Aceite de coco para desmaquillar la piel

aceite de coco desmaquillante

Los productos naturales están en pleno auge, de esto no hay duda.

La conciencia colectiva por mimar y cuidar de una forma más sostenible el entorno que nos rodea, también se ha instaurado en los cuidados cosméticos.

Sin embargo, aunque pensemos que esto es algo novedoso y actual, la realidad es que los cuidados naturales de la piel han estado desde siempre, de una forma u otra.

Como ya sabemos los egipcios fueron unos de los primeros. Esta antiquísima civilización ya lo tenía bien claro, siendo los cuidados corporales naturales, un aspecto más de su rutina de belleza cotidiana.

Incluso, se puede decir que estos cuidados, para ellos significaban algo más transcendental, siendo la limpieza  un sinónimo pureza.

Desmaquillar tu piel, un cuidado imprescindible

Hoy en día, este concepto espiritual ha quedado un poco difuminado, sin embargo según como se mire los cuidados más específicos, puestos en práctica de una forma constante, pueden llegar a ser verdaderos rituales.

Uno de estos cuidados, de los denominados imprescindibles, es el hecho de eliminar el maquillaje.

En esta ocasión, queremos hablarte de uno de nuestros desmaquillantes naturales favoritos, el aceite de coco, pero no antes sin contarte los motivos más relevantes por los que debes retirar el maquillaje, si o si.

¿Porqué es tan importante retirar el maquillaje de mi piel?

Aunque en un primer lugar, el gesto de desmaquillar la piel, pueda parecer algo insignificante, nosotras estamos convencidas  justo, de lo contrario.

El maquillaje que utilizamos cada día, es una herramienta, una ayuda para ensalzar o matizar y disimular ciertos aspectos de nuestra dermis.

El valor que le demos al uso del maquillaje, es algo completamente personal, ya que dependerá una elección propia.

Sin embargo, de lo que no tenemos dudas, es que cuando hablamos de desmaquillarnos si que existe una norma general, que debes seguir cada día: es importante que no te olvides de eliminar y retirar el maquillaje de tu piel, sin excepciones.

Como dato, si no desmaquillas tu piel, puedes llegar a ser cómplice de que tus tejidos no respiren de la forma correcta.

El motivo, es muy sencillo, junto con la suciedad que se acumula a diario en nuestra piel, los restos de maquillaje pueden sumar el plus perfecto de obstrucción y taponamiento, para nuestros indefensos poros.

Cuando hablamos de suciedad acumulada, estamos haciendo referencia principalmente a las secreciones propias de nuestra piel, como los restos de grasa o sebo, ocasionados por nuestro propio sudor.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que por desgracia, el oxígeno que compartimos a diario no cuenta con la pureza que nos gustaría.

Estas partículas contaminantes, también tienen cabida en este suma y sigue, por el que nuestra piel a veces quede completamente obstruida, con daños visibles.

Llegados a este punto, nuestro punto de partida debemos tenerlo muy claro: desmaquillar la piel es un acto que debemos ejercer de una forma muy constante, ya que la salud de nuestra piel está en juego.

Para continuar, a lo largo del artículo te hablamos de un desmaquillante totalmente natural y muy especial: el aceite de coco.

Apuesta por esta opción saludable: el aceite de coco

Para desmaquillar la piel podemos elegir entre diferentes opciones, de las que dependiendo de su calidad, lograremos resultados que nos ofrezcan un mayor o menor número de beneficios.

Entre las opciones más destacadas, con frecuencia es fácil no dar con la tecla y perderse en el mar de cosméticos. Para que quede claro que tipos de desmaquillantes son los más destacados, te lo ponemos fácil, solo tienes que hacer click en el enlace: tipos de productos que existen para desmaquillar.

Junto con estas opciones, encontramos una alternativa que te resultará muy válida y sobre todo muy cómoda que es la estrella protagonista de este artículo, el aceite de coco.

Conocido también por sus aportes alimenticios, en el aceite de coco encontramos una fuente de vitaminas muy necesarias para nuestra salud y nuestra piel.

Su extracción se realiza mediante presión en frío, de la pulpa que reposa en el interior del coco. Este dato, sobre como se extrae, es algo que no debes dejar en el olvido.

Nuestra recomendación principal es que te asegures que ha sido extraído mediante presión en frío, ya que las extracciones en caliente comprenden el uso de disolventes y esto repercute directamente en la calidad del aceite de coco.

Para reconocer que el aceite de coco ha sido extraído mediante primera presión en frío es muy sencillo: si hay una temperatura inferior a 24 º se mostrará como una textura sólida.

