. Enseguida extiende la crema hidratante que suele utilizar habitualmente por las noches.
  5. Esta mascarilla te resultara muy útil para suavizar los poros notablemente.
  • Mascarilla natural de almendras 
  1. Otro remedio natural que no nos defraudará, es realizar una mascarilla natural con almendras. Precisamente, como el ingrediente estrella de esta receta natural son las almendras, tendrás que molerlas hasta obtener un polvo, muy triturado y sin grumos.
  2. Tras obtener 1/3 taza de almendras, añadiremos un poco de agua para formar una especie de pasta, que resulte untuosa y podamos aplicar sobre la piel. En este paso es importante que vayamos agregando la cantidad de agua poco a poco, hasta que consigamos la textura deseada.
  3. Aplicaremos esta mascarilla casera sobre el rostro e insistiremos sobre todo en las áreas donde los poros se muestren más dilatados.
  4. Para que la mascarilla natural actúe de una forma eficaz la dejaremos sobre la piel alrededor de 30 minutos y enseguida la enjuagaremos con agua tibia.
  5. Si quieres lograr buenos resultados, lo mejor es que la apliques dos veces a la semana.

Deja tus poros limpios, utilizando papaya

La papaya es un fruta de la que podemos obtener muchísimas propiedades, entre las que destacan su acción como fruto antioxidante.

Para que trabaje en tus poros de una forma correcta, solo tienes que repetir estos pasos:

  • Lava tu piel, como siempre, de una forma profunda y hasta que notes que no hay suciedad sobre el rostro.
  • Pela una papaya y enseguida, frota suavemente la papaya pelada sobre tu piel.
  • Continúa haciendo un nuevo masaje, con el interior de la cáscara de esta particular fruta. Cuando haya quedado el rostro impregnado con restos de papaya, lo dejaremos sobre la piel 15 minutos.
  • Finalizaremos, eliminando los grumos y restos de papaya con agua tibia.
  • Notarás como poco a poco los poros del rostro se muestran menos dilatados, consiguiendo que tu piel esté más lisa y más uniforme.

Todos estos remedios naturales son efectivos para reafirmar el rostro y unificarlo, limpiando los poros de la piel. Como ya sabes, evitar que los poros de tu piel se muestren dilatados no es una cuestión de género, así que te proponemos ponerte manos a la obra siguiendo los pasos que indicamos en este artículo: los mejores limpiadores faciales para hombre.

3. Las bebidas saludables, también ayudan a limpiar tu piel

Hasta ahora, hemos hecho especial hincapié en distintos ingredientes que podemos aplicar de forma tópica sobre la piel para eliminar la suciedad.

Sin embargo, los cuidados que tanto necesita nuestra dermis también deben ser tratados de una forma conjunta, a través de cuidados internos.

Seguramente habrás escuchado aquello de, estar bien por fuera es el reflejo de encontrarse bien por dentro, este dicho popular encierra una gran verdad que no debemos ni mucho menos menospreciar.

Cuando aplicamos ciertos gestos internos, podemos llegar a notar excelentes resultados de forma externa. Esto ocurre, con las bebidas naturales y saludables, de las que queremos hablarte.

Para que limpiar y purificar tu piel desde el interior no resulte algo aburrido, hemos elaborado un listado muy especial con una serie de bebidas que además de estar deliciosas servirán para limpiar e hidratar tu cutis.

Estas 4 bebidas que mencionamos son altamente naturales, nutritivas y contienen un buen numero de propiedades buenas para la piel.

Enseguida te proporcionamos las recetas para que puedas elaborarlas cómodamente desde casa

1. Agua menta y limón

Los beneficios que acompañan al agua con limón menta son inmensos. Además, si tomamos esta bebida cada mañana en ayunas, estos beneficios se multiplicarán.

Gracias al limón conseguiremos eliminar las toxinas, paliar infecciones, evitar la molesta retención de líquidos e hidratar la piel en profundidad.

limón limpieza facial

Su elaboración, sigue la línea de las recetas que te hemos mostrado a lo largo de este artículo, ya que es muy sencilla:

Sólo tienes que calentar un poco de agua y verter el jugo de medio limón. Para que te resulte más refrescante, te recomendamos añadir unas hojitas de menta.

A primera hora del día, en ayunas, se recomienda tomar un vaso con agua y limón, preferentemente templada. Sin embargo, puedes disfrutar el resto del día de esta deliciosa y refrescante bebida, elaborando una mayor cantidad y conservándola en el frigorífico con algunos cubitos de hielo.

