Descubre los ejercicios más eficaces para eliminar la celulitis

¿Cuántas veces has mirado tu cuerpo y no te ha gustado ver la celulitis? Por eso, conocer los ejercicios para eliminar la celulitis es tan necesario, ¡porque de esa manera podrás trabajar cada día con tu propio cuerpo para mejorar el tono de tu piel!

Podrás acabar con esa “piel de naranja” que tan poco te gusta y poder disfrutar de un cuerpo mucho más tonificado y terso.

Normalmente la celulitis se centra en los muslos, los glúteos, las piernas, el abdomen o los brazos, pero también puede aparecer en otras partes del cuerpo.

Te interesa. Los mejores anticelulíticos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el sedentarismo debe quedar fuera de tu vida porque es el peor enemigo para esta condición. Pero también debes recordar que no todos los ejercicios son iguales de efectivos para eliminar la celulitis.

Qué debes saber sobre la celulitis

Antes de comenzar a hablarte sobre los ejercicios más adecuados para eliminarla, es importante que tengas en cuenta algunos datos básicos para entender qué es y por qué se produce.

Solo de esta manera entenderás también por qué algunos ejercicios son mejores que otros… Además, que cada cuerpo es un mundo y quizá a unas personas les vaya mejor unas actividades y a ti otras.

La celulitis es un problema que afecta tanto a mujeres como a hombres, pero que ocurre con más frecuencia en las mujeres.

Es muy habitual que ocurra y las principales causas suelen ser un estilo de vida poco saludable, tener más peso del que se debe (aunque esto no tiene que ser una condición única porque personas que están en su peso pueden tener celulitis también), una vida sedentaria o incluso, problemas hormonales.

Aunque merece la pena tener en cuenta que la herencia genética también puede ser una causa común y la más difícil de combatir.

Nunca te avergüences de tener celulitis porque no es algo que debas esconder, es tu cuerpo y tienes que sentir orgullo de él. Pero si no te gusta la condición, entonces, solo tú podrás poner remedio con mucha paciencia y constancia para que los resultados, a largo plazo, sean satisfactorios.

Cuando se tiene celulitis se acumula la grasa en la dermis y hace que la piel tenga un aspecto desagradable, con hoyuelos. Hay varios tiposEn algunos casos el tacto es suave y en otros duro, incluso puede doler en los casos más graves. 

Dependiendo del tipo de celulitis que tengas podrás adoptar diferentes tratamientos o medidas para poder combatirla. Aunque no sepas bien por qué te ha surgido en tu organismo es necesario que seas consciente de ella para poder ponerle remedio.

No te pierdas: Consejos para eliminar la celulitis de los muslos

Antes de pasar a hacer los ejercicios, es importante que tengas en cuenta algunas medidas:

  • Mantén una dieta equilibrada y saludable
  • Evita el alcohol o bebidas con gas
  • No fumes
  • Ingiere poca cantidad de sal diaria
  • No uses ropa ceñida
  • Opta por duchas que alternen agua fría con agua caliente
  • Bebe agua al día suficiente para mantener una buena hidratación en tu organismo
  • Usa cosméticos adecuados y con buenas referencia. Una marca que me gusta mucho es Akento Cosmetics.
  • Incluye vinagre de manzana en tu rutina

Ejercicios diarios para eliminar la celulitis

En este apartado vamos a explicarte algunos ejercicios para que puedas combatir este problema y que esos hoyuelos que tanto te molestan mirar vayan desapareciendo poco a poco de tu tren inferior.

Es importante que combines el entrenamiento de resistencia o fuerza con ejercicios cardiovasculares durante tus entrenamientos de la semana (así además de quemar grasa también tonificarás mejor tus músculos).

Si tienes dudas siempre puedes acudir a un entrenador personal para que te prepare ejercicios específicos para tu condición personal. Pero además de esa opción,  no te pierdas todo lo que te vamos a comentar aquí para que empieces a hacer estas actividades lo antes posible.

Puedes combinar las rutinas con los diferentes ejercicios o combinarlo con otro entrenamiento, lo que importa es que te sientas bien haciendo la actividad que hagas.