De lo contrario, si hay una temperatura mayor a 24 º, el aceite de coco se mostrará con un aspecto líquido.

Tras tener esto en cuenta, también será muy sencillo pasar de un estado sólido a líquido cuando el aceite se encuentre a una temperatura ambiente menor de 24 º.

Basta con extraer una pequeña porción del aceite y frotarlo, entre las yemas de nuestros dedos. Si necesitas una cantidad mayor, para incluirlo por ejemplo en una receta casera, también puedes optar por calentarlo al baño maría.

En este sentido, aprovechamos para darte a conocer unas cuantas recetas caseras para desmaquillarte con productos naturales, como el aceite de coco.

Probarlas, será el primer paso de una futura y amistosa relación, te lo aseguramos. Están todas a tu alcance, clicando en el enlace: cómo hacer un desmaquillante casero.

Los 8 mejores beneficios del aceite de coco

Una de las ventajas más apreciadas actualmente, muy característica del aceite de coco, es su don para mimetizarse con nuestro cuerpo y ofrecerle diferentes beneficios, desde un único producto.

Este carácter tan versátil, junto con su precio asequible, hacen que además de un desmaquillante excelente, este elixir de la naturaleza sea muy adecuado para cumplir con otros cuidados de la piel.

Los más reconocidos son:

  • Empleado como ingrediente en la cocina, el aceite de coco goza de una denominación muy especial, ya que se considera lo que llamamos como “superalimento”. Esto quiere decir, que se trata de un componente que reúne una serie de requisitos y cualidades muy beneficiosas para nuestra salud, un aporte extra de nutrientes.
  • Te encantará saber, que este aceite además de ser un buen desmaquillante, cuenta con capacidades para hidratar y nutrir los tejidos a conciencia.
  • Otro dato, no menos relevante, es que además se trata de un maravilloso agente anti-edad. Si las primeras arrugas y surcos, han comenzado a visitar con una mayor frecuencia la piel de tu rostro, el aceite de coco será un componente ideal para frenar su desarrollo y prevenir su aparición.
  • En este elixir destaca un componente, el ácido laúrico. Gracias a las cualidades del ácido laúrico dejaremos de lado la aparición de infecciones, debido a su carácter antimicrobiano y antibiótico. Por lo tanto, también será idóneo para lidiar con el exceso de grasa y sebo, previniendo problemas cutáneos, como el acné.
  • El aceite de coco es una fuente de vitaminas, contiene entre muchos otros nutrientes: vitamina B3, vitamina B5 y B6 y además vitamina E.
  • Si tu dermis luce congestionada o apagada, el aceite de coco dará como resultado tras su uso, un aporte extra de luminosidad.
  • Para evitar daños indeseados, esta sustancia natural también contempla y acoge a las pieles más sensibles. Gracias a su composición, tan suave, logrará calmar las irritaciones y molestias de los tejidos vulnerables y delicados.
  • Un dato más, a favor del aceite de coco, es que se puede aplicar en una zona repleta de complejidades: el contorno de ojos.

Antes de continuar, sumando como siempre beneficios para la piel, es importante que apuestes por un aceite de coco que contenga ácido láurico, ya que en ocasiones algunos aceites no lo contienen.

Tal y como te hemos comentado, este componente es esencial para prevenir infecciones.

Notaremos enseguida si nuestro aceite escogido contiene esta sustancia, ya que éste se mostrará siempre líquido, incluso si la temperatura es inferior a 24 º.

Aprende a desmaquillar tu piel con aceite de coco

aceite de coco para desmaquillar la piel

Como era de esperar, no debe faltar una serie de pasos y consejos, para desmaquillar tu piel como es debido con este producto natural, el aceite de coco.

Hacemos especial hincapié en esto de la aplicación, porque como ya sabrás se trata de un paso vital para el producto desmaquillante elegido, en este caso el aceite de coco, nos ofrezca al completo todas las virtudes que reúne.

Por si no lo tienes claro a estas alturas, limpiar y desmaquillar la piel aunque a simple vista pueda parecer lo mismo, realmente no lo es. Puedes despejar todas tus dudas, con la lectura de este artículo: ¿limpiar y desmaquillar es lo mismo?.

Retira el maquillaje en 5 sencillos pasos

Si hemos conseguido que te animes a utilizar e incluir el aceite de coco en tu rutina de cuidados, te aseguramos que no te arrepentirás.

