Consejos para prevenir las estrías en el embarazo

prevenir estrias embarazoPuede que pienses que no hay mucho que puedas hacer para prevenir las estrías en el embarazo, especialmente si tu madre las tenía cuando te estaba esperando.

Pero te equivocas: es posible que no puedas evitar que las estrías se desarrollen por completo, pero hay medidas que puedes tomar para que sean menos numerosas y menos visibles.

Así que si estás esperando y una de tus mayores preocupaciones es que no te salgan estas marcas tan antiestéticas, sigue leyendo, porque esto te interesa.

¿Qué son las estrías?

Cuando la piel se estira o encoge en poco tiempo, los resultados pueden dejarte un tipo de cicatriz comúnmente conocida como estría. Eso es todo lo que es, una cicatriz lineal en el tejido conectivo.

El cambio causa que tu colágeno y elastina se rompan, y las estrías resultantes son evidencia de la curación de la piel.

El embarazo es a menudo la causa más habitual de estas cicatrices, pero no siempre. Más del 90 por ciento de las mujeres las padecen en las últimas etapas del embarazo.

¡Normal! A medida que el abdomen crece para acomodar al feto, la piel se estira.

Pero existen otras razones por las que puede tener estrías, entre ellas:

  • Antecedentes familiares – La genética suele influir en la aparición de estas rayas. Si tu madre o tu hermana las tienen, por ejemplo, es más probable que tú también las tengas.
  • Aumento o bajada de peso – Cualquier aumento o pérdida de peso bruscos pueden provocar la formación de marcas en la piel. Regular el aumento de peso puede ayudar a prevenirlo.
  • Musculación – Este rápido aumento de volumen produce desgarros también.

Algunos expertos dicen que es imposible eliminar completamente las estrías y las cicatrices. Sin embargo, se pueden reducir al mínimo y cuanto más reciente sea la marca, mejor será el resultado.

Como reza el dicho popular: es mejor prevenir que curar, así que presta atención al siguiente apartado.

Consejos para evitar las estrías en el embarazo

Se puede minimizar la presencia de las cicatrices con estos consejos y productos:

Enriquece tu piel con cremas antiestrías

cremas antiestrias

Los aceites, las lociones y las cremas corporales mantienen la piel hidratada y flexible, ayudándola a estirarse más fácilmente y sin que sufra demasiados daños.

Hay algunas cremas diseñadas específicamente para prevenir las estrías durante el embarazo y generalmente contienen ingredientes que pueden estimular la producción de colágeno y elastina, además de optimizar la cicatrización.

En este caso, es imprescindible que eches un vistazo a su formulación (lista de ingredientes o INCI).

Lo ideal es que sea completamente natural para evitar problemas, y que omita la urea, el ácido salicílico o el retinol y sus derivados (que son peligrosos para las embarazadas y el feto).

Mantener la piel hidratada también tiene otros beneficios. Frotar la crema por todo el cuerpo es una experiencia muy relajante, y además lo puedes hacer en compañía para que tu pareja pueda sentirse más involucrado y conectar con el bebé.

¿Cuándo es recomendable empezar a usar la crema antiestrías? Puedes empezar a aplicar la crema o el aceite a partir del segundo mes de embarazo, todos los días, prestando especial atención a tu vientre, senos, espalda baja, caderas, glúteos y muslos.

Para obtener los mejores resultados, aplícalo directamente después del baño o la ducha sobre la piel que aún está húmeda, y masajea a fondo.

Trabaja siempre en la dirección de la circulación linfática, desde los pies hacia arriba. Esto hará que el tejido conectivo reciba una mayor circulación y la condición de la piel aparecerá más uniforme.

Te interesa: ¿Funciona la rosa mosqueta para eliminar estas marcas?

Intenta ganar peso de forma lenta y constante

Las estrías son causadas por el estiramiento de la piel a medida que tu cuerpo crece para hacer espacio para tu bebé.

Y si aumentas más del peso medio de una mujer embarazada, tu piel se estirará aún más. Y cuanto más se estire tu piel, y cuanto más rápido lo haga, más marcas te saldrán.

Por lo tanto, intenta aumentar de peso de forma lenta y gradual durante todo el periodo gestacional.

Y definitivamente, no empieces a comer por dos: creer en ese cuento de viejas es una apuesta segura para ganar más peso de lo norma durante el embarazo.

Durante los dos primeros trimestres, en términos generales, debes consumir la misma cantidad de calorías por día (alrededor de 2.000) que una mujer que no está embarazada.

Para el tercer trimestre, se recomienda que ingieras unas 200 calorías adicionales por cada uno, lo que equivale a unas dos tostadas.

