Exfoliantes faciales caseros

Mantener la exfoliación es un paso básico, integrado en los cuidados faciales más importantes, por este motivo hoy queremos proponerte lo siguiente: que conozcas bien como hacer exfoliantes faciales caseros, para ganar tiempo y ahorrar dinero.

En casa contamos con muchos ingredientes naturales, que a veces desconocemos los maravillosos usos y aplicaciones tan enriquecedoras que pueden contener sobre nuestra piel, pero para ello estamos nosotras por aquí para darles visibilidad y sepas bien como utilizarlos.

Si aún no te has animado y pocas  son las veces que sueles exfoliar tu piel con la frecuencia que merece, te aseguramos que tu rostro estará reclamándote a gritos que lo hagas cuanto antes.

La exfoliación facial…¡sí importa!

exfoliantes caseros

Es muy común, cuando se piensa en cuidados para el rostro, que nos pase por la cabeza la limpieza diaria, los tratamientos que debemos integrar para hidratar la piel o incluso las cremas o protectores solares que cada día debemos sí o sí utilizar con FPS 50 + para proteger el cutis de los rayos UVA tan nocivos.

Sin embargo, nos olvidamos de un paso, que ni más ni menos debemos incluir cada semana, aunque sea como mínimo una vez, exfoliar el cutis.

Partiendo de que este cuidado básico, suele ser de una forma desafortunada, uno de los grandes olvidados por la gran mayoría, creemos que hay que darle prioridad a este aspecto e intentar conseguir que de una vez todas y todos nos lo tomemos muy enserio.

Para ello, lo primero que haremos es desechar por completo la idea de entender este proceso como una parte del cuidado facial de los rostros que cuentan con problemas, bastante comunes, como contar con pequeños granitos o espinillas o problemas algo más complejos, como sucede con el acné.

Para lidiar con estos problemas comunes, por supuesto que hay que seguir unos pasos, si no solo tienes que hacer click aquí, en este enlace, para ver a qué debes enfrentarte: puntos negros y espinillas, ¿cómo prevenirlos?.

Por otro lado, también queremos abandonar completamente la creencia popular de pensar que retirar de una forma forma más profunda la suciedad, puede llegar a ser un paso que cause daños en la piel.

Otra de las creencias que queremos desmentir, es que solo debemos incluir la exfoliación facial en los meses de verano, donde se acumula una gran cantidad de piel muerta debido a la exposición solar.

Al dejar de lado todas estas creencias, que nada tienen que ver con la realidad de las necesidades que tu piel tanto reclama, a la pregunta, si es necesario realizar una exfoliación semanal con frecuencia solo encontraremos una respuesta que darte: por supuesto que sí.

Para saber exactamente como iniciarte en este nuevo mundo de la exfoliación tenemos unas cuantas recetas naturales que contarte, pero también puedes optar por otras alternativas que son muy eficaces y que las encontrarás directamente pinchando aquí: mejores exfoliantes faciales.

Comenzamos contándote los pasos, ingredientes y beneficios que estas recetas caseras pueden hacer por tus poros, que a partir de hoy comenzarán a respirar tranquilos.

¡Sigue atenta/o de las próximas líneas!.

Exfoliantes faciales naturales

La cosmética casera puede hacer por nuestra piel mucho más de lo creemos. A veces por falta de tiempo, solemos recurrir a productos ya elaborados que compramos directamente en grandes superficies, en tiendas de nuestro barrio o incluso en farmacias.

La realidad, es que hemos estado bastante equivocadas/os durante todo este tiempo, porque en el caso de los exfoliantes faciales caseros, invertir mucho tiempo no es un obstáculo.

Tan solo necesitaremos conseguir los ingredientes adecuados, que ya os avanzamos que muchas veces no hace falta ni salir a comprarlos porque ya los tenemos en casa y por otro lado, seguir cada uno de los pasos para su elaboración.

Una de las grandes ventajas de incluir este tipo de limpiadores faciales caseros, es que sabremos uno a uno con mucho detalle los componentes que lo componen, así evitaremos llevarnos sorpresas.

Este dato supone buenas noticias porque al librarnos de algunos componentes químicos nada deseados, también estaremos consiguiendo mejorar nuestra salud, y en consecuencia, nuestra piel.

Otra buena noticia es que este paso, como la mayoría de los que aplicamos en nuestro rostro no depende de nuestro sexo, ya que la piel masculina también tiene derecho a no queden puntos negros ni impurezas a la vista. Los exfoliantes masculinos que más nos gustan están en este enlace: mejores exfoliantes faciales hombre.