Te aseguramos que en épocas calurosas, como el verano, esta bebida te resultará el mejor oasis.

2. Agua con cacao en polvo

Si, estás leyendo bien, el cacao en polvo contiene mil maravillas para tu piel, ya sea incorporado de una forma tópica o incluido en tus bebidas que ingieres a diario.

Entres sus más preciados beneficios asoman sus cualidades antioxidantes, su contenido en vitaminas y minerales (que ayudan a mantener la humedad en la piel) y su capacidad para mejorar la textura del cutis y frenar en el envejecimiento.

Aprovéchate de todas sus propiedades también al despertar, cada mañana. Añade una cucharada de cacao en polvo disuelta en una taza con agua caliente y añade una cucharada de miel al gusto.

Nuestra recomendación es que incluyas cacao que sea puro en polvo, así te asegurarás que se trata de un producto más saludable y con menos grasas.

3. Leche dorada

Cuando hacemos mención a la leche dorada, en realidad estamos haciendo referencia a una bebida casera que en la actualidad ha ganado peso por los beneficios que garantiza en nuestro organismo.

La leche dorada nos ayudará a rejuvenecer, relajar y purificar el rostro y su combinación resulta una potente bebida detox para purificar y eliminar toxinas del organismo.

¿Cómo elaborarla? sólo tienes que disolver una cucharada de mantequilla en una taza de leche. Después, añadiremos ralladura de jengibre, una cucharada de cúrcuma, cardamomo, clavo y las cucharadas de miel necesarias, al gusto.

Como toque final, te aconsejamos hacer espuma sobre la leche, así añadirás una textura super cremosa a esta completa bebida detox.

4. Shot con diente de león

El diente de león ayuda a alcalinizar la sangre, reduce la inflamación, favorece la producción de colágeno y combate contra bacterias y hongos.

Te aconsejamos incluir esta bebida como infusión dos veces a la semana. Para endulzarla un poco, espolvorea un poco de canela y…¡listo!.

4. Fórmulas naturales que nunca fallan

Las recetas tan cuidadas que hemos mencionado anteriormente, pueden ser una gran ayuda en tu cuidado facial, pero no podemos olvidarnos de los cuidados que han funcionado desde siempre, los de toda la vida.

Para limpiar bien la piel nunca debe faltar en nuestra higiene diaria un jabón que sea siempre con un PH neutro, ya que suele mostrar una  mayor compatibilidad con nuestros tejidos.

Para evitar que en nuestra piel se instalen infecciones, bacterias u hongos, también es bien conocido sustituir el agua del grifo cada día, por aguas florales.

Este tipo de aguas se conocen también como aguas destiladas o hidrolatos, ya que se obtienen cuando destilamos aceites esenciales.

Otro gesto que es imprescindible y que nunca falla, es ser constante y no olvidar que la clave del éxito, para que nuestra piel permanezca más limpia que nunca es preocuparnos de retirar la suciedad instalada en ella dos veces al día.

Si aún quieres saber más, sobre lo importante que es esta doble limpieza, en este artículo podrás encontrar buenas razones: doble limpieza facial.

No olvides que por la mañana esta actividad será esencial para comenzar el día con una piel luminosa y libre de restos de grasa o sebo.

Por la noche, ayudará a que los productos que utilizamos para reparar los tejidos actúen y sobre todo penetren en la piel.

Debemos evitar que durante las horas que nuestra piel descansa, es decir por la noche, esta quede con los poros tapados o saturados debido al daño que la suciedad ocasiona en los poros.

Ofrecer a tu piel estos cuidados tan básicos puede facilitarte mucho, los cuidados faciales o tratamientos que extiendes posteriormente.

Porque lo de siempre también puede funcionar, ser un puente entre los cosméticos y recetas caseras para limpiar la piel, no dejamos en el olvido el siguiente enlace. Sólo tienes que hacer click aquí: necesidades básicas de cuidado de la piel.

5. Otros productos muy válidos para limpiar la piel

Además de los productos naturales, que pueden despertar en nosotras/os más o menos interés, queremos insistir en que la limpieza del cutis comprende distintas fórmulas que pueden ser igualmente válidas.

La cosmética casera puede resultarte una forma muy divertida de cuidar la piel, pero sabemos que no siempre cuentas con el tiempo necesario para elaborar estos productos naturales.

Ya que el tiempo a veces escasea, es frecuente que recurramos a utilizar productos limpiadores que encontramos en el mercado.