Estocada inversa

Tendrás que dar un paso adelante con estocada inversa, siendo un movimiento combinado. Es un movimiento que trabaja tus glúteos, isquotibiales y los cuádriceps. Para hacerlo:

  • Ponte a medio metro de un banco
  • Sube el banco con el pie derecho y empuja el talón
  • Cuando tengas el pie en el banco, sube la rodilla izquierda hacia arriba
  • Baja la pierna izquierda hacia abajo dando un paso hacia atrás desde el banco para llegar a la posición inicial
  • Cuando tu pierna izquierda toque el suelo con la derecha ve hacia atrás y toca el suelo con la rodilla derecha
  • Vuelve para empezar
  • Haz de 10 a 20 repeticiones

Estocada lateral

Este tipo de estocada va dirigida a la parte externa e interna de los muslos. Para hacerlo:

  • Ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros
  • Pon los brazos a los lados
  • Empieza con la pierna derecha y da un gran paso hacia un lado
  • Dobla la rodilla izquierda y haz como si estuvieras sentado en una silla
  • Levanta los brazos delante de ti para conseguir equilibrar tu cuerpo
  • La pierna derecha debe estar recta
  • Observa que tu pecho esté hacia arriba y tus glúteos hacia atrás y hacia abajo
  • No fuerces el movimiento, si no puedes hacerlo, para de inmediato
  • Si puedes hacerlo haz de 10 a 20 repeticiones en un lado y luego las mismas repeticiones hacia el otro lado

Estocada de reverencia

Esta estocada es sencilla de hacer aunque si sientes dolor (como en cualquier otro ejercicio) tendrás que parar y avisar a tu médico. Este ejercicio es ideal para trabajar los glúteos, aunque también trabajarás los cuádriceps y los isquiotibiales. Para hacerlo:

  • Ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros
  • Dobla los brazos delante de ti, tocando tus manos para mantener un buen equilibrio
  • Apoya tu núcleo y mantén el pecho hacia arriba
  • Dobla tu pierna izquierda y da un paso hacia atrás con la puerta derecha
  • Tu pie derecho se cruzará en diagonal detrás de tu
  • Haz una reverencia con tus piernas en esa posición
  • Mantén unos segundos
  • Regresa a la posición inicial
  • Haz lo mismo cambiando la pierna
  • Repite 10 veces por cada pierna

Sentadilla con pie en silla

Para poder hacer este ejercicio necesitarás una silla, un taburete o un banquito a una altura elevada para poder hacer esta sentadilla. Es un ejercicio que trabaja los glúteos, los isquiotibiales y los cuádriceps.

Si quieres forzar más y ejercitar la resistencia puedes usar una mancuerna de un peso ligero para sentir cómo tus piernas trabajan. Para hacer este ejercicio:

  • Ponte de espaldas a un banco o silla
  • La pierna derecha ponla en la silla o banco a una distancia de estocada hacia atrás
  • Con la pierna izquierda recta en el suelo pon tus brazos delante de tu con las manos agarradas para mantener el equilibrio
  • Mantén el pecho hacia arriba y baja hasta que toque la rodilla derecha en el suelo y el muslo izquierdo quede paralelo al mismo
  • Quizá tengas que ajustar el movimiento para mantener la forma correcta
  • Vuelve a ponerte en posición inicial y repite el movimiento
  • Repite de 10 a 20 veces
  • Cambia la pierna y vuelve a hacer lo mismo

También te gustará: Cómo acabar con la celulitis con estos remedios caseros

Trabajo de glúteos con el puente

Este ejercicio es ideal para trabajar los glúteos pero es importante que no ejerzas mucha presión y que si sientes dolor pares el movimiento inmediatamente.

Es un movimiento sencillo que requiere poca fuerza y que es potente para el trabajo de tu trasero. Podrás acabar la celulitis de tus glúteos con constancia y haciéndolo todos los días.

Si este ejercicio parece demasiado para ti, puedes probar a ponerte peso en el vientre para empujar la cadera con ese peso extra en tu abdomen. Para realizar el ejercicio:

  • Túmbate en el suelo
  • Dobla las rodillas
  • Apoya los pues en el suelo
  • Pon los brazos a los lados de tu cuerpo con las palmas hacia abajo
  • Empuja con los talones y levanta las caderas del suelo
  • Involucra el núcleo y siente como los glúteos y los isquiotibiales trabajan
  • Tu cuerpo debe formar una línea recta desde la espalda hasta las rodillas
  • Haz una pausa y aprieta los glúteos
  • Repite de 20 a 30 veces

Sentadillas con salto

Este movimiento es de impacto por lo que si no puedes hacerlo con salto, no te preocupes, la parte del salto la puedes omitir y hacer el resto de forma cómoda. El salto no es apto para personas que tengan problemas en articulaciones o que sean demasiado principiantes en hacer ejercicio. Para hacerlo:

  • Separa los pies a la altura de los hombros y pon los brazos a los lados
  • Haz una sentadilla como si te fueses a poner en cuclillas pero con la espalda recta y que las rodillas no avancen
  • Haz como si estuvieras sentado en una silla
  • Extiende los brazos delante de ti
  • Asciende y haz un salto bajando los brazos para que el movimiento sea más sencillo
  • Desciende suavemente y permite que tus pies aterricen primero con las puntas
  • Luego agacha de nuevo y repite
  • Haz 2 series de 15 repeticiones cada una

Isquiotibiales con pelota de pilates

Para realizar este ejercicio necesitarás una pelota de pilates de tamaño estándar. Parece siempre pero en realidad, aunque en el momento de hacerlo no sientas mucho esfuerzo, al día siguiente las agujetas te harán sentir todo el esfuerzo que has empleado. Para hacer el ejercicio

  • Túmbate boca arriba con una pelota de pilates debajo de las piernas (de rodillas hacia abajo)
  • Coloca los brazos hacia los lados con las palmas hacia abajo
  • Trabaja los glúteos y presiona tus caderas hacia el suelo para que tu cuerpo forme una línea recta
  • Presiona las piernas y pies hacia la pelota y gana estabilidad
  • Con los isquiotibiales mueve los talones hacia el trasero moviendo la pelota hasta que los pies estén planos encima de la pelota
  • Vuelve a la posición inicial y repite este movimiento
  • Realiza 3 series de 15 repeticiones

También puedes combinar estos ejercicios con la terapia de ventosas, aquí tienes mi experiencia o con el uso de masajeadores anticelulíticos como estos.

Más ejercicios generales para acabar con la celulitis

A continuación vamos a explicarte algunos de los ejercicios más generales para que también puedas incorporar en tu rutina diaria y que de este modo, tu celulitis esté cada vez menos visible en tu organismo.

De esta manera podrás tener un cuerpo mucho más saludable. No pierdas detalle:

  • Saltos de rana o burpees. Son flexiones con salto que parte de una posición de cuclillas. Coloca la manos en el suelo y con la cabeza recta mueve las piernas hacia atrás para hacer una flexión con el pecho. Repite el movimiento 15 veces a un buen ritmo.
  • Planchas. La plancha es mejor hacerla con esterilla aunque si el suelo no tiene características rugosas o peligrosas no siempre es necesario. Es un ejercicio muy completo. Solo tienes que tumbarte hacia abajo y con brazos doblados en el suelo mantén el peso de tu cuerpo mientras lo mantienes recto y con las puntas de los pies dobladas. Aguanta los segundos que puedas y repite 5 veces.
  • Plancha lateral. Siguiendo el punto anterior, la plancha lateral tendrás que estar tumbado de lado y apoya tu peso en uno de los brazos y levantas el pie contrario. Aguanta los segundos que puedas y repite 5 veces, después cambia de lado para trabajar la otra parte del cuerpo.
  • Sube y baja escaleras. Si no tienes escaleras cerca puedes hacerlo con un banquito o tabla, puedes subir y bajar al ritmo que prefieras. Sube y baja las escaleras a trote.
  • Mancuernas y pesas. Si tienes celulitis en los brazos, puedes usar mancuernas y pesas para trabajar los brazos realizando repeticiones y con ejercicios específicos para cada zona de tu brazo. Puedes hacerlo en casa, pero procura que el movimiento sea el correcto para evitar lesiones.
  • Flexiones. Las flexiones no son sencillas para todo el mundo, por lo que si no te sientes cómodo haciéndolas o te duele alguna parte del cuerpo, simplemente descarta este ejercicio. Para hacer las flexiones ponte en horizontal al suelo y apoya tu peso en tus brazos y pega los codos a tu cuerpo y los antebrazos en posición vertical. El cuello tiene que estar en posición neutra. Baja hasta tocar el pecho contra el suelo, vuelve a subir y baja. Recuerda mantener el cuerpo recto.

Conclusión

Como ves, son muchos los ejercicios que puedes hacer para poder acabar con esa condición de la piel que tanto te incomoda. Solo necesitarás constancia y mucha paciencia para poder conseguirlo.

Si crees que tu problema es demasiado grave, entonces será importante que acudas a tu médico y a un entrenador personal para que te ayude en el proceso.

Así que a partir de ahora, ya no tienes excusa, ahora serás capaz con estos ejercicios para eliminar la celulitis, el tener un cuerpo mucho más trabajado y una salud mucho más adecuada para ti. ¡Te sentirás mucho mejor tanto por dentro como por fuera!

Artículos relacionados
Todo sobre el aceite de CBD

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el aceite CBD? Si no sabes qué es o las propiedades que tiene, a Leer más

¿Cómo hacer un aceite corporal casero?

En el mercado actual existen muchos aceites corporales para todo tipo de pieles y es buena idea que aprendas a Leer más