Continuando con los aspectos positivos de elaborar en casa este tipo de mascarillas para eliminar las imperfecciones vemos que, al encontrar diferentes opciones y tipos, podemos elegir la que más nos convenga a nuestro antojo.

Pero además, podemos adaptarnos elaborar la que nos salga más a cuenta porque ya contemos con los ingredientes necesarios en casa. Así, que si queremos, la verdad es que no tendremos porque gastarnos ni siquiera un céntimo.

Los componentes naturales de los que te hablaremos en estas recetas seleccionadas cumplen diferentes funciones; es decir, hay algunos que están más recomendados según cual sean las características de nuestra dermis.

Si nuestra piel es seca, por ejemplo, es preferible descantarse por opciones más humectantes que contengan ingredientes hidratantes, como sucede con la miel.

Si contamos, por el contrario, con un cutis más graso, deberemos huir de componentes demasiado hidratantes como la miel o incluir, componentes que aporten una hidratación específica en pieles grasas (que por supuesto, también existen).

Tras informaros previamente de algunas ventajas, no está de más incluir algún inconveniente, porque las recetas caseras también pueden comprender ciertos riesgos.

El más significativo, en nuestra opinión, es que no siempre lo natural puede ser sinónimo de poco reactivo. En este sentido, es bastante peligroso utilizar en casa componentes que creamos útiles para poner en práctica la exfoliación, ya que los resultados pueden ser desastrosos.

Solo debemos ceñirnos de una forma exclusiva a las indicaciones que nos recomiende un especialista o seguir recetas concretas, como las que te mostramos a continuación, con más detalle.

Para conocer a fondo qué son los comedones y como podemos deshacernos de ellos de una forma definitiva, pincha aquí: qué son y cómo eliminar los comedones.

6 recetas caseras de exfoliantes faciales

Lo hemos mencionado, pero consideramos que es importante que tengas en cuenta que debes elegir la mascarilla exfoliante que mejor se adapte a tu tipo de piel. Antes de decantarte por una opción casera u otra, no olvides consultarlo previamente con un dermatólogo/a.

Evitarás así posibles reacciones y elegirás de una forma acertada la fórmula casera que sea más compatible con tu rostro.

Asimismo, si actualmente te encuentras inmerso en un proceso de tratamiento en le que incluyas diversos tratamientos y productos más específicos para lidiar con alguna afección cutánea, ten presente que estas recetas no son sustitutos de estos tratamientos y por lo tanto, no deben sustituir las indicaciones de un especialista.

1. Exfoliante con azúcar

Porque, ¿en que casa hoy en día no hay azúcar?. Aunque, claro es probable que esté buscando alternativas algo más saludables e incluso estés dejando de tomarla e incluirla en tu alimentación.

Es precisamente, por este motivo, que si cuentas con restos de azúcar que no utilizas ya apenas, puedes darle un uso poco convencional para lidiar con las impurezas de tu rostro.

¿Cómo puedes hacerlo? utilizando el azúcar como componente exfoliante. Aunque esta receta no está apoyada ni demostrada de una forma científica, la realidad es que su utilización de una forma popular la ha convertido en una de las favoritas.

Para elaborarlas necesitarás:

  • 70 gr. de azúcar; 7 cucharadas.
  • 75 ml. de aceite; 5 cucharadas.

Para notar una mayor suavidad, hemos leído muchas opiniones positivas sobre el aceite de almendras, que además de suavizante también actúa como humectante.

aceite de almendras exfoliante casero

Si no cuentas con aceite de almendras, no pasa nada, porque también puedes utilizar aceite de maíz o aceite de oliva, que tampoco falta nunca en casa.

El resultado, tras mezclar estos dos componentes, el aceite y el azúcar, es una mezcla bastante granulada que debes extender con mucha suavidad sobre el rostro, previamente humedecido con agua tibia.

Además de aplicar esta mezcla en el rostro, también puedes exfoliar la dermis del cuerpo, sirviendo de una forma efectiva para ambos usos.

Frota suavemente haciendo pequeños círculos, de una manera homogénea y tras realizar estos movimientos, retira la mascarilla obtenida con una cantidad generosa de agua caliente (que no esté demasiado caliente).

Tras retirar por completo todos los restos aplica una crema que sea bastante nutritiva o suaviza e hidrata el rostro con gel de aloe vera.

Se trata de un proceso algo agresivo, así que no es apto para pieles sensibles. No se aconseja realizarlo más de dos veces a la semana.