Anteriormente hemos mencionado la limpieza y los cuidados que puede ofrecer un producto muy especial, el agua micelar, sin embargo no se trata ni mucho menos del único limpiador facial que puedes hallar en el mercado.

Existen muchas opciones, que incluso dependen de forma exclusiva de tu tipo de piel. Si quieres disfrutar de otro tipo de limpiadores siguiendo los cuidados naturales es muy fácil, solo tendrás que decantarte por productos que contengan formulaciones saludables y eviten el uso de componentes químicos.

Recuerda que estas formulaciones siempre resultarán más compatibles con nuestra piel si son no-comedogénicas e hipoalergénicas.

Los tipos de limpiadores más comunes que puedes hallar en el mercado son:

Bálsamos faciales

Una característica que acompaña a este tipo de limpiador facial, el bálsamo, es sobre todo su textura.

Tal y como te hemos comentado, algunos limpiadores se caracterizan por ser más compatibles con un tipo de piel que con otra.

Este requisito lo cumple, en general, los bálsamos faciales ya que debido a su gran aporte de hidratación en nuestros tejidos está muy indicado para calmar y nutrir la piel más deshidratada y agrietada.

Si te decantas por utilizar esta opción para limpiar tu piel, debes saber que la textura de estos productos inicialmente es un poco más densa, ya que suele contar con una textura parecida a una manteca.

Igual que sucede con ingredientes naturales como el aceite de coco o la manteca de karité, antes de aplicar un bálsamo tendremos que trabajar una porción del producto con las yemas de nuestros dedos.

De este modo, conseguiremos que el producto se deshaga y se convierta en una especie de crema con textura algo más oleosa, que podremos aplicar fácilmente.

Leches limpiadoras

leches limpiadoras limpieza facial

Otros tipos de limpiadores faciales, que suelen ofrecer una limpieza profunda y bastante suave, son las leches limpiadoras.

La virtud más significativa que acompaña a estos productos es su textura tan fluida y cremosa, que puede llegar incluso a confundirse con la de una crema facial.

Este aspecto, puede gustarte más o menos ya que se trata de algo personal. Sin embargo, si en tu caso prefieres este tipo de texturas cremosas, no te arrepentirás de utilizar alguna de las leches limpiadoras que mencionamos en el siguiente artículo: las mejores leches limpiadoras.

Igual que ocurre con los bálsamos, estos limpiadores son sobre todo adecuados para aplicarlos sobre pieles que cuentan con una sequedad evidente y que necesitan un plus de hidratación.

Productos de limpieza bifásicos

Una limpieza suave, pero contundente, es lo que ofrece los limpiadores bifásicos. Si utilizas con frecuencia maquillaje muy resistente difícil de eliminar, estas soluciones te serán de gran ayuda.

Su cualidad a simple vista más reconocible, es que constan de dos colores que nos dan una clara pista pista de su composición, ya que suelen contar con dos tonos diferentes que se corresponden a sus dos partes principales: una parte que corresponde a agua y otra, que la conforma el aceite.

Antes de comenzar con su aplicación solo tendrás que agitar bien el producto que elijas, así estas dos partes quedarán con un aspecto uniforme y listas para su uso.

Estos limpiadores son ideales para todo tipo de pieles por norma general, incluyendo las pieles delicadas o más vulnerables.

Aceites limpiadores

Incluso si cuentas con una piel algo grasa, existen en el mercado limpiadores muy eficaces que serán de gran ayuda y…¡sorpresa! su base es al aceite.

Aunque en principio esto parezca algo contradictorio debido a que uno de los principales problemas que acompañan a la piel grasa, es precisamente el exceso de sebo y grasa que segregan, existen fórmulas y aceites compatibles con todo tipo de piel.

Lo mejor es que siempre nos decantemos por aceites limpiadores muy ligeros y que no saturen los poros. Por ello siempre te aconsejamos utilizar aceites limpiadores que sean no-comedogénicos.

Por ejemplo, un aceite muy aclamado por sus cualidades de limpieza y por todos los beneficios que aporta, es el aceite de coco.

Lo mejor de este tipo de limpiadores es que gracias a la acción del aceite conseguirás retirar la suciedad de una forma muy fácil, sin embargo, también puedes encontrar algunos inconvenientes, ya que se su textura oleosa no siempre puede llegar a ser un acierto.

Más cuidados internos, para limpiar y cuidar la piel

Finalmente, después de conseguir que limpies la piel del cutis de una forma lo más natural posible, queremos seguir incidiendo en una serie de aspectos que nunca están de más.