Si sigues una dieta nutritiva y saludable, no aumentarás más peso del esperado durante la gestación. Y esto también significa que tu bebé tendrá un tamaño saludable para que tu barriga no se expanda demasiado.

Aquí tienes una guía (para un embarazo de un solo bebé) que puede servirte de ayuda:

  • Durante las primeras 12 semanas, lo normal es coger de 1 a 2 kg en total.
  • De la semana 12 a la 28, de 300 a 400 gramos por semana.
  • De las semanas 28 a 40 (los últimos 3 meses), 1 a 3 kg por mes.

Sigue un plan de alimentación saludable

alimentación saludable

Un gran primer paso para prevenir las marcas durante el embarazo es mantener una dieta saludable rica en frutas y verduras frescas, granos enteros, proteínas magras y vitaminas prenatales para llenar los vacíos nutricionales.

Sí, sabemos que las hojas de la ensalada y las verduras no siempre son lo que más te apetecen durante el embarazo (más bien todo lo contrario), pero trata de seguir un plan de alimentación saludable y nutritivo la mayor parte del tiempo.

Mantente hidratada

No te olvides de beber aproximadamente 2 litros de agua al día, para mantener tu cuerpo hidratado de adentro hacia afuera.

Esto ayuda a que tu piel se mantenga sana y suave. Y una piel sana y suave tiene menos probabilidades de desarrollar estrías que la dermis que está seca y áspera.

También puedes ayudarte bebiendo tés e infusiones (no azucarados), caldos naturales y aguas infusionadas con frutas.

Olvídate de los refrescos azucarados, los batidos, la cafeína y las bebidas gaseosas. Por supuesto, el alcohol está totalmente descartado.

Haz algo de ejercicio todos los días

No estoy diciendo que empieces a entrenar para una maratón, pero el ejercicio moderado regular puede ayudar mucho a mantener el peso bajo control y la circulación sanguínea en movimiento.

Incluso una caminata de 20 minutos por la mañana o por la tarde ayudará mucho.

No te olvides del masaje en casa

Todo lo que mantiene el tejido de la piel sedoso y promueve la circulación es ideal para evitar la rotura de la piel.

Por eso, un suave masaje con un cepillo de cerdas suaves, una esponja, exfoliante o guantes de masaje dos veces por semana puede tener efectos muy positivos.

Comprueba tus niveles de vitamina D

Algunos estudios sugieren que las mujeres con valores normales de vitamina D corren menos riesgo de tener estrías.

Esto es debido a que esta vitamina es imprescindible para lucir una dermis saludable.

Generalmente no obtenemos la cantidad necesaria de vitamina D recomendada, y como tampoco es muy recomendable exponerse demasiado al sol durante la gestación, lo ideal es tomar un suplemento.

No des nada por sentado si es tu segundo o tercer embarazo

Algo muy común que se dice es que si no te salieron estrías en tu primer embarazo, es probable que no te salgan en los siguientes.

Y es cierto (la probabilidad de que te salgan estas marcas se debe principalmente a tu tipo de piel). Pero solo es cierto si no aumentas de peso.

Por lo general, la piel se estira hasta su máxima capacidad durante la primera gestación, por lo que es más probable que te salgan estrías en tu primer embarazo.

Pero si tu volumen es mayor durante el segundo, seguramente te acabarán saliendo.

Si aún así ves que algunas rayas surcan tu piel, ¡tranquila! No representan ningún riesgo para tu salud ni la del bebé, y son indoloras (pueden llegar a picar un poco, peor nada más).

Y en caso de que te salgan estrías sin motivo evidente, como un rápido aumento de peso o un embarazo, habla con tu médico al respecto. Él puede ayudarte a descartar cualquier preocupación sobre el cuidado de la salud de la que no seas consciente.

Asume que a veces, independientemente de lo que hagas para prevenir las estrías, éstas pueden seguir apareciendo.

Y si eres madre, a veces servirán como recordatorio de un hijo o hija años más tarde. El quid de la cuestión es este: Lo que cuenta no es cómo te ves, sino cómo te sientes.

Esperamos que estos consejos te ayuden a prevenir las estrías en el embarazo.

Artículos relacionados
Consejos para que puedas eliminar la celulitis de los muslos
celulitis

Si quieres eliminar esa piel de naranja que tanto te molesta, no te preocupes porque hoy te vamos a contar Leer más

¿Celulitis? Acaba con ella con estos remedios caseros naturales
remedios-caseros eliminar celulitis

¿Necesitas una solución mágica para desterrar la celulitis? ¡Bueno, todas la queremos! Así que no pierdas estos remedios caseros que Leer más