2. Exfoliante con limón

Antes de iniciarte en el uso del limón, debes saber que en el mundo de la cosmética este fruto se utiliza como aclarante o despigmentante, además de sus capacidad para exfoliar nuestra tez.

Sin embargo este ingrediente alcalino también puede provocar efectos adversos, quemaduras, si lo utilizamos en horas diurnas.

Utilízalo solo por las noches y no salgas nunca en horas de sol a la calle sin eliminar los restos previamente, especialmente en los meses de verano.

Tan solo tiene que combinar estos dos ingredientes para obtener una mascarilla casera muy efectiva:

  • 1/2 zumo de limón.
  • 30 gr. de azúcar; 3 cucharadas.

Sobre la piel algo humedecida y limpia, realiza masajes muy suaves, circulares. A continuación enjuaga bien la piel.

Ten especial cuidado si tu tez es sensible o clara. Para que se mantenga el aroma tan delicioso, que desprende el limón, algunas recomendaciones populares insisten en añadir algunas gotas de té verde, que además aporta sensación de vitalidad y pureza en la piel.

3. Exfoliante con plátano

Una vez más sin darte cuenta has vuelto a comprar en el super plátanos maduros…¡no te preocupes que tenemos la solución perfecta!.

Los plátanos maduros, aunque te cueste trabajo creerlo son muy apropiados para realizar una mascarilla exfoliante. Esta deliciosa fruta mantiene cualidades muy ricas para suavizar e iluminar tu rostro, además de nutrirlo.

Su consistencia es pastosa, por lo que la sensación será parecida a aplicar una especie de bálsamo o crema algo más untuosa.

Si te has decidido ya por esta receta, tienes que seguir estos pasos para su elaboración:

  • Haz un puré con el plátano; para ello machácalos previamente.
  • Añade 40 gr. de azúcar; unas cuatro cucharadas.
  • Remueve bien estos dos componentes, el plátano y el azúcar hasta que notes que contiene una consistencia adecuada y así aplicarlo correctamente.
  • Si obtienes una mezcla muy acuosa, añade algo más de azúcar hasta que notes que queda menos densa y pastosa.

Aplícalo sobre la piel tras hacer una limpieza previa del rostro con agua templada. Si lo prefieres, en lugar de azúcar puedes optar por sales marinas.

4. Exfoliante con café

Utilizado de una forma tópica el café tiene muchísimos más usos sobre la piel de los que, seguramente ya alguno conoces o te suena.

Por ejemplo, se utiliza de una forma popular para combatir la celulitis; sin embargo a nosotras nos interesa su uso para exfoliar la piel del rostro y eliminar las células muertas y toda la suciedad que hemos ido sumando en la piel debido al polvo, la contaminación, etc.

Una de las recetas más conocidas y tradicionales es mezclar el poso del café con alguna crema hidratante, así poder convertirlo en una pasta, untuosa.

Se aplica sobre el rostro con movimientos que sean siempre circulares. También puedes utilizar el café directamente sobre el cuerpo, mientras te duchas, exfoliando así tu dermis.

5. Exfoliante con leche o yogur y avena

Si hay niños en casa, estos alimentos nunca faltan. Por lo tanto, puedes sacar provecho de los copos de avena ya que contiene  propiedades muy seguras, emolientes y beneficiosas para la piel.

Si quieres realizar esta mascarilla, debes mezclar lo siguiente:

  • 50 gr. de avena molida; 1/2 taza.
  • Yogur o leche, lo que prefieras; se trata de conseguir una textura consistente, así que puedes decantarte por una opción u otra.
  • 10 gr. de azúcar; 1 cucharada.

Aplica el resultado sobre el rostro, para conseguir eliminar impurezas. Retira con agua tibia y añade una crema que sea bastante humectante a continuación.

Puedes sustituir la avena por granola; para su elaboración debes seguir los mismos pasos que te hemos indicado pero añadir media taza de granola y un poco de leche tibia o agua.

6. Exfoliante con miel y linaza

En el ranking de las mejores mascarillas, ya te hemos avanzado los usos del café o la avena, pero faltaba un componente esencial, la miel.

Sin duda, la miel, se trata de un ingrediente que nunca falta en casa porque lo mismo lo podemos utilizar para endulzar un café que tomar directamente sobre una tostada, para desayunar.

En esta ocasión, lo utilizaremos para lidiar con las impurezas del rostro y añadir beneficios humectantes en el cutis. Además, esta mascarilla si cuenta con estudios que avalan y apoyan que consigue retrasar la aparición de arrugas.