Hemos avanzado que los cuidados internos son importantes para que podamos sacar todo el provecho que nuestra piel puede ofrecernos; en este apartado no queremos abandonar estos aspectos tan básicos y tan imprescindibles:

Beber dos litros de agua cada día, funciona

Lo cierto, es que se suele decir que hay que beber una cantidad de agua abundante cada día pero realmente, te habrás preguntado si este aspecto tan básico funciona.

La realidad, es que beber cada día esta cantidad tan recomendada de agua surtirá un efecto casi milagroso en tu piel, ya que además de suponer un beneficio para tu organismo, eliminando toxinas, será ideal para llenar de luz y juventud el cutis que envuelve tu rostro.

Si cuentas con una piel que suele mostrarse mucho más seca de lo habitual, sumarte a este gesto tan saludable será algo más que necesario.

Descansa, tu cuerpo y tu piel lo necesita

Si quieres recuperar el aspecto relajado y sin congestiones a la vista que tu piel lucía antes las horas de descanso y relajación serán fundamentales.

Durante la noche nuestra piel se regenera y se recupera visiblemente de los daños que sufre a lo largo del día. Por ello además de cuidarla de una forma tópica también debemos mimarla de una forma interna.

La fórmula mágica, es conseguir dormir cada día 8 horas seguidas, así nuestros tejidos despertarán relucientes, sin tensiones u agotamiento.

Una alimentación saludable, es el pilar de nuestros tejidos y nuestro organismo

Estaba claro que no podíamos olvidarnos de un aspecto mucho más que esencial, ya que alimentarse de una forma saludable es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra piel.

Si durante alguna época vital por falta de tiempo, has seguido una mala alimentación repleta de grasas saturadas o azúcares, rápidamente lo habrás notado en tu piel ya que esta suele mostrarse con un aspecto más apagado y ni hablar del exceso de sebo y la aparición de granitos y puntos negros.

Para completar nuestros cuidados de limpieza facial, tenemos que asegurarnos que seguimos una dieta muy equilibrada donde no pueden faltar alimentos como pescado azul, frutas, verduras, hortalizas o legumbres.

Seguir una dieta que sea equilibrada despertará de nuevo la energía en tu organismo y por consecuencia, se verá claramente reflejado en tu rostro.

Hacer ejercicio, devuelve la felicidad en todos los sentidos

El ejercicio físico es parte de nuestra rutina (a veces con una mayor o menor frecuencia). Si permanecemos estáticos, realizando poco ejercicio de una forma diaria esto también tendrá consecuencias en nuestra piel.

Cuando practicamos ejercicio liberamos unas hormonas muy apreciadas, por los beneficios que aporta a nuestra salud, conocidas como endorfinas.

Las endorfinas suelen conocerse como las hormonas de la felicidad, así que ya puedes imaginarte todos los aspectos positivos que comprende la práctica de ejercicio.

Además cuando realizamos ejercicio sudamos y a través del sudor conseguimos eliminar toxinas, que cada día se acumulan en nuestra piel y sin darnos cuenta, obstruyen nuestros poros.

Una dosis diaria de ejercicio, será ideal para tonificar la musculación de tu cuerpo, evitar todo tipo de molestias y tensiones y además, conseguirás que tu piel respire y luzca como nueva.

Pon en práctica la gimnasia facial

Un pequeño consejo, que sumará beneficios en tu rostro es realizar cada mañana al despertarte y tras completar tu limpieza facial, realizar ejercicios o gimnasia facial.

Es muy sencillo, con la ayuda de las yemas de tus dedos debes recorrer todo el rostro y poner en práctica lo que se conoce como técnica de tecleo.

Simulando que tocas las teclas de un piano, recorre toda la piel de tu rostro, conseguirás activar la circulación y eliminar tensiones acumuladas.

Además será un ejercicio ideal para sentar una base natural y muy apropiada, que a modo de colchón preparará nuestros tejidos para recibir los tratamientos y el resto de cuidados que te hemos contando con tanto esmero, a lo largo de este artículo.

Esperamos que cuides mucho tu salud y por supuesto, ¡tu piel! 🙂

limpieza facial saludable

Artículos relacionados
Mejores aguas micelares

Gracias a la enorme cantidad de beneficios que nos ofrecen este tipo de soluciones de limpieza, es más que definitivo: Leer más

Mejores exfoliantes faciales para hombres

A día de hoy, aún existe la creencia de que el cuidado facial es solo exclusivo para mujeres. Aunque poco Leer más