Antes de comenzar, lo primero que debemos realizar es observar en qué estado se encuentra el aceite de coco, es decir, si este se presenta en estado sólido o estado líquido.

Si la temperatura se encuentra por encima de los 24 º, no tendremos “problema” ya que el aceite de coco mostrará su versión líquida, por lo que podremos utilizarlo directamente.

En el caso de que la temperatura ambiental sea inferior a los 24 º, realmente esto tampoco supondrá un problema, ya que al estar sólido el aceite de coco, con tan solo frotar una pequeña porción entre nuestros dedos, lograremos que se deshaga.

Si este gesto no termina de convencerte o te parece poco higiénico, otra opción es derretir el aceite al baño maría.

Dicho esto, sólo nos quedará aplicarlo mediante los pasos que te comentamos enseguida:

1. Comienza la aplicación, colocando una pequeña cantidad en un disco de algodón. No es necesario que incluyas mucha cantidad del aceite, ya que de lo contrario, obtendrás excedentes del mismo en el rostro.

2. Con el producto en el disco de algodón, iremos recorriendo todo el rostro, realizando movimientos con gestos circulares, para que así el maquillaje se diluya.

3. Continuaremos, deteniéndonos en una zona delicada con tendencia a sufrir irritaciones, el contorno de ojos. El procedimiento en este perímetro es el mismo, el único aspecto diferencial es que debemos masajear mediante círculos con un cuidado especial.

De este modo, con mucho cuidado, eliminaremos los restos de maquillaje, máscara de pestañas y delineador.

4. Finalizaremos, incidiendo y recorriendo con el disco varias zonas: la frente, las mejillas, la nariz, los labios y la barbilla. No olvides desmaquillar y limpiar el cuello y el escote.

5. Termina el proceso y añade en un nuevo disco de algodón agua micelar o tónico, que utilices de forma habitual. Así, lograrás cerrar de nuevo los poros y conseguirás refrescar tu piel.

Estos pasos que te proponemos, son los más básicos dentro de las diferentes rutinas que puedes añadir en tu día a día. Si quieres completar información al respecto, te dejamos a continuación, un artículo que te interesa: cómo desmaquillar la piel correctamente.

Los desmaquillantes de siempre, también funcionan

Nosotras, somos especialmente fans de las recetas naturales, pero entendemos que no todas/os disponemos del mismo tiempo, por ello también queremos comentarte antes de continuar, que puedes encontrar en el mercado opciones válidas para desmaquillar la piel.

De hecho, seguimos haciendo de puente, y te proponemos la lectura de un artículo muy recomendado, donde puedes encontrar los mejores productos para eliminar el maquillaje. Solo tienes que pinchar en este enlace: los mejores desmaquillantes.

Pero aún queremos dar un paso más y añadir, que tal y como hemos comentando inicialmente, existen diferentes tipos de desmaquillantes.

Muchas veces, por desconocimiento o falta de información nos quedamos con las primeras opciones que nos resultan cómodas y que cumplen más o menos nuestros requisitos y nuestras necesidades.

Pero…¿te has parado a pensar en algún momento si el desmaquillante que utilizas, realmente es el que aporta más beneficios a tu piel?.

Un consejo infalible, es que antes de decantarte por un producto para desmaquillar, conozcas a fondo todo lo que tu piel necesita.

Sabemos que eres la/el que mejor se conoce a sí misma/o pero…nunca está de más una segunda opinión y si es de la mano de un profesional en la materia, pues mucho mejor.

Tras conocer todas las virtudes y defectos que definen a tu dermis, lo mejor es aliarse con ella en lo que respecta a cuidados, ofreciéndole a la hora de desmaquillarte los productos más apropiados.

Tipos de desmaquillantes

Finalmente, no queríamos despedirnos y dejarte en vilo, sin saber cuales son los principales tipos de desmaquillantes que puedes encontrar, de una forma accesible, en el mercado o a través de Internet, de forma online.

Los más recomendados, desde nuestra opinión son los siguientes:

Bálsamos limpiadores

Una opción bastante recomendable, sobre todo si tu piel pide a gritos un plus de hidratación y nutrición, debido a la sequedad que presenta, son los bálsamos limpiadores.

Una de las premisas principales que acompañan a este tipo de desmaquillantes, es que su textura suele ser un poco más untuosa de lo normal, mostrándose incluso en algunas ocasiones con textura de manteca.

Esto será un beneficio como comentábamos, si tu piel es bastante seca, ya que de este modo podrás añadirle ese extra de hidratación que necesita.