Necesitarás la ayuda de los siguientes componentes:

  • 125 ml. de miel; 1/2 taza.
  • 100 ml. de agua tibia; 1/2 vaso.
  • 30 gr. de linaza en polvo; 2 cucharadas.

Conseguirás una pasta muy densa y consistente. Una vez que obtengas esta mascarilla casera tras mezclar los componentes, introdúcela en la nevera algunas horas, hasta que enfríe lo suficiente.

Luego puedes aplicarla, tal y como hemos hecho con las mascarillas anteriores, con movimientos en círculo y evitando los movimientos más bruscos.

Un uso muy popular de esta mascarilla, además de ser eficaz en el rostro, también contempla su aplicación en zonas del cuerpo donde la piel es naturalmente más áspera, como los codos o las rodillas.

Además de estas recetas que te hemos contado, puedes aprender un poco mejor como exfoliar bien tu piel, leyendo este artículo: cómo exfoliar la piel del rostro.

¿Porqué es importante exfoliar el cutis?

Por si no lo sabías, mantener una continua exfoliación de nuestra tez es sinónimo de mantener una continua regeneración de los tejidos.

exfoliantes naturales regenerar piel

Este proceso, se puede entender como un paso que directamente favorece a que nuestras células cutáneas estén de una forma habitual, constante, regenerándose.

Como comprenderás, este proceso de regeneración es muy necesario para que nuestra piel no envejezca por ejemplo, antes de tiempo.

Además, también podemos afirmar que este proceso es necesario para que la piel quede libre de impurezas y restos de lo que se conoce comúnmente como piel muerta.

Estos restos, se liberan cada vez que nuestra dermis de una forma natural, se regenera, quedando de alguna forma en tierra de nadie, en nuestra piel, obstaculizando una transpiración correcta.

Aunque puede parecer a priori un gesto complicado de realizar, tras las recetas caseras que os hemos contando, ya podéis comprobar por vosotras/os mismas/os que realmente es un proceso muy sencillo con el que conseguimos eliminar del interior de los poros toda la suciedad.

Aunque se trata de un proceso de limpieza que elimina la suciedad de una forma bastante profunda, la exfoliación que realizamos en casa no es lo mismo que realizar un peeling, ya que se trata de un paso guiado por un especialista.

Para aprender a diferenciar estos dos aspectos, te aconsejamos que pinches en este enlace: diferencia entre peeling y exfoliante.

Por otro lado, en el caso de la exfoliación, que debemos realizar a menudo, te resumimos los beneficios que puedes obtener en los siguientes puntos:

  • Lograremos eliminar de los poros la carga que soportan, es decir, los restos de suciedades más pesados y más superficiales. Esta suciedad, está relacionada sobre todo con la cantidad de polución diaria que nuestra piel absorbe, el maquillaje que utilizamos y los restos de sudor o grasa que nuestra piel produce, naturalmente.
  • Seguir este proceso exfoliante, también es vital para mantener nuestro cutis preparado, siendo una base para que nuestra dermis absorba sin problemas los productos cosméticos que hemos elegido para cuidar la piel a diario.
  • Tras extender un producto exfoliante, ya sea casero o no, nuestra piel enseguida se muestra mucho más uniforme, minimizando las imperfecciones; además en el cutis notaremos que está más suave y aterciopelado, notando como recupera su brillo y su elasticidad.
  • Conseguiremos además difuminar las marcas y las cicatrices, haciendo que tengan menos protagonismo en nuestro rostro.

Estos puntos, resumen un poco los beneficios que puedes obtener al realizar una exfoliación constante, pero de todos modos preferimos ampliar las propiedades que puedes lograr. ¿Cómo? clicando aquí, en este artículo: qué es y para qué sirve el exfoliante.

Para que este paso funcione como debe y actúe en nuestra piel de la forma que debe y consigamos por lo tanto resultados, no hay que olvidar que la constancia como sucede en muchísimos cuidados faciales, es una de las grandes protagonistas.

Si somos constantes y aplicamos estos exfoliantes caseros que te hemos detallado con tanto cariño, al menos una vez por semana, tu cutis estará mucho más que agradecido.

Nosotras pensamos en los cuidados de tu piel, ahora solo te toca llevarlos a la práctica…¡mucho ánimo, tú puedes!.

????

Artículos relacionados
Qué son y cómo eliminar los comedones

¿Quién no ha sentido en alguna ocasión la necesidad de apretarse un granito o una espinilla frente al espejo e Leer más

Exfoliantes faciales Garnier

Tras leer las líneas de este texto, te aseguramos que habrá un antes y un después en tu rutina facial Leer más