Si te preocupa que la textura sea un poco densa, comentarte, que sólo con el calor corporal cuando la coloques entre las yemas de tus dedos, notarás de una forma inmediata como deshace.

Otro dato, con respecto a estos productos, con el que debes tener cierto cuidado, es que a veces el extra de hidratación puede convertirse en los bálsamos limpiadores, en un extra de ingredientes que saturan y obstruyen los poros de tu piel.

Tu piel debe respirar como es debido, por eso, para que esto no suponga un problema en tu rutina beauty, te recomendamos que antes de apostar por este tipo de desmaquillantes, te fijes detenidamente en que el producto escogido goza de ser no-comedogénico.

Por otra parte, también debes saber que algunos bálsamos, tal y como ocurre en cosmética, cuentan con un precio menos asequible.

Para ayudarte a decantarte por la mejor opción, hemos reunido en este artículo los mejores bálsamos. Es muy fácil, solo tienes que hacer un pequeño click en el enlace: los mejores bálsamos desmaquillantes.

Desmaquillantes al agua

Continuamos y avanzamos en la búsqueda del mejor desmaquillante, para hablarte en esta ocasión de uno de nuestros favoritos, los desmaquillantes al agua, en concreto, el agua micelar.

Para desmaquillar la piel, estas soluciones limpiadoras tienen en la actualidad muy buena acogida, las razones: sus beneficios, hablan por sí solos.

Uno de los aspectos más relevantes, que queremos destacar desde el inicio, es que este tipo de desmaquillantes, el agua micelar se puede aplicar en todo tipo de pieles.

Esto significa, que independientemente de cómo sea tu dermis, el agua micelar será bien recibida por tus tejidos.

Claro está que en el mercado vas a encontrar diferentes propuestas válidas, pero nosotras te aconsejamos que agudices tus sentidos, para optar sobre todo por un agua micelar que sea válida para cualquier tipo de piel.

También te aconsejamos, por continuar con las recomendaciones, que no adquieras cualquier producto. Fíjate en que el INCI (es decir, el listado de ingredientes) cumple con unos requisitos adecuados:

  • Cuente con pocos ingredientes, pero que éstos sean de muy buena calidad.
  • Entre estos componentes, brillen principios activos e ingredientes naturales, como por ejemplo, el extracto de gel de aloe vera, el extracto de avena o el extracto de manzana o jengibre, entre otros.
  • Elige un agua micelar que sea siempre apta para pieles sensibles y por lo tanto, estén testadas dermatológicamente. También apuesta por opciones, que sean hipoalergénicas y, por supuesto, no-comedogénicas.

agua micelar y aceite de coco para desmaquillar la piel

Más allá de nuestras pequeñas recomendaciones, sobre el agua micelar tenemos algunos datos más que te interesa saber.

Otro beneficio a destacar es que esta solución desmaquillante no solo te ayudará a eliminar el maquillaje, sino que también aporta limpieza al cutis, retirando también la suciedad acumulada en los poros.

Y si esto fuera poco, en el agua micelar además encontraremos un tercer beneficio, que notarás de inmediato ya que también cuenta con una actividad como tónico.

De forma inmediata tras su uso, sentirás como tu piel está mucho más jugosa y con una sensación de ligereza y frescura inigualables.

Otra garantía que ofrece este producto, es su capacidad para retirar el maquillaje más persistente, por lo que si eres fan incondicional del maquillaje waterproof, el agua micelar llegará a ser un poderoso aliado para ganar tiempo y cuidar al máximo tu dermis.

Llegados a este punto, ahora, seguramente entenderás porque esta opción, el agua micelar, nos interesa tanto.

Lo mejor, es que en un solo producto encontrarás un sinfín de cualidades, ahorrando tiempo, dinero y además, cuidando tu piel de una forma saludable.

¿Alguien da más?.

Desmaquillantes oleosos

Si pensabas que los desmaquillantes con una base al aceite, no son opciones aptas para desmaquillar tu piel, aquí estamos nosotras para desmentirlo, porque queridas/os desmaquillar tu piel con un producto oleoso es posible.

Por si aún no lo sabías, los desmaquillantes con una base oleosa nos ofrecen muchas garantías para eliminar de una forma muy adecuada el maquillaje resistente al agua.

Esto se debe, a que su textura grasa, facilita la tarea de retirar de la piel el maquillaje permanente, que como ya sabemos a veces resultar bastante complicado deshacernos de él.

De hecho, para seguir desmontando el mito que acompaña a este tipo de productos, puedes encontrar incluso opciones para eliminar el maquillaje si tu piel es grasa o mixta.

Si, esto es real, si el exceso de grasa o sebo te acompaña desde hace un tiempo, siendo en ocasiones un problema, estos desmaquillantes pueden ofrecerte soluciones efectivas.

Sólo tendrás que asegurarte que sean apropiados, adecuados, para tu tipo de piel.

Para que no pierdas ni un minuto de tu preciado y escaso tiempo, hemos elaborado un listado con los mejores aceites, productos oleosos, para desmaquillar tu dermis.

Los tienes todos aquí, en este enlace: los mejores aceites desmaquillantes.

Productos bifásicos

Seguimos ofreciéndote buenas noticias, ya que ha llegado el momento de presentarte otro producto básico e imprescindible para desmaquillar tu piel, los productos conocidos como bifásicos.

Si este nombre, te suena un poco a chino, solo tienes que detenerte unos segundos en la propia palabra, ya que como indica: bi hace referencia a dos y fásico hace referencia a fases, por lo que podemos decir, que se trata de un producto específico para eliminar el maquillaje que cuenta con dos fases principales.

Los diferenciarás del resto de productos, porque una de sus principales características es que cuentan con dos partes visiblemente diferenciadas por colores diferentes: por un lado un parte de agua y por otro, una parte de aceite.

Su funcionamiento es muy sencillo, sin embargo es imprescindible que conozcas previamente como deben usarse para evitar un uso incorrecto del mismo.

Por ello, solo tienes que agitar muy bien el producto antes de utilizarlo y cerciorarte que las dos partes, tanto la de agua como la de aceite, han quedado perfectamente homogéneas.

Para ayudarnos, como hemos mencionado, estas dos partes suelen contar con dos colores distintos, por lo que te resultará un paso previo muy sencillo.

Ya que puede aplicarse tanto en el rostro como el área del contorno de ojos, su uso es muy frecuente sobre todo para retirar la máscara de pestañas o el delineador, aplicado en los ojos.

Puedes encontrar opciones muy válidas y diferentes desmaquillantes bifásicos. Nuestra propuesta, te la dejamos en el siguiente enlace: los mejores desmaquillantes bifásicos.

Lociones o leches limpiadoras

Un producto que no falla, ya que su uso se incluye en nuestra rutinas desde nuestra más tierna adolescencia, son las lociones o leches limpiadoras.

En estos productos destaca la suavidad, de su textura cremosa, para retirar y eliminar el maquillaje de la piel.

La leches limpiadoras, suelen presentarse bajo diversas formulaciones, que suelen responder ante todo tipo de pieles, dependiendo de sus características.

Sin embargo, desde nuestra opinión, te recomendamos que apliques sobre todo una loción, en el caso de contar con una piel más seca, con falta y carencia de hidratación.

Su textura cremosa, te resultará idónea para sumar el aporte de nutrición que en tu dermis seca y deshidratada, escasea.

Necesitaremos siempre la ayuda de un disco de algodón para realizar una aplicación correcta de este tipo de producto desmaquillante.

Adquirir una leche desmaquillante que sea idónea, puede ser una tarea complicada si no tenemos una guía de referencia. Te ayudamos de nuevo, con un listado donde recopilamos las mejores lociones, para desmaquillar en profundidad tu piel.

Toma nota, toda la información, al completo, la tienes en el siguiente enlace: las mejores leches desmaquillantes.

Seguir un estilo de vida saludable = una piel impoluta

Nos despedimos, no sin antes recomendarte que sigas siempre un estilo de vida saludable.

Un secreto (a voces) para lucir una piel perfecta, es seguir una rutina de cuidados que no solo contemplen los aspectos externos, sino también los cuidados internos.

No olvides que un descanso reparador, de 8 horas, despierta tu energía y tu piel; llevar una alimentación cuidada, variada y saludable será un pilar para tu salud y tus tejidos; realizar ejercicio físico de una forma constante, relajará el estrés de tu mente y el de tu dermis, congestionada y apagada.

En definitiva, cuidarse desde el interior es la mejor receta, para que nuestra piel brille tal y como es.

aceite de coco producto saludable para desmaquillar

Artículos relacionados
Cómo hacer tu propio desmaquillante casero

¿Y si fuera posible realizar en casa tu propia cosmética casera? seguro que esta pregunta, te la has formulado más Leer más

Qué tipos de productos existen para desmaquillar

A diario, nuestro ritmo de vida (en ocasiones, un poco frenético) nos exige que nos detengamos en ciertos asuntos, que